Versión desktop Versión móvil

Caso de éxito empresarial

Mark Zuckerberg, el creador de la red social más potente del mundo

Leticia Medina | 23/03/2016 | 8:18

Mark Zuckerberg, el creador de la red social más potente del mundo

Es un genio de la programación, un excelente hombre de negocios, figura entre los mayores multimillonarios del mundo, una de las personas más influyentes y poderosas a nivel planetario… La lista de reconocimientos que ha recibido Mark Zuckerberg con solo 31 años es abrumadora.

Todos quieren verle y escucharle. Como muestra, su conferencia en la última edición del Mobile World Congress de Barcelona el pasado mes de febrero, donde acudió por tercer año consecutivo para hablar ante un aforo repleto. No cabía ni un alfiler. Mark Zuckerberg es para muchos un ejemplo, un referente, aunque también tiene sus críticos y detractores: acusación de robo de la idea de la red social y dudas ante el traspaso de los límites de la privacidad de las personas.

CÓMO EMPEZÓ TODO

Los inicios de Mark Zuckerberg y de su red social Facebook han protagonizado hasta una película, que dicho sea de paso, se alzó con unos cuantos Oscar. El comienzo de su historia de éxito data de 2003, cuando Zuckerberg, alumno de Harvard, se sentaba delante de su ordenador para empezar a desarrollar una nueva idea: TheFacebook. Todo nació ideado en la habitación de su colegio mayor como herramienta de comunicación para los alumnos de su universidad y acabó convirtiéndose en poco tiempo en una revolucionaria red social de alcance planetario. De hecho, es la mayor red social del mundo, con más de 1.000 millones de usuarios. 13 años después de la creación de Facebook, Zuckerberg se ha convertido en uno de los mayores multimillonarios del mundo. En 2003 inició el camino de su exitosa historia empresarial, una rentable historia que también le trajo complicaciones personales y legales, como por ejemplo la acusación que sus compañeros de habitación en la universidad le hicieron por robarles la idea de lo que después se convertiría en Facebook. De hecho, años después de aquella acusación, les pagó una compensación para que no llevaran a Facebook a los tribunales.

UNA IDEA DISRUPTIVA

Sea como fuere, Facebook supuso una auténtica revolución a la hora de interconectar y facilitar la comunicación entre personas. Actualmente, esta red social tiene en todo el mundo 1.040 millones de usuarios activos diarios de media, 934 millones de ellos a través del móvil. En España, la red supera los 15 millones de usuarios activos diariamente. Unas cifras astronómicas que son buena señal del alcance que ha tomado esta herramienta en nuestras vidas. Esta, junto a otras redes sociales, ha cambiado nuestra manera de relacionarnos. Con este éxito de implantación, Facebook obtuvo el pasado año una cifra de negocio de 17.930 millones de dólares, un 44% más que en el ejercicio anterior. Los beneficios ascendieron a los 3.690 millones de dólares. Al tratarse de una aplicación gratuita para los usuarios, Facebook consigue sus ingresos por publicidad, sobre todo, publicidad móvil: el 80% de su facturación proviene de usuarios móviles, lo que supone un negocio de 13.000 millones de dólares.

NEGOCIO SUCULENTO

Estos excelentes resultados siguen su buen ritmo en los primeros meses de 2016, y eso se refleja en Bolsa. Facebook cotiza en el mercado bursátil desde 2013 y hoy es una de las compañías que está recibiendo una mejor respuesta por parte de los inversores: la valoración actual de la compañía es de unos 300.000 millones de dólares. Esto ha hecho que la fortuna de su CEO y fundador se revalorice aún más. El 15% de acciones de Facebook que tiene Zuckerberg ha aumentado de valor gracias a los buenos resultados de la compañía, lo que llevó al joven empresario el pasado mes de febrero a sobrepasar la fortuna de Carlos Slim: Zuckerberg pasó del sexto al tercer lugar del Índice de Multimillonarios de Bloomberg gracias a su fortuna de 50.000 millones de dólares, rebasando a Slim, quien posee 49.000 millones (esos 50.000 millones del joven emprendedor oscilan diariamente según la cotización de sus acciones en Bolsa). Ocupando el tercer o el sexto lugar de ese ránking de Bloomberg, el caso es que Zuckerberg es uno de los mayores multimillonarios del mundo. Si nos centramos en su edad, se alza también con el título del emprendedor menor de 40 más rico del mundo. Figura en las listas de Forbes como uno de los principales multimillonarios, poderosos y ricos tecnológicos del planeta. Es lo que tiene poseer una fortuna que oscila entre los 40.000 y los 50.000 millones de dólares…

CRECIMIENTO

Para llegar a donde está, Zuckerberg ha apostado siempre por la innovación, una de las claves de la evolución de Facebook. El desarrollo de nuevas aplicaciones y herramientas es una constante en la empresa de Palo Alto. Desde Facebook describen su cultura como una cultura hacker: un entorno que recompensa la creatividad a la hora de resolver problemas y la rapidez en la toma de decisiones. “Trabajamos en pequeños equipos y dinamizamos el desarrollo de productos nuevos. Vivimos en una mejora constante”, explican fuentes de la empresa en su página web. De este modo, han ido creando una red social que suma cada año millones de usuarios, que se traducen en millones de dólares en ingresos por publicidad.

COMPRAS: OCULUS, INSTAGRAM, WHATTSAPP

Además del desarrollo de la propia plataforma de Facebook y el lanzamiento constante de nuevos productos y aplicaciones relacionadas con esta red social, la compañía ha aumentado también su negocio comprando otras empresas tecnológicas prometedoras. Adquisiciones que han movido cifras astronómicas: en 2012, Facebook se hizo con la aplicación de fotos Instagram por 1.000 millones de dólares (hoy Instagram vale más de 35.000 millones de dólares). En 2014, Facebook compró la aplicación móvil de mensajería instantánea Whatsapp, en este caso por 19.000 millones de dólares.

Una operación que muchos tildaron de locura, pero que no ha traído resultados nada malos a Facebook. Ese mismo año, en 2014, Facebook se hizo también con la compañía Oculus, que desarrolla gafas de realidad virtual para videojuegos, por la que pagó 2.000 millones de dólares. Para Zuckerberg, Oculus tiene el potencial para convertirse en una herramienta que permita a la gente comunicarse. “Estamos haciendo una apuesta a largo plazo cuando la realidad inmersiva, virtual y aumentada se convertirá en una parte de la vida cotidiana de las personas”, explicaba Zuckerberg en el momento de la compra.

Con todas estas adquisiciones y desarrollos de nuevos productos, Zuckerberg quiere que Facebook sea algo más que una red social, aunque el CEO deja claro que el software y los servicios de Facebook continuarían siendo los negocios fundamentales de la empresa.

EL COMPROMISO DE DONAR

Otra cualidad de Mark Zuckerberg es su filantropía. El pasado 1 de diciembre, el fundador de Facebook anunció la donación a lo largo de su vida del 99% de las acciones que, junto a su mujer, tiene en la compañía con el fin de “mejorar este mundo para las próximas generaciones”. Los títulos están valorados actualmente en 45.000 millones de dólares, aunque la donación será progresiva. Este dinero se destinará a la plataforma Chan Zuckerberg Initiative, una sociedad de responsabilidad limitada creada por el matrimonio para gestionar los fondos donados por la pareja y cuyas áreas de dedicación iniciales serán el aprendizaje personalizado, la cura de enfermedades, la conexión entre personas y la formación de comunidades fuertes. Facebook aclaró en un comunicado a la Comisión del Mercado de Valores de EE.UU. que Zuckerberg planea vender o donar no más de 1.000 millones de dólares por año en acciones de Facebook durante los tres próximos años y que pretende conservar su posición mayoritaria en las decisiones de la compañía durante el futuro próximo. Ya desde antes de este anuncio, el fundador de la red social formaba parte de la lista de las personas más generosas del mundo según Wealth-X y Business Insider, quienes generaron un Índice de Generosidad. Zuckerberg ocupaba el número 13 de esa lista. Hasta el momento, junto a su mujer, había donado 1.600 millones de dólares a causas benéficas, sobre todo en los campos de la educación y la sanidad.

INTERCONECTAR EL MUNDO

Dentro de sus proyectos filantrópicos, una de las obsesiones de Zuckerberg sigue siendo interconectar al mundo. “Todo el mundo merece acceso a internet”, explicaba en su conferencia durante el MWC de Barcelona. Y en esa línea es en la que trabaja con su proyecto Internet.org, con el que pretende ampliar el acceso a Internet para los más pobres en los dos tercios del mundo que aún no navegan en la web. Para cumplir esa misión, Internet.org ofrece la descarga de una aplicación gratuita a través de un operador móvil que incluye acceso a una versión reducida de Facebook y otros servicios básicos relacionados con la medicina y la educación.

Con su iniciativa, Zuckerberg quiere llegar en 2030 a 5.000 millones de usuarios en Facebook (lo que equivaldría al 60% de la población mundial de ese año, según las estimaciones de la ONU). Hay quien ha criticado esta plataforma solidaria lanzada por el CEO de Facebook, ya que permite un acceso sesgado a internet, tan solo a un conjunto de páginas concretas. Para facilitar toda esa conectividad, Zuckerberg explicó que planean la instalación de un satélite en África y el desarrollo de su programa de drones.

CON FUTURO…

Para Zuckerberg la revolución vendrá marcada por el vídeo y la realidad virtual. Augura un auge de la inteligencia virtual y se obsesiona con su proyecto de interconectar el planeta. En esta línea, el creador de Facebook seguirá trabajando y desarrollando tecnologías que con las que revolucionará, como hasta ahora, el mundo de la comunicación.

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com