Versión desktop Versión móvil

El grupo italiano Level Eleven logra abrir 40 tiendas en España en sólo dos años

Cinco Días | 18/05/2005 | 9:27

La cadena de moda italiana Level Eleven ha logrado abrir en su país 170 tiendas desde que empezó a franquiciar hace tres años. Ahora pretende trasladar esta misma experiencia al mercado español, donde ya cuenta con 32 establecimientos y prevé cerrar el ejercicio con 40.

Desde que el grupo textil italiano Samar decidió entrar en el sector de la distribución, su ritmo de aperturas de tiendas ha sido uno de los más espectaculares del sector. En sólo tres años ha logrado abrir 170 tiendas en Italia (de las que 40 son propias y el resto son franquicias). Ahora, pretende trasladar este mismo modelo de crecimiento rápido al mercado español, según explica Román Llorente, responsable del desarrollo de la marca. El grupo cuenta actualmente con 210 tiendas entre Italia, España, Kuwait y Dubai.

La matriz italiana, especializada en el diseño, fabricación y confección de prendas, tiene un acuerdo de masterfranquicia para el mercado español con la compañía Rolitex. Esta empresa ya tenía relación comercial con Samar en el área de productos textiles para la gran distribución.

Ahora, Rolitex se encarga de comercializar la franquicia italiana en su doble vertiente: tiendas de ropa infantil y establecimientos de lencería. Desde septiembre de 2003 en que se abrió el primer local, ya se han inaugurado 32 tiendas, todas franquicias, y tienen acuerdos para cerrar el ejercicio 2005 con, al menos, unos 40 establecimientos operativos, según Llorente. Esto supondrá una cifra de negocio de casi cinco millones de euros (precio venta al público).

El plan de expansión prevé llegar al centenar de tiendas en un periodo de tres años, es decir, para finales de 2008.

Según Román Llorente, la base de este crecimiento se debe a que las condiciones que ofrece la central de franquicia son 'muy buenas'. 'No se cobra canon de entrada ni royalties; la mercancía se da con un aval en la primera entrega pero el franquiciado va pagando la mercancía vendida al cabo de los 15 días. Además, durante los dos primeros años de actividad puede devolver todas las prendas que no haya vendido. A partir del tercer año, puede devolver el 20% de lo que no haya vendido pero no se le exige ningún mínimo de compra ni se le marcan los modelos que debe tener en la tienda. El franquiciado puede elegir los modelos de la colección que más se adapten a su público', añade Llorente.

La mayoría de las franquicias textiles exigen un canon de entrada y unas ventas mínimas.

Diseño europeo y fabricación global

Level Eleven diseña todas sus prendas en Italia pero luego subcontrata la producción en diferentes países, desde Rumanía y Bulgaria, hasta China o Bangladesh, es decir, con un modelo de fabricación global.

La mayor parte de sus tiendas son de lencería, donde compite con marcas como Intimissimi, Oyhso (de Inditex) o Women'Secret (grupo Cortefiel). De los 32 establecimientos que ya hay operativos en España, ocho son de ropa infantil y el resto de lencería, lo que supone una proporción similar a la que el grupo tiene en Italia. Entre los planes de la compañía figura la entrada en nuevos mercados.

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com