Versión desktop Versión móvil

Hablamos con Pau García-Milà

El nuevo héroe de la empresa

L.M.

Tiene 24 años y dirige una empresa que está presente en 71 países. Es uno de los fundadores de eyeOS, su director general y la cara visible de este proyecto nacido en 2007 en un pueblo de Barcelona, Olesa de Montserrat, y que hoy compite con grandes como Google o Microsoft.

Motivación, positividad, entusiasmo, juventud, futuro, emprender… Desde sus 17 años, edad a la que junto a  Marc y José Carlos creo el embrión de lo que hoy es eyeOS,  EyeOS es un escritorio virtual multiplataforma, libre y gratuito, basado sobre el estilo del escritorio de un sistema operativo. Hoy existe un mercado entorno al conocido como cloud computing. Un mercado del que los creadores de eyeOS fueron pioneros.
 

Historia de eyeOS
El origen de eyeOS se encuentra siete años atrás. Pau y su amigo Marc Cercós no paraban de idear proyectos en Internet como excusa para aprender a programar y diseñar. Un periódico digital sobre su pueblo, un servicio de creación de páginas web, juegos online… Y entre todos aquellos proyectos, surgió eyeOS. “Olesa de Montserrat está en pendiente. Marc y yo vivíamos bastante separados. Cuando uno de los dos iba a casa del otro para trabajar, tenía que subir o bajar una cuesta durante diez minutos. El problema venía cuando te olvidabas un archivo en la otra casa, lo que significaba tener que deshacer el camino y luego regresar. Afortunadamente, por aquel entonces los pendrives tenían muy poca capacidad de almacenaje. Con uno de estos discos duros portátiles que existen ahora no habríamos tenido un problema y, por tanto, no nos habríamos preocupado de buscarle solución”,explica Pau. Ante esta situación, los dos amigos trataron de hallar una respuesta al problema y se preguntaron “¿Por qué no creamos algo que nos permita dejar nuestros archivos en Internet y recuperarlos desde la casa del otro (¡o desde donde sea!)?” Ese fue el embrión del proyecto que más tarde llamarían eyeOS.
Hoy, su equipo, formado por 35 personas, tiene una media de edad de 25 años. Sin duda, una  empresa joven. Pero no por ello inexperimentada. ¿Su futuro? Se muestra alentador...
 

Infofranquicias.- Miras hacia atrás, cuando empezabais a sentar las bases de lo que hoy es eyeOS. ¿Podías imaginar en aquel momento donde acabaríais llegando?
Pau García-Milá.- No. Era imposible. Entre lo que era mi objetivo en la vida con eyeOS y lo que ha pasado hay una diferencia de un país entero. En cinco años han pasado muchas cosas. Recuerdo lo que nos ha costado, lo que hemos sufrido, los éxitos, los problemas…Supimos adelantarnos a lo que vendría, si no hubiéramos fracasado.
 

I.- Os adelantasteis. Porque con EYEOS inventasteis un mercado. En aquel entonces, nadie hacía lo que vosotros y poco después, empresas como Google o Microsoft empezaron a hablar del cloud computing. ¿Cómo sienta eso?
P.GM.-Queda un poco presuntuoso decir que inventamos un mercado… Por aquel entonces, nosotros queríamos hacer un sistema operativo en una página web y nos dijeron que eso no era posible, que no existía nada igual. Estaba bien que no existiera nada parecido pero lo difícil era que no había un espacio para que existiera... Nos decían que los ordenadores cada vez eran más potentes, con discos duros de más capacidad y nosotros, con nuestro proyecto, lo desaprovechábamos todo. Nos repetían: “Esto no va a triunfar nunca”. Pero nosotros confiamos en nuestra idea y poco después apareció el llamado cloud computing. Esto nos favoreció mucho para poder tener una empresa de verdad.
Por una parte nos dio rabia, porque pensamos que llevábamos tiempo defendiendo algo que ahora todo el mundo iba a defender. Pero por otro lado, fue algo positivo, porque el hecho de que otros lo hicieran nos permitía trabajar más. Se creó un espacio para trabajar en ello. De hecho, en las grandes presentaciones mundiales de nuevos productos parecidos al nuestro, es donde más margen hemos tenido y más hemos disfrutado, es donde hemos podido presentar nuestro modelo como una alternativa a los grandes.
 

I.- Precisamente eso es lo que sois, una alternativa a las grandes empresas que desarrollan productos de cloud computing. Situados como esa alternativa, ¿en cuantos países estáis ya?
P.GM.- En 71 países –y sube sin parar-. Como proyecto somos muy grandes pero como empresa aún somos pequeños. Para posicionarnos como alternativa, lo que hicimos fue buscar una diferencia. Si no podemos competir con un gigante, busquemos algo que nos diferencie. En nuestro caso era muy fácil. El modelo de los grandes se basa en “yo te doy un servicio pero tú me das tus datos”. Es decir, si tu quieres usar, por ejemplo Google Docs, tienes que enviarles tu información, trabajas en sus servidores y ahí se queda tu información. En nuestro caso, cada cliente puede instalar toda la infraestructura dentro de su oficina, de modo que la información nunca sale de allí. Hay cierto tipo de clientes que no pueden o no quieren mandar su información fuera, grandes empresas, bancos, administraciones públicas… algunos porque no pueden por Ley y otros porque no quieren. Ya tenemos clientes como IBM, Telefónica, La Generalitat de Catalunya, Orange…
 

I..- Vosotros empezasteis pidiendo financiación al banco. ¿Cómo continuasteis? ¿Dónde habéis encontrado la financiación que necesitabais?
P.GM.-Empezamos con un crédito de 40.000 euros de La Caixa. Pasamos de 40.000 a 100.000 euros y de 100.000 a 200.000 euros. A principios de este año, entró Michel Kisfaludi, como nuevo consejero delegado. Michel fue director general de Deutsche Bank en España bastantes años. Con su entrada, empezamos a buscar financiación privada y hace unas semanas cerramos una ronda de financiación de dos millones de euros.
 

I.- ¿Y a qué dedicaréis principalmente esta financiación?
P.GM.-El objetivo es sacar este año un nuevo producto para empresas: eyeOS Professional. Y empezar su internacionalización.
 

I.-¿Dónde le recomendarías pedir información a un emprendedor con un proyecto?
P.GM.-Primero al banco y después a inversores privados. A la familia nunca. Al menos a mí  no me gusta involucrar a la familia… Si va mal, ¡les tienes que ver cada día! Mejor que te deje el dinero alguien que no vas a ver… -risas-. El banco es siempre la primera opción. Si no eres capaz de convencer a un banco de que te preste el dinero (que te va a pedir un interés del 7%-11%), ¿cómo vas a convencer a alguien para que te de dinero que te pide un 700% de interés, que es lo que piden los inversores privados? Si tu mismo no te fías de tu propia idea lo suficiente como para jugártela ante el banco, es muy poco probable que un inversor se juegue su dinero por tu idea.
 

I.- ¿Crees que a través de ayudas públicas es posible sacar adelante un proyecto?
P.GM.-Las ayudas públicas llegan cuando puedes demostrar que nos las necesitas para sobrevivir. Es como los premios: los premios en metálico te llegan cuando ya hay una trayectoria demostrada.
 

I.- ¿Pensaste alguna vez abandonar ante las críticas?
P.GM.-Yo, cuantas más críticas y más duras, más me crezco, más ganas de que esto salga adelante. Auqnue está claro que a veces nos han dolido.
 

I.- ¿Crees que falta cultura emprendedora en España?
P.GM.-Sí. Falta la virtud en sí misma aunque es un poco tópico. Claro que hay emprendedores. Pero al final, que hayan pocos, es fantástico para los  que quieran empezar cosas ya que, por el hecho de emprender, van a ser distintos y lo tendrán mucho más fácil para acceder a ciertos entornos a los que sería imposible acceder en otros países: premios, reconocimiento, revistas….
 

I.- Si piensas en tal y como está la sociedad, la economía, el país... ¿Crees que el gobierno podría hacer algo para fomentar una actitud emprendedora?
P.GM.-No debería politizarse el hecho de emprender. No veo positivo que haya partidos que utilicen el argumento de los emprendedores. Prefiero que no se metan. En mi opinión, lo que deben hacer es hacer relucir al país, conseguir que la UE no rescate a España, que nosotros ya haremos lo demás. Imagina que una empresa francesa tiene que contratar a una empresa de tecnología, si hoy tiene que escoger entre una empresa española y una griega, escogerá a la española, porque en Grecia la situación es peor. Si nos rescata la UE y dentro un tiempo tienen que escoger entre una empresa española y una de Rumanía, escogerán a la de Rumanía por la misma razón. Es un país más pobre, sí, pero la foto que verán en los periódicos sobre España será la de la policía pegándose con la gente, como pasa con Grecia. Y eso no da seguridad. El objetivo del Gobierno tiene que ser que esto no pase, que el país esté tranquilo, que reluzca hacia fuera para que entre dinero a las empresas. Ahí es donde ayudan a los emprendedores.
 

I.- Muchos te ponen como el ejemplo perfecto de joven emprendedor. El Príncipe de Asturias te halaga en el prólogo de tu libro. Felipe González hace lo mismo en el epílogo, diciendo de ti que eres “el símbolo del espíritu emprendedor”. ¿Cómo recibes todos estos comentarios?
P.GM.-Es que no me considero ejemplo de nada. Muchos dicen que lo soy, pero el mundo emprendedor no admite, o no necesita, portavoces. La parte bonita de todo esto es que sirves de ánimo para muchos por el hecho de decir las cosas con ganas. Y eso es muy satisfactorio. Pero me sorprende porque pienso que no es para tanto… Mucha gente busca una excusa para ser optimista y si yo soy la excusa, encantado. Pero cuando dicen que yo represento a algo… ¡si soy un desastre en muchas cosas!
 

I.- Desde que empezaste con eyeOS, ¿ha cambiado para ti el significado del éxito?
P.GM.-Cuando empecé, mis metas eran cosas muy puntuales, por ejemplo, que eyeOS estuviera en más de 30 países. Hay una parte de cosas que sí han pasado. Ahora, para mí el éxito es no bajar de tamaño, no bajar de los 35 trabajadores que hoy somos en la empresa. Si seguimos siendo 35, sentiré que hemos tenido éxito, pero si en un año somos 34 pensaré que hemos fracasado. ¡Si pienso en el super éxito, sería ser 200! Pero me estresa mucho más pensar que podríamos ser 34 que no el conseguir ser 200.


I.- Hablas en tu libro del peligro de morir de éxito. ¿Cómo controlas tú tu ego?

P.GM.-Mi compañero Jordi Colell y mis padres me ayudan. Es algo me repiten mucho: Pau, ¡que no hay nada hecho, que está todo por hacer! Hay cosas que sólo te pasan una vez en la vida y a mí ya me han pasado. Pero me quedan 10.000 cosas por hacer…
 

I.- Dinos una…
P.GM.-¡Me queda todo por hacer! ¿Sólo una cosa? Triunfar.
 

I.- ¿Más?
En serio, ¡que no hemos triunfado nada! eyeOS es un proyecto grande pero aún es una empresa pequeña, que compite con los grandes. Fuimos los primeros, ahora queremos ser los mejores. Hay una diferencia. A nivel empresarial, nos falta mucho por hacer
 

I.- ¿Te queda tiempo libre?
P.GM.-El fin de semana también hago un programa de radio, llamado Empenta, en COM Radio, lo que también me quita mucho tiempo… Pero existe lo que la gente ve de mí y, después, la realidad.  Tengo una vida normal, visto normal, hago el tonto, soy un poco desastre, me divierto con mis amigos… Mis amigos me dicen que la imagen que se está creando de mí es un poco mito…

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com