Versión desktop Versión móvil

Criterios a tener en cuenta

¿Cuál es la mejor franquicia para emprender?

Leticia Medina | 06/05/2016 | 8:56

¿Cuál es la mejor franquicia para emprender?

La rentabilidad de una franquicia depende, principalmente, de tres factores: el modelo de negocio, la ubicación en la que la montemos y las capacidades de la persona que la gestione.

Es la pregunta del millón a la hora de montar un negocio: ¿cuál es la mejor franquicia? Es una cuestión fundamental, pero no tiene una respuesta única y absoluta. No existe la mejor franquicia en términos absolutos. A grandes rasgos, la rentabilidad de una franquicia depende de tres factores básicos:

a) EL MODELO de negocio.
b) LA UBICACIÓN en la que montemos la franquicia.
c) EL FRANQUICIADO: las capacidades y habilidades de quien la gestiona.Un buen modelo de negocio, probado y testado, es fundamental para que la franquicia que montemos funcione. Pero aunque esta es condición imprescindible, no es suficiente. Los factores de ubicación del negocio y perfil del gestor tienen tanto o más peso que el propio modelo de negocio. Solo hace falta pensar en el siguiente ejemplo: ¿cuántas redes conoces con muchos locales ganando centenares de miles de euros conviviendo a la vez con otros que pierden dinero? Seguro que muchos. Aun trabajando la misma marca, con los mismos productos, parecidos precios, con los mismos sistemas de operaciones se pueden obtener resultados muy dispares. Y es que negocios iguales ubicados en zonas diferentes y gestionados por personas diferentes dan resultados muy diferentes.

Por ejemplo, puede que en una ubicación haya hueco de mercado para un negocio pero no para otros que pueden tener un potencial superior en zonas con poca competencia. Además, un emprendedor tiene unas capacidades y unas limitaciones que marcarán qué negocios es capaz de gestionar con éxito. Puede que un negocio tenga potencial para una persona y no lo tenga para otra. Por todo esto, hay que replantear la cuestión inicial. La pregunta que debemos hacernos antes de montar nuestra franquicia es la siguiente: ¿cuál es la mejor franquicia según mi capacidad de gestión y la ubicaciónen la que la voy a montar?

EL MODELO DE NEGOCIO
Como decíamos antes, un buen modelo de negocio es requisito indispensable para que una red de franquicias funcione. Si el negocio inicial tiene fallos, estos se reproducirán en cada una de sus unidades. Es por ello que es básico que antes de franquiciar, el modelo esté testado y afinado con éxito en el mercado. Dando por hecho este primer punto, se deberán analizar muy bien los otros dos aspectos que mencionábamos (ubicación y perfil del franquiciado) para poder analizar cuáles son las mejores oportunidades de negocio para cada caso. 

¿QUÉ CAPACIDADES DE GESTIÓN TENGO COMO EMPRENDEDOR?
Un negocio no es como una inversión en Bolsa, que compras acciones y esperas a ver si suben o bajan. Un negocio tiene trabajadores, clientes, proveedores, problemas y requiere de mucha gestión. Cada negocio necesita diferentes habilidades esenciales: ser comercial, saber llevar grandes equipos de personas, saber ejecutar el servicio, tener una formación o titulación determinada... Saber desarrollar bien estas habilidades será clave para obtener resultados. Pero hay que tener en cuenta que todas las personas tienen capacidades y limitaciones. El primer punto crítico será saber qué capacidades destacan en el emprendedor. El emprendedor hará bien en buscar negocios en los que sus capacidades cuadren con las esenciales del negocio a montar. Así, tendrá mayor probabilidad de poder tirar adelante el negocio. No todo el mundo vale para todo, ni todo el mundo vale para cualquier negocio.

ANALIZA TUS LIMITACIONES
También es importante valorar las limitaciones: ¿qué se me da mal? Es básico hacerse esta pregunta para estar seguros de no montar algo en lo que me falte precisamente lo importante. Porque hay que tener claro que no por firmar un contrato de franquicia y recibir una completa formación por parte de la central se es capaz de gestionar un negocio. Para las personas con capacidades, esto será una ayuda facilitadora. Pero para quien no las tenga, no será suficiente.

Veamos algunos ejemplos. Hay emprendedores sin capacidades comerciales que montan negocios en los que la clave es la labor de ventas y cuando montan el negocio no salen a vender, porque no saben ni les gusta. En estos casos el fracaso está servido. O emprendedores que son comerciales, pero montan negocios en los que lo primordial es dirigir a mucha gente y controlar costes. Algunos de estos casos tampoco funcionan, ya que se acaba descontrolando la gestión. 

ALGO QUE TE MOTIVE…
Otro aspecto que se debe considerar es la motivación por el negocio y la actividad. Montar un negocio que no nos gusta, en el que nos desagrada el tipo de trabajo a realizar, el servicio que da y la misión que se persigue es otra manera clara de conseguir un desempeño pobre con bajos resultados.

… Y EN LO QUE ESTÉS DISPUESTO A IMPLICARTE
La dedicación es otro de los aspectos básicos. Un negocio requiere dedicación y si el emprendedor no puede dedicar el tiempo que el negocio necesita, no funcionará. 

¿QUÉ INVERSIÓN PUEDES AFRONTAR?
La inversión a realizar es un factor limitador obvio. Hay que adaptarse a aquello a lo que podamos hacer frente y suele ser aconsejable montar un negocio que no consuma toda la capacidad de inversión al inicio. Mejor montar una franquicia menos ambiciosa y guardarse fondos por si no va bien. 

DÓNDE UBICAR EL NEGOCIO
La ubicación del negocio o la franquicia es el otro factor que determina el resultado. De hecho, es un factor tan importante que puede hacernos perder 5.000€ al mes o ganar 30.000€. A la hora de decidir la ubicación de su negocio, los emprendedores suelen afrontar esta decisión con dos enfoques diferentes:

  • Decido el negocio y luego miro dónde hay una oportunidad: este enfoque parte de mirar qué negocio soy capaz de gestionar y me gusta. Una vez elegido, busco ubicaciones con potencial. De esta manera la ubicación es el resultado de la búsqueda de zonas con demanda y poca competencia.
  • Hay otros emprendedores que parten de la zona y lo hacen al revés: miran qué negocios pueden montar en ella. Algunos lo hacen teniendo ya un local. Este sistema requiere aplicar el filtro de la capacidad de gestión igualmente. En cualquiera de los casos, el emprendedor debe analizar muy bien las zonas y las ubicaciones potenciales para determinar si existe una oportunidad para ese negocio.

ES BÁSICO ANALIZAR LOS SIGUIENTES PUNTOS:

  1. Presencia de demanda: ¿Hay demanda no atendida en la zona? Para saberlo se realizan conteos de paso, análisis de datos demográficos, presencia de locomotoras, datos cualitativos…
  2. Presencia de competencia. ¿Cómo es la competencia? Analizar quién está, qué surtido ofrece, el nivel de precios, tipo de estilo, tipo de marketing que hacen...
  3. Análisis de locales concretos: ¿Qué proyectos de local hay? Estudiar factores como ubicación, fachada, paso, tráfico, distribución, licencias, paso de gente, distribución del paso por franjas temporales, coste de implantación...

Analizando estos factores se podrá tener una idea, aunque nunca una certeza, de si puede haber una oportunidad de negocio en una ubicación.

LA MEJOR FRANQUICIA PARA MÍ
Después de analizar todos estos factores tendrás la respuesta a la pregunta de cuál es la mejor franquicia. La respuesta será, precisamente, responderte a otra pregunta: ¿cuál es la mejor franquicia para mí y cuál es la mejor ubicación para esa franquicia? 

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com