Versión desktop Versión móvil

La cervecera apuesta por su marca propia y la ecología

Heineken frente a la crisis

Redacción Infofranquicias | 10/01/2011 | 13:13

La marca mantiene una posición de liderazgo en la mayor parte de sus más de 30 referencias y no contempla fabricar en el futuro cerveza para la marca de la distribución.

En la actualidad, la política del grupo multinacional se concreta en dos ejes: por un lado, el desarrollo de unas políticas de producción y distribución respetuosas con el medio ambiente, con la aplicación a nivel estatal de un plan nacional de asignación para la reducción de emisiones, y por otra parte, su reafirmación por la marca propia frente a la crisis y al auge de las marcas de la gran distribución.

Heineken ocupa una posición de liderazgo en la mayor parte de sus más de 30 referencias. El grupo no ha fabricado ni, según sus responsables, producirá en el futuro cerveza para la marca de la distribución. Para los directivos de la cervecera, su política no ha pasado ni pasará por banalizar un producto, sino por tratar de dar al mismo un mayor valor, cualquiera que fuera el punto de venta. En esta línea, el grupo ha reforzado su estrategia para el desarrollo de nuevos formatos, de nuevos productos como el Cruzcampo Gran Reserva y el compromiso para no utilizar materias primas transgénicas

Heineken es uno de los grupos líderes en el sector cervecero en el mundo, con 140 fábricas en 70 países, 75.000 empleos y una producción de 200 millones de hectolitros. En España, la empresa es líder en facturación con 1.100 millones de euros y el segundo grupo en la producción con un volumen de entre 10 y casi 11 millones de hectolitros, con un beneficio bruto de 170 millones y un resultado neto de 114 millones.

La multinacional cervecera optó por el mercado español hace ya casi 30 años y desde su desembarco ha desarrollado una política donde ha compaginado la tradición cervecera de grupos nacionales con su capacidad de innovación. En 1984, Heineken adquirió la empresa El Águila, en el sector desde 1903, y en 2000 completó su presencia en España con la fusión con la sevillana Cruzcampo. Ello ha supuesto que a la oferta de marcas internacionales del grupo se hayan incorporado referencias históricas en el sector cervecero español.

De la facturación del grupo, aproximadamente el 65% corresponde a la hostelería y la restauración, y el 35%, a la demanda alimentaria para consumo en los hogares. En la restauración, prácticamente el 100% de las ventas corresponden a un producto marquista. La crisis en la restauración ha supuesto para el grupo una caída en las ventas en este segmento del 5%.

V.M. El País.

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com