Versión desktop Versión móvil

La moda del complemento

Leticia Medina

Hasta más de medio centenar de firmas se desarrollan en franquicia en el sector de los complementos, permitiendo a los emprendedores entrar en la moda por una asequible inversión. Las franquicias de complementos permiten a los emprendedores acceder al sector de la moda con una inversión más asequible que la que requieren las tiendas de ropa. Las más de 50 marcas que operan en el sector de los complementos y los accesorios de moda crecen en un mercado en el que es clave saber desarrollar las estrategias adecuadas para seguir estando entre las opciones de compra de los consumidores. De media, la inversión de estas franquicias es de unos 46.000 euros, aunque varía en función de la marca. Los locales en los que se ubican tienen una media de 50 metros cuadrados y tienen que situarse en ubicaciones céntricas y con un elevado tránsito de gente. El emplazamiento en el que se encuentran estas tiendas es muy importante, debido a que en muchas ocasiones la compra de estos artículos es una compra impulsiva. El margen de beneficio operativo de este negocio oscila alrededor del 35%.
El consumidor reduce su gasto, pero en un momento en el que la imagen personal es tan importante, los complementos de moda permiten mejorar la vestimenta con una reducida inversión: un bolso, unos pendientes, un foulard o un broche pueden servir a hombres y mujeres para renovar su vestuario con un presupuesto asequible.

Diferenciarse y destacar

El elevado número de marcas que operan en este sector lo convierte en un mercado con una gran competencia. Y para responder a la exigencia del consumidor, las enseñas tienen que diferenciarse de la competencia. La buena relación calidad-precio es una de las claves, como lo es también la especialización.
Aunque es verdad que las marcas cuentan con una amplia variedad en su oferta, muchas enseñas apuestan por especializar su producto, ya sea en función del precio, del público al que se dirigen o el tipo de accesorios que comercializan. El Tocador de la Novia, por ejemplo, se aleja de otras marcas ofreciendo un amplio surtido de complementos nupciales. Todoa2 opta por especializarse bajo el factor precio: todos sus accesorios se caracterizan por tener un precio de dos euros. 71Settantuno, en cambio, se especializa en los bolsos. Createsse, por si lado, se queda con la bisutería creativa, permitiendo a sus clientes ‘fabricar’ sus propias piezas y accesorios.

Rotar y variar
Otra de las claves para provocar la compra compulsiva y repetitiva es la rotación de la oferta. Las marcas apuestan por ofrecer nuevas referencias de manera constante, de modo que sea posible sorprender al público y conseguir que cada vez que el cliente entre a la tienda, encuentre nuevos productos. Aïta es el ejemplo, que renueva semanalmente su oferta de sus tiendas, introduciendo novedades en su oferta

Dinamismo del sector
Son muchas las marcas que operan en este sector. Tino Gonzalez, Di Piu Milano, Cuplé, Aïta, Calzados Pradas, Bijoux España, Chesco, El Caballo, Eva Alfaro... Y en los últimos meses, se han sumado a todas estas unos cuantos nombres más: Se estrenaron en la franquicia durante 2009 marcas como El Tocador de la Novia, cadena pionera de especialistas en complementos nupciales en franquicia; Igual, que ofrece alta bisutería y complementos inspirados en las grandes marcas, materiales y acabados de alta calidad pero con unos precios muy asequibles. También lo hicieron Gali Gali, Todoa2 o Dreams, entre otras.
Esto da muestra del dinamismo que presenta este sector, que incorpora nuevos actores de manera constante, haciéndolo evolucionar. La baja inversión es uno de sus atractivos, como lo es también la compra compulsiva de sus productos, sus precios asequibles y la amplia variedad de marcas entre las que escoger y entrar en el mercado de los complementos de moda.

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com