Versión desktop Versión móvil

El sector supera la crisis

Moda para niños 'made in Spain'

L.M.

Las cifras se recuperan y la facturación del sector aumenta. La moda infantil española ha sabido comportarse en épocas de crisis y las 30 cadenas en franquicia que operan en el mercado buscan, con entusiasmo, nuevos emprendedores que sumar a sus redes.

Balance positivo”, “el final de la crisis”, “un año bueno”, “mejoras en la facturación”… Existen brotes verdes en el sector de la moda infantil y son varias las cadenas del sector que así opinan. Algunas marcas notan un avance en las ventas, una pequeña recuperación para un sector que, al menos, ha dejado de experimentar bajadas. “Para nosotros el año 2010 ha sido el final de la crisis. A partir de verano, notamos una reactivación en el mercado y ya estamos en cifras pre-crisis” explica Idoia Kemmer, responsable de Expansión de Franquicias de Bóboli. “No podemos decir que la crisis nos haya castigado de forma contundente y no podemos decir, tampoco, que las ventas nos hayan bajado en relación a pasados ejercicios, sino que el crecimiento no se está produciendo al mismo ritmo ni velocidad que hace un par o tres de años”, añade Lluis Banús, responsable de Expansión de Canada House.

La ropa infantil se sitúa como un producto de necesidad aunque la contención del gasto está todavía presente. Los hábitos del consumidor han cambiado. La compra por placer, por impulso, es menos habitual, lo que afecta a la facturación de las cadenas.  Pero aún así, se habla de mejora. La Asociación Española de Productos para la Infancia (ASEPRI) destaca el crecimiento que el sector ha experimentado en 2009. La facturación aumentó un 6,33% respecto al año anterior, alcanzando los 989 millones de euros. Las exportaciones, a su vez, aumentaron un 8,4%, hasta los 260 millones de euros. Cifras positivas registradas ya en 2009. Y al cierre de esta edición, eran muchas las marcas que prevén otra mejora en 2010. Otras fuentes, como la consultora DBK, pronosticaban una bajada del 2% para el recién terminado año.

Disparidad de opiniones entre diferentes actores del sector, pero lo que sí afirma la ASEPRI es que el consumo de moda infantil es el último que se contrae en épocas de crisis y el primero que se recupera. “Habría que diferenciar entre subsectores, hay algunos dentro del textil infantil que sí han notado la crisis. Depende sobre todo de la relación calidad-precio-diseño del producto y del canal de distribución. Existe una gran diferencia entre cadenas y tiendas independientes que se suministran en el canal tradicional de distribución”, opina Magda Marín, gerente de Chiquiboy.

Los emprendedores, interesados
Las cifras del sector mejoran, las bajadas son menos acusadas, hay quien nota una reactivación del consumo y los emprendedores se interesan más por las franquicias de este sector a la hora de plantearse sus inversiones. En el portal de franquicias Infofranquicias.com las cifras lo confirman. En 2010 (datos de enero a noviembre), el número de formularios enviados a las franquicias del sector por parte de posibles inversores, interesándose por el negocio, aumentó mes a mes, superando las cifras de 2008 y 2009. Desde antes de la crisis no se detectaba tal interés por el sector. Y dentro de la página web, el de la moda infantil es el sector que más interés despierta. “Hemos experimentado un incremento de solicitudes del 71% con respecto a la media de los últimos años. Cosa previsible debido a que la franquicia no deja de ser una solución alternativa al desempleo actual”, explica Lluis Banús, de Canada House.
El perfil de emprendedor en este sector responde a dos tipos: por un lado, emprendedores que buscan un autoempleo, mujeres preferiblemente en la mayoría de casos, a las que les guste el mundo infantil y el trato con el público.

Made in Spain
España se posiciona como el primer exportador de moda infantil de la Unión Europea. No existe un solo continente en el que, en 2009, la moda infantil española registrara cifras negativas. Y es que este sector español se ha convertido, según Vicente Mompó, presidente de ASEPRI, en un referente mundial. Según la ASEPRI, el 69,5% de empresas españolas de moda infantil vende en cinco o seis países de media. Las exportaciones subieron en 2009 en España un 8,4%, representando una cifra de negocio de 260 millones de euros. Esto significa el 26,25% de la facturación total del sector. Y las previsiones son que en 2010 estas cifras mejoren: tal y como afirma dicha asociación, las exportaciones podrían haberse duplicado en 2010 frente a las ventas nacionales.

Todas estas cifras son prueba de que la moda infantil española está más que aprobada en internacionalización. “Estos buenos números se han conseguido gracias a una buena política de internacionalización de las empresas y la búsqueda de seguridad, el diseño, la innovación y la calidad de sus colecciones”, detalla Mompó.


Los mejores destinos

Europa es el principal mercado para la industria española y dentro del territorio europeo, Italia, Portugal, Reino Unido y Francia son, según la ASEPRI, los destinos más importantes. Alemania, Grecia, México, Estados Unidos, Rusia o Irlanda son otros mercados importantes para la moda infantil española, como lo son también otras zonas que registran un destacable repunte en la demanda, como Asia y Oriente Medio, con altas tasas de crecimiento.

Y es que en tiempos de crisis, el sector español de la moda infantil ha sabido apostar por la internacionalización de sus enseñas, situándose por delante de otros exportadores como Italia, Francia o Alemania.

Muchas franquicias operan ya en el mercado mundial y otras muchas que aun no están presentes fuera de España se lo plantean firmemente. Canada House es uno de estos ejemplos: “Somos conscientes de que en el exterior existen oportunidades interesantes en algunos países emergentes de Asia, Sudamérica, Oriente Medio y algunos países de Centro Europa, pero creemos que aún nos queda camino que recorrer en el mercado nacional. Aun así, estamos estudiando la posibilidad de entrar en la República Checa a través de un masterfranquiciado a finales del primer semestre de 2011”, detalla su responsable de Expansión.

La franquicia
Existen 30 marcas dedicadas a la moda infantil que crecen dentro del sector de la franquicia en nuestro país. Marcas que registran cifras positivas y que se caracterizan por su inversión, más asequible que otros sectores de retail. De media, se requieren unos 70.000 euros iniciales para montar una franquicia y los locales que se necesitan giran en torno a los 70-80 metros cuadrados (en función de la marca).
 
El sector de la moda infantil resurge con fuerza para dar respuesta a un mercado que demanda sus productos. Las marcas españolas triunfan fuera de España pero también encuentran acogida dentro de nuestras fronteras. Para emprender en franquicia y contar con el know how de experimentadas marcas, existen 30 cadenas que ofrecen  a los emprendedores la oportunidad de crecer con un negocio que se consolida. 
 

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com