Versión desktop Versión móvil

Coyote Ugly, noches al rojo vivo


Coyote Ugly, noches al rojo vivo Música a todo gas, atrevidas coreografías, espectáculo en directo y mucha espontaneidad… todo ello a cargo de unas camareras muy versátiles: las ‘Chicas Coyote’. Los locales Coyote consiguen un ratio de consumo un 30% superior a la media y un ambiente donde las protagonistas son las chicas sobre la barra. Ahora extienden su concepto de negocio.

Al ritmo de las últimos éxitos que suenan en la radio se mueven tres chicas en lo alto de una barra, mientras un público entregado las sigue al compás, sin bajar el ímpetu ni el consumo… El ambiente caldeado, la expectación, el saberse diferentes, por no decir únicos, y la calidad de sus establecimientos han hecho que las noches de diversión tengan un valor diferencial: los bares Coyote Ugly. Amparados por el éxito de la película del mismo nombre y como idea cogida al vuelo por el responsable de la cadena, Christian Llauradó, los establecimientos del Bar Coyote Ugly, han conseguido en poco tiempo erigirse como la alternativa más atrevida a las noches de fiesta. "Hemos convertido una ficción surgida de una película en una realidad. El resultado son unos locales temáticos que representan un espectáculo en si mismos", señala el responsable de la cadena Christian Llauradó.

Prueba de fuego

Son nueve (6 en España y 3 en Europa) los establecimientos Coyote que funcionan en la actualidad. Todos ellos cuentan con un equipo humano que se convierte en el alma 'mater' de cada local. Surgidas de exhaustivos castings las chicas Coyote son el valor diferencial de estos locoles nocturnos, donde la música y el baile cobran vida propia y esto se refleja en el negocio que proporcionan. "Nuestro equipo de camareras, las Chicas Coyote son el éxito del establecimiento, además de un ambiente agradable entre los empleados y el público que se da cita en nuestros bares, donde se interactúa todo el tiempo. De hecho, el Coyote es el único local donde el protagonismo radica un 70% en dicho equipo y el 30% restante en cabina", subraya Llauradó.

Las claves de su éxito no residen únicamente en un equipo de bailarinas capaces de saltar, cantar y hacer malabarismos sobre la barra de un establecimiento, sino en las posibilidades que ofrecen estos establecimientos: música, diversión, originalidad y un espectáculo que varia constantemente sin caer en la monotonía. ¿Sólo para chicos? En absoluto, como bien explica uno de sus fundadores, el éxito está en que las mujeres son las que mandan fuera y dentro de la barra. "El target de público que se da cita en un bar Coyote son tanto hombres como mujeres de 24 a 36 años, que disfrutan por igual de los espectáculos de música y baile –señala- nuestras características suponen un 80% de mayor facturación con el mismo volumen de personas o lo que es lo mismo: un mayor ratio de consumo".

Las chicas Coyote son las protagonistas en cada local, el punto diferencial con respecto a otros bares nocturnos. La búsqueda de Chicas Coyote forma parte de la campaña de publicidad inicial en todas las apertureas de Coyote Ugly. Christian Llauradó, responsable de la cadena de Locales Coyote explica cómo se forman estas peculiares camareras:"Primero desarrollamos una mini campaña de publicidad convocando el 'casting' para ser Chica Coyote para la próxima inauguración de Coyote Ugly –de la ciudad dónde inauguremos-. El cásting está compuesto de pruebas de baile, canto, speaker, coreografías..... más o menos unas cuatro horas. De ésta forma levantamos una expectativa en el mercado sin decir exactamente dónde ni en que fechas. Se presenta un 500% más de chicas que las necesidades reales que tiene el local y las que no son seleccionadas funcionan como RRPP indirectas del propio local. El Tribunal compuesto por los creadores de la idea, coreógrafos, profesores de canto, estilistas y Chicas Coyote veteranas es el encargado de seleccionar a las nuevas componentes".

Crecimiento en marcha

En dos años, los responsables de la cadena esperan estar presentes en la mayor parte de las ciudades españolas susceptibles de contar con un local Coyote. Para ello, Christian Llauradó y su equipo ya han establecido las bases de su estructura con el objetivo de crecer con éxito y sin problemas. De momento, ya son más de 250personas las que trabajan en la evolución de este proyecto que ha pasado de las pantallas de cine a las calles de nuestras ciudades. A su favor, los establecimientos Coyote tienen la novedad, la alta fidelización entre su clientela y la promoción gratuita que las mismas 'camareras' proporcionan. Un cóctel atrevido del que se esperan resultados. "Los ideales del negocio es que se gestione como si fuera un 'lobby' familiar, donde el equipo humano que compone la compañía se siente extremadamente cómodo, les gusta lo qué hacen ycómo lo hacen. Por nuestra parte, nosotros potenciamos su promoción interna en función de las nuevas aperturas de la cadena", matiza Llauradó.

Llaves en mano

Cualquier emprendedor puede entrar a formar parte de esta cadena. La enseña busca tanto inversores, que no quieren excesivas complicaciones como franquiciados que apuesten por llevar ellos el negocio, montarlos y gestionarlos. El efecto de un local de estas características en si zona es devastador, por el propio empuje publicitario que llevan consigo. Las chicas Coyoye han el resto, la música endirecto, las coreografías, que van cambiando para no aburrir a los clientes habituales y la interactuación entre público y camareras son armas para el negocio.

Con un local de entre 150 y 1.500 m² se puede montar un Bar Coyote Ugly, que se entrega a los franquiciados 'llaves en mano' . La central se encarga de la promoción, realizar los castings, fidelizar al equipo, de las relaciones públicas y las compras, entre otros aspectos. El negocio más novedoso está servido sobre tacones y a golpe de melena.

Cómo funciona el local

  1. Coreografías: actualmente se realizan 8 coreografías en la sesión de ocho temas muy bailables, que las camareras interpretan sobre la barra.
  2. Música: el reportorio de canciones incluyen los últimos 'hits' del momento y son interpretadas en directo bajo una base musical especial para cada una de ellas y con una evolución continua tanto de temas como de nuevas coyotes que canten.
  3. Personal: las chicas se alternan las distintas ubicaciones que hay que ocupar dentro de un local. Barra, taquilla, guardarropa…. Existe un exceso de personal para establecer una rotación dentro de la infraestructura y evitar la desmotivación. Sólo trabajan las que están anímicamente y emocionalmente en mejores condiciones.
  4. Preparación: Las chicas tienen 10 horas de ensayo semanales, 8 horas decanto, 4 de malabarismos, otras 4 de fuego y dos reuniones mensuales de mesas redondas donde se pone a tutela del equipo los sistemas detrabajo así como su eficacia.

Ventajas a la hora de montar un bar Coyote

  • Fidelización del equipo humano: la media de los sueldos está un 25% por encima del mercado.
  • Promoción interna: los empleados de un bar Coyote evolucionan al ritmo de crecimiento del negocio, la promoción interna va en función de las nuevas aperturas y es fundamental.
  • Marketing: Importante tirón social de todo lo que éste relacionado con el 'bar Coyote', popularidad de las 'Chicas Coyote', promoción televisiva,spots publicitario, contratación para eventos y galas… todo esto actúa en pro de los locales.
  • Innovación constante: las sesiones en los distintos bares Coyote están en continua evolución con nuevas coreografías, animaciones, etc… lo que evita la saturación por parte del público.

Contando números…

  • Existen 9 locales Coyote, seis de ellos en España y tres en el extranjero.
  • El ratio de consumo en un barCoyote es un 30% superior a la media.
  • Es el único local donde el protagonismo radica un 70% en dicho equipo y el 30% restante en cabina.
  • 250 personas trabajan actualmente en la cadena para la correcta evolución de los establecimientos.
Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com