Versión desktop Versión móvil

Motivos de desaceleración en la expansión de una cadena

Franquicias & Negocios

¿Cuáles son los verdaderos motivos que frenan la expansión de una cadena? ¿Somos conscientes dónde estamos fallando? ¿Qué ha dejado de tener interés? ¿Somos menos eficaces que antes o no hemos sabido evolucionar junto con la red que hemos desarrollado?

Todas estas preguntas y muchas más que iremos proponiendo son las que surgen o deberían surgirnos cuando en nuestro proceso de expansión observamos una desaceleración de crecimiento, es decir, empezamos nuestra expansión con gran éxito pero a medida que pasa el tiempo, ésta aumenta por debajo de los ratios esperados, o bien no se cumplen los objetivos establecidos y en el peor de los casos no acaba de arrancar dicha expansión. En todos estos casos, obviamente, hay que analizar los motivos que puedan justificar dicho freno, puesto que del estudio del mismo podremos sacar conclusiones y en consecuencia, tomar las medidas oportunas para corregir los defectos y dar el impulso necesario a la expansión de la cadena.

Entendiendo que no es este un lugar adecuado para hacer un análisis extenso del problema derivado de una posible desaceleración de la expansión de una cadena, sí que nos puede servir para, por lo menos, dar una pequeña pincelada de temas que no debemos tener desocupados y que, sin lugar a dudas, pueden tener consecuencia en la relantización que comentábamos;

Como ejemplos nos pueden servir de referencia aquello que generalmente van a estudiar los emprendedores cuando analizan nuestra propuesta. Podemos establecerlo en 4 pilares básicos:

 1. nuestro dossier informativo
 2. nuestros puntos de venta
 3. nuestros franquiciados y
 4. la central franquiciadora

Por lo tanto, es CONDICIÓN SINE QUANON, que hagamos los máximos esfuerzos en tener todos estos elementos en las mejores condiciones posibles, ya que esto redundará en el beneficio o en el perjuicio de nuestra cadena.

A sabiendas de que esto es algo que se supone básico y que cualquier cadena debería tener en cuenta, hay un gran número de cadenas que no hacen ningún esfuerzo por mejorar estos cuatro conceptos que se antojan como fundamentales para el crecimiento de una red de franquicias. Así incluso, muchas cadenas culpan al inversor de no saber ver o no saber valorar la oportunidad de negocio que se les presenta y pocas veces piensan que el problema está en la misma propuesta que carece del atractivo necesario para los emprendedores, por no haber estado atendido de la manera que debiera.

Siempre se debe ser humilde y no morir de éxito pensando que tenemos el mejor concepto del mercado, de tal forma que sólo pensando en mejorar dispondremos de una cadena atractiva para los emprendedores. Es por esto que, cuando se empiezan a notar los primeros síntomas de freno en aperturas de establecimientos, hay que mirar atrás y examinar donde pueden encontrarse los defectos a subsanar.  Ej.: El Dossier informativo, que no es lo suficientemente atractivo para atraer a posibles candidatos o bien no hace hincapié en los temas que más puedan preocupar a los emprendedores; puntos de venta, que se han quedado anticuados y no ha habido por parte de la central el más mínimo interés en darles un lavado de imagen que atraiga a inversores; no tener una red de franquiciados contenta, que ayuden a extender nuestro concepto de negocio como un concepto de éxito ya sea esto debido a falta de atención a la red en sí mismo o por no saber explicar a nuestra red qué estamos haciendo por ellos; o como último punto, el mismo corazón de la franquicia, es decir, la central franquiciadora, donde no sabemos exteriorizar a nivel de imagen todo lo que decimos en nuestro dossier informativo, o bien donde no somos capaces de generar en el emprendedor la confianza necesaria para que se una a nuestro proyecto, etc.

Conclusión
Las cadenas de franquicias son elementos vivos, que hay que cuidar, vigilar y atender, puesto que el mercado en general es cambiante y debemos estar atentos a cualquier movimiento que pueda influir en nuestros puntos de venta siendo conscientes que lo que propusimos al inicio de nuestra actividad puede que no sea lo mismo que quizás debemos proponer ahora. Es posible que los puntos fuertes de nuestra tienda sean ahora otros que al inicio, que nuestra imagen hace un tiempo fuera la adecuada pero que ahora quizás esta desfasada, etc. Esto nos lleva a concluir que si advertimos desaceleración en nuestra red, debemos ser cautelosos y estudiar cuales son los motivos de ello. En muchas ocasiones serán coyunturales del propio mercado, pero ello no quiere decir que en muchas otras sean derivados de una falta de atención en los elementos propios de nuestra franquicia.

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com