Versión desktop Versión móvil

Calzedonia abrirá cien tiendas en España

| 16/08/2010 | 18:28

La situación económica de España no asusta a la franquicia Calzedonia . La empresa italiana de medias y bañadores desea ampliar su red de tiendas en territorio nacional y tiene previsto para los próximos tres años abrir 100 nuevos establecimientos. Las oportunidades de negocio en esta época son para quienes saben aprovecharlas.

Así lo ha informado a EXPANSIÓN el fundador y presidente del grupo transalpino, Sandro Veronesi. “Queremos completar nuestra red comercial en España, que es nuestro segundo mercado después de Italia”, explica Veronesi.

Hasta ahora, Calzedonia ha instalado 259 tiendas, así como 80 puntos de venta de Intimissimi y 12 de Tezenis, que pertenecen a la compañía. La firma italiana se ha puesto un plan de desarrollo para que dentro de un plazo de cinco años logre triplicar el número de locales españoles de Intimissimi.

En cambio, por el momento no hay nada previsto para hacer lo mismo con Tezenis, que en nuestro país se encuentra todavía en fase experimental. El ritmo de crecimiento dependerá de la evolución del mercado inmobiliario español, que a pesar de la crisis mantiene los precios bastante altos. “Considero que los precios de locales no han bajado lo suficiente”, afirma Veronesi, “y debemos encontrar unos alquileres compatibles con nuestra mercancía, que tiene un margen de ganancia bastante limitado”.

Pilares del éxito
Veronesi es optimista respecto al futuro: “En veinticinco años de actividad en el sector nunca he visto grandes oscilaciones por factores macroeconómicos. Los cambios han estado más bien vinculados a la evolución de la moda”.

Calzedonia ha sido una de las empresas italianas de ropa que mejor ha resistido la crisis. En 2009, las tres marcas de la compañía sumaron unas ventas de 1.600 millones.

El empresario explica que “el éxito de mis empresas está basado en los siguientes pilares: la innovación del diseño y de los materiales del producto; el precio, ajustado a la calidad ofrecida; el proceso de producción, que seguimos minuciosamente en nuestras centrales de Italia, Europa del Este y Sri Lanka y, por último, las tiendas, que son nuestra carta de presentación y nuestra imagen”.

Inversión para el futuro
Cada año Veronesi destina un 5% de la facturación a la investigación e innovación y otro 8% a la comunicación. A su vez, en España ha comenzado una campaña publicitaria para promover sus productos y hacerlos conocer a una clientela más amplia. “Es durante las crisis que se llega a saber cómo mejorar la organización de la empresa”, dice.

Su último gran movimiento ha sido la lucha por la adquisición de una cuota mayoritaria de Falconieri, empresa que produce cachemir. Ha abierto ocho tiendas de esta marca en Italia y tiene previsto aumentar el número a 20 durante este año. Veronesi desea producir ropa de cachemir “igualmente bonita pero que no cueste una locura”, imitando de este modo el modelo que ha causado el éxito primero en Calzedonia y después en Intimissimi y Tezenis.

Además de consolidarse en España, Veronesi desea crecer también en Francia, donde abrió una primera tienda a finales del 2009 y en Alemania, donde espera llegar pronto. También se está haciendo clave el desarrollo en Rusia y otros países del Este.

Veronesi, que hace más de dos décadas abrió una tienda de medias, gobierna hoy un imperio con 1.400 puntos de ventas en Italia y 1.100 en el extranjero. Espera poder seguir ampliándolo.

Según se indica en Expansion.com

 

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com