Versión desktop Versión móvil

Spaten, la cervecería alemana, apoya a Table Beer en su comienzo como franquicia

| 05/07/2004 | 0:58

Spaten, recientemente adquirida por el grupo Interbrew, apoyará al desarrollo de Table Beer, que pone en el mercado una nueva fórmula de cervecería self service.

La idea de Table Beer parte de un estropicio. En concreto, "de la visita a un bar que tenía los grifos rotos y girados, de tal forma que los amigos se podían tirar la cerveza sin necesidad de entrar en la barra", cuenta el director de Expansión y fundador de la cadena, Raúl García. Así, con el proyecto de trasladar los grifos fuera de la barra rondando la cabeza, García y sus socios en el negocio le dieron forma técnica a la idea en Table Beer, una cervecería que coloca en cada una de las mesas un tirador de cerveza.

Esta operación permite a los clientes del bar tirarse toda la bebida que quieran ellos mismos eso sí, pudiendo controlar su sed a través de unos contadores visibles para todo el mundo. Aunque García reconoce que situar los tiradores fuera de la barra es complejo y requiere un gasto "siete veces mayor que el de una cervecería normal", también se apresura a señalar que el consumo es mucho mayor. "Una cervecería de barra tira entre cuatro a cinco barriles a la semana, diez o doce si es muy buena, mientras que nosotros tiramos 16 barriles, casi cuatro veces más que una cervecería normal".

A ello ayuda que se pasa de contar con uno o dos puntos de venta a contar con un mínimo de doce (para un local de 80 metros cuadrados) lo que, "supone facturar siete veces más que una cervecería normal" ya que aporta una mayor rentabilidad a iguales metros cuadrados. Además, a esto hay que sumar el consiguiente ahorro en personal al casi eliminar la figura del camarero. Otra ventaja la apunta el responsable de la enseña no existe merma del producto, "no te van a devolver una caña mal echada porque se la tira cada uno".    

Table Beer inicia ahora su desarrollo en franquicia porque "nos lo han pedido nuestros propios clientes, ellos nos dieron esta idea", indica García. Un plan de expansión para el que contarán con la ayuda de la cervecera alemana Spaten que "cree tanto en este negocio que esta dispuesta a apoyar a los franquiciados a cambio de un consumo, se hace una provisión de consumo y Spaten adelanta los descuentos", indica el director de Expansión de la marca, quien apunta que en ningún caso Spaten tomará una participación en la franquiciadora.

Según el plan de desarrollo de la cadena, el objetivo es realizar la apertura de entre seis y siete cervecerías al año, con la previsión de alcanzar una veintena de establecimientos operativos dentro de tres años.

La inversión necesaria para la puesta en marcha de este negocio, que se establece en un mínimo de 80 metros cuadrados para un total de doce grifos de cerveza, es de 148.000 euros, cantidad en la que se incluye el canon de entrada. El plazo de amortización de este gasto, según las cifras que aporta la compañía madrileña, se ha establecido en 2,4 años. Por otro lado, la central establece zonas de exclusividad y los locales deben estar ubicados en una planta a calle o en centros comerciales. El perfil del franquiciado de Table Beer se corresponde con una persona con capacidad de autogestión y busca tanto el franquiciado inversor como el gestor.

La Gaceta de los Negocios Julio 2004

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com