Versión desktop Versión móvil

Ingvar Kamprad, su creador

IKEA, una franquicia de éxito mundial

L. Medina | 05/09/2016 | 12:22

IKEA, una franquicia de éxito mundial

IKEA se ha convertido en la empresa de muebles de bajo coste más importante del mundo. En su ejercicio 2015, facturó 31.900 millones de euros. En España, fueron más de 1.282 millones de euros. Su fundador, Ingvar Kamprad, de 90 años tiene fama de tacaño y ahorrador. ¿Virtudes o defectos? Sea como sea, le han valido para convertir su negocio en un gigante de ventas de alcance mundial.

Hace 20 años desde que la multinacional IKEA se implantara en España. Un aniversario que coincide este año, además, con el 90 cumpleaños de su fundador, Ingvar Kamprad, hoy convertido en asesor principal de la compañía. El creador del fenómeno IKEA vive en un pequeño pueblo al sur de Suecia, su país natal. Allí, en una pequeña granja familiar, nació en 1926 este emprendedor que todos describen como austero, tacaño y ahorrador. Vive alejado de lujos, conduce un viejo coche de más de 20 años, viste con ropa de mercadillos y no duda en viajar en transporte público. Y todo esto siendo el fundador de la mayor cadena de muebles del mundo, IKEA, que facturó en el ejercicio 2015 casi 32.000 millones de euros.

La austeridad

Y es que la vida de Ingvar Kamprad  está marcada por la austeridad. Es multimillonario (medios suecos han cifrado su fortuna en más de 65.000 millones de euros) pero aun así el creador de IKEA se caracteriza por su carácter ahorrador. Se ha esforzado en reducir costes e invertir lo justo y necesario para hacer muebles que ante todo sean funcionales y baratos. Así es su propuesta de mobiliario y con la que ha logrado el éxito. En el desarrollo de su gigante empresarial, muchos son los que destacan también la habilidad de Kamprad para instalar la estructura de IKEA en países con regímenes fiscales más benignos o para crear una fundación que le permitiría pagar menos impuestos. A lo largo de su carrera, y a pesar de ese carácter distante que muchos describen, Ingvar ha sabido ganarse la simpatía de los suecos. Fue el creador de un nuevo modelo de muebles, de un nuevo modelo de exposición y de compra en Suecia. Ahora, ya retirado después de haber dejado su legado empresarial a sus tres hijos, Kamprad continúa alejado de lujos y de protagonismo y como asesor principal de la cadena.

Los orígenes de IKEA

Ya desde muy pequeño, Kamprad se interesó por los negocios. Cuando tenía cinco años, comenzó vendiendo cerillas a sus vecinos, y a los siete, amplió su zona de ventas montado en su bicicleta. Con 17 años, en 1943, Kamprad utilizó el dinero que su padre le daba como recompensa por los buenos resultados que obtenía en sus estudios para iniciar su propio negocio: IKEA. En sus inicios, IKEA vendía bolígrafos, carteras, marcos para cuadros, tapetes para mesas, relojes, joyas y medias de nylon. Poco a poco fue captando clientes y crea un improvisado servicio de venta por correo utilizando la camioneta de reparto de leche para entregar los productos en la cercana estación de tren. Solo unos años más tarde, en 1948, Kamprad incorpora a su negocio la venta de muebles, en un principio realizados por fabricantes locales de los bosques cercanos a su casa. La respuesta del público es positiva y la oferta se amplía. Esos fueron los inicios de una carrera empresarial marcada por los éxitos.

En su ejercicio 2015, solo en España, Ikea obtuvo un beneficio neto de 78 millones de euros, un 43’6% más que en el ejercicio anterior. La facturación alcanzó los 1.281 millones de euros, un 10’7% más. El EBITDA se situó en los 91,8 millones de euros con un aumento del 16,2% respecto al ejercicio anterior, muestra del potencial de generación de recursos con los que cuenta la compañía. Estas cifras suponen la consolidación del crecimiento de la empresa en nuestro país, donde tiene 17 tiendas en todo el territorio. Además, cuenta con el Punto de Entrega de Navarra y dos centros de distribución en Valls (Tarragona) que suministran productos a las tiendas de la compañía en el suroeste de Europa y que constituyen la base logística para la expansión de IKEA en la Península.

Cifras globales 

El crecimiento de las cifras de IKEA en España se repite en sus resultados globales: con 328 tiendas en 28 países, IKEA facturó en todo el mundo en su ejercicio 2015 un total de 31.900 millones de euros, un 11,2% de aumento con respecto al ejercicio 2014. El beneficio ascendió a los 3.500 millones de euros. Las tiendas de la cadena recibieron 771 millones de visitantes.

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com