Versión desktop Versión móvil

El dueño de Q-ellos compra una fábrica para abrir sastrerías

Cinco Días | 18/10/2004 | 4:15

A diferencia de Q-ellos, que no franquicia, Leisman como se denomina la enseña recién constituida, crecerá con franquiciados.

Con una veintena de tiendas propias operativas, el dueño de la cadena de camiserías a medida Q-ellos ha puesto en marcha un nuevo modelo de negocio basado en la sastrería. Juan García, presidente de Talkin Gestión (sociedad propietaria de Q-ellos), pretende llevar al traje a medida una metodología similar a la que ya ha ensayado con las camisas. El primer paso ha sido la asquisición de Eurojasman, una empresa textil con fábrica en Pamplona que hace 140 trajes diarios de serie. El objetivo es ampliar la capacidad productiva para poder confeccionar hasta 650 trajes diarios. Con esta plataforma de partida, ya ha comenzado a implantar un sistema de sastrería a medida que se centralizará en la planta navarra.

La red de tiendas, será la que canalice los pedidos que se confeccionarán a medida del cliente en la fábrica recién adquirida. Para ello, cuenta con un sistema informático avanzado similar al que tiene Qellos pero adaptado a las necesidades de la sastrería. Esta tecnología permite informatizar los patrones y acelerar el proceso pese a que todo el cosido se realiza a mano. Tras la compra de la planta navarra, Leisman ha abierto el primer establecimiento en el barrio de Salamanca de Madrid, justo en la zona donde se ubican las sastrerías más prestigiosas de la capital. "El objetivo es tener entre seis y siete tiendas en España en un plazo de dos años, principalmente en Barcelona, Madrid. Bilbao, Valencia y Sevilla. El siguiente paso será la internacionalización con presencia en las principales ciudades europeas", comenta Juan García. Esta fase de desarrollo se realizará a través de franquicias.

La camisa deja menosmargen

La puesta en marcha de Leisman no afectará a los planes de Q-ellos que mantendrá el ritmo de expansión previsto y el mismo modelo de negocio, es decir, la apertura de tiendas propias sin entrar en la franquicia. La diferencia es que Leisman (que pretende vender de ocho a diez trajes diarios por tienda) sí aplicará esta fórmula de crecimiento y, además, saldrá al extranjero. "Con Q-ellos es muy difícil entrar en mercados internacionales porque los márgenes son muy estrechos; en cambio con la sastrería sí existe esta posibilidad ya que se trabaja con mayores márgenes", comenta García.

La nueva cadena de trajes a medida pretende hacerse un hueco en el mercado ofreciendo la mejor calidad con un precio muy competitivo. Trabajan con tejidos de Loro Piana, un conocido fabricante italiano con el que estudian fórmulas de colaboración para extender la cadena a Europa.


 

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com