Versión desktop Versión móvil

Dehesa Santa María, el tapeo más nuestro

Franquicias & Negocios

Extiende el valor de la tapa a través de sus establecimientos.

Los establecimientos de la Dehesa Santa María tienen un denominador común: el culto a la tapa. La enseña ha hecho acopio de tradición y calidad para servir una carta donde predominan los productos más auténticos de nuestra gastronomía. Su objetivo: resucitar una actividad típica y con garantías.

Un homenaje a la tapa es lo que se hace en los establecimientos de la Dehesa Santa María. La enseña basa su oferta en una extensa carta de productos ibéricos de alta calidad, consiguiendo poner de moda una actividad típicamente española: el tapeo, ofreciendo productos de calidad a precios muy asequibles. “Con nuestro concepto hemos ampliado la oferta de establecimientos de restauración, ofreciendo por un precio similar al del resto de los conceptos de ‘comida rápida’ unos productos de calidad y típicamente nuestros”, señalan desde la central de Dehesa Santa María.

Productos con denominación de origen
El éxito de la idea se refleja en la buena marcha de la cadena. La enseña pone de manifiesto que los productos con denominación de origen también pueden resultar atractivos para el consumidor e incluso suponer un negocio más que rentable. En este sentido, la Dehesa Santa María ha puesto a disposición de sus clientes una inmejorable selección de productos típicamente españoles como los embutidos ibéricos, conservas o los mejores vinos. “A través de nuestra experiencia contrastada en nuestros centros propios hemos conseguido innovar y mejorar permanentemente nuestro concepto, con el objeto de presentar a nuestros futuros franquiciados un negocio de altísima rentabilidad”, subrayan.

Sin cocina
En este proceso de expansión a través de franquicias, la cadena ha querido simplificar al máximo las tareas al franquiciado, con la idea de conseguir que éste se centre en gestionar su establecimiento. Para ello, ha diseñado una operativa sencilla donde no es necesario contar con cocina ni instalación similar, evitando de esta manera todas las complicaciones que ello conllevaría, tanto en necesidades de personal como en inversiones. La experiencia de la cadena en el sector de la restauración permite andar sobre seguro y ofrecer a sus clientes un servicio rápido y cuidado al máximo.

Baja inversión
Este aspecto convierte a la Dehesa Santa María en una opción de negocio para la que se precisa una inversión inicial reducida, lo que la hace mucho más atractiva para el inversor. Gracias a la negociación y distribución centralizada con los proveedores y al gran volumen de compra de la enseña, la cadena consigue ofrecer a sus franquiciados las mejores condiciones de compra en una gran cantidad de productos. Tampoco es necesario disponer de un gran local. Los establecimientos de la Dehesa Santa María cuentan con unas dimensiones de 80 m² y se sitúan en zonas preferentemente de amplio tránsito peatonal.

Franquiciados gerentes
Los franquiciados de un establecimiento de la Dehesa Santa María suelen desempeñar la labor de gerente en sus propios establecimientos ya que, dadas la características del negocio, se precisa de una persona que se sitúe al frente del mismo. “No buscamos experiencia en el sector como requisito indispensable, aunque si que es recomendable. Para solventarlo contamos con nuestro plan de formación”, sentencian desde la central.
Actualmente, la enseña está presente en las provincias de Badajoz, Salamanca, Canarias, Sevilla y Madrid y continua su proceso de expansión por el resto del panorama español. La tapa cobra esplendor.


Por qué destaca Dehesa Santa María

  • Oferta de calidad a un precio sin competencia.
  • Productos con denominación de origen.
  • Dilatada experiencia en el sector que les permite ofrecer un servicio inmejorable al cliente.
  • Rapidez en el servicio.

La diferencia está…

Dehesa Santa María ha hecho de la tapa la clave de su éxito, ofreciendo en su carta una  selección de productos típicamente españoles –incluyendo embutidos ibéricos, conservas, vinos y cervezas…- todo ello a precios muy asequibles. De esta forma, la enseña busca acabar con el tópico de que los productos ibéricos sólo están al alcance de unos pocos y extender sus sabores por todo el territorio nacional.

Cómo se monta un local

  • Con un establecimiento de 80 m².
  • Situándose en zonas urbanas de amplio tránsito peatonal.
  • Poblaciones mayores de 30.000 habitantes.
  • Con una inversión inicial de 96.000 euros.
  • Se necesitan cinco camareros para todo  el desempeño de la labor.
Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com