Versión desktop Versión móvil

La oferta de franquicia y las herramientas para transmitirla

FDS Consulting

Franquiciar un negocio no es tarea fácil. En este sentido, intentaremos valorar la oferta de franquicia necesaria para desarrollar un negocio y las herramientas utilizadas en aras a conseguir una expansión estable y exitosa.

Uno de los objetivos más importantes que se quiere conseguir cuando se decide franquiciar un negocio es lograr un crecimiento estable y continuo, conociendo a la perfección las ventajas competitivas del negocio y poder plasmarlas así en los documentos necesarios para transmitírselo a los potenciales franquiciados, ya que es altamente improbable que alguien vaya a invertir dinero en un negocio que no esté presentado profesionalmente.

El franquiciado espera del franquiciador que haya hecho la correspondiente investigación de mercado, desarrollando el marketing necesario, la contabilidad, los procesos administrativos, el software, haya probado el negocio el tiempo suficiente, etc. Con este fin y para valorar la franquiciabilidad de un negocio será imprescindible realizar un Plan de Viabilidad de franquicia.

Con el objetivo de concretar qué variables debemos valorar para analizar la oferta de franquicia que pretendemos proponer a los futuros franquiciados, debemos tener bien claro cual será nuestra oferta de franquicia y las herramientas que utilizaremos para transmitirla adecuadamente. Concretar todas las variables que nos permitirán decidir, en base a unos criterios fundamentados, la oferta de franquicia, es la finalidad por la cual se desarrolla el Plan de Viabilidad. En la mayoría de casos la principal dificultad que se encuentra cualquier empresario como franquiciador es la de tener la suficiente habilidad y destreza para concretar todas las bondades que el negocio ofrece en sí mismo y sobre todo la de transmitir al franquiciado todos estos conceptos para que los asimile en el menor tiempo posible.

En la valoración de la propuesta de franquicia se analizan la coherencia de la oferta prestada a los franquiciados mediante el mencionado Plan de Viabilidad. En este se estudian variables tales como:

Nivel de servicio a franquiciados: Nos permite reflexionar sobre la forma de cómo la empresa puede añadir valor a sus franquiciados. Detallando los servicios que la Central decida prestar y estimando qué estructura puede ser necesaria para diferentes niveles de desarrollo de la red.
Estructura financiera del acuerdo: Se trata de calcular y decidir qué partidas de inversión se pueden tener que acometer para empezar a franquiciar. Además de detectar todas aquellas partidas de costes en las que la empresa va a incurrir por ejercer la actividad de franquicia.
Valoración Económica: Se debe preparar una simulación de las pérdidas y ganancias que la actividad franquiciadora tendrá que acometer, para que pueda tener una idea de la tipología de negocio que supone el desarrollo de una red de franquicias.
Tipología de franquicia: Con este servicio se pretende, dentro de las múltiples tipologías de franquicia existentes, discutir cuál va a ser la más apropiada para cumplir los objetivos de la empresa. (Franquicia nueva, de reconversión, Corner, participativa, Master,…).
Diseño estratégico de la relación de franquicia: Llegados a este punto se tiene que decidir el contenido de la franquicia, viendo la estructura de obligaciones a establecer entre franquiciador y franquiciado como base del contrato. Concretamente se reflexiona y decide sobre:
  1. El perfil personal del franquiciado deseado para unirse a la red.
  2. La estructura del curso de formación que se impartirá, tanto en el inicio como a lo largo de la relación de franquicia.
  3. El sistema de suministro que se desarrollará.
  4. El perfil tipo de la ubicación de los locales (ciudad, calle, mercado,...).
  5. La zona de exclusividad que se concederá a los franquiciados.
  6. La campaña de lanzamiento de los centros franquiciados.
  7. El cuadro de exclusividades de la franquicia (compras, ventas,...).
Pasos a desarrollar para franquiciar: Durante el proceso de desarrollo del Plan normalmente se identifican habilidades necesarias para franquiciar que su empresa no tiene y que será conveniente trabajar para adecuarlas a las exigencias del mercado.

Estos seis apartados tratan los temas principales que se deben analizar cuando se ejecuta un Plan de Viabilidad de franquicia. Ahora tenemos bastante más claro que el fin del Plan es concretar la oferta de franquicia y marcar las pautas que deben seguir las herramientas comerciales y contractuales.

Finalizado el Plan, hemos podido extraer las bases para conocer si un negocio es apto para ser franquiciado. En este sentido, se deben desarrollar las herramientas de franquicia que se utilizarán para dar a conocer, regular y transmitir todas las conclusiones analizadas. Evidentemente las conclusiones extraídas del análisis no son las que se darán con exactitud cuando la franquicia salga al mercado,  ya que estas estarán directamente relacionadas con la labor que desarrollará el franquiciador y sus franquiciados.
A modo de conclusión podríamos decir que el método más adecuado para saber si un negocio es franquiciable y así conocer toda la estructura necesaria para hacerlo bien, es realizar el Plan de Viabilidad de franquicia, utilizando todas las herramientas descritas para transmitir las conclusiones obtenidas, ya que son totalmente imprescindibles para el desarrollo una correcta estrategia.

Las herramientas utilizadas para transmitir las conclusiones obtenidas del estudio realizado serán:
El Cuestionario de candidatura: Se trata de recoger el perfil personal y profesional del candidato para el estudio de su candidatura. Se utiliza para ayudarse a decidir sobre su conveniencia de entrar a formar parte de la red.
El Dossier de información precontractual o Dossier de franquicia: este documento debe entregarse obligatoriamente al potencial franquiciado antes de 20 días a la firma del contrato. El contenido del mismo viene regulado por ley y esta obliga que se detallen, entre otros: Los datos de identificación del franquiciador, los datos de propiedad de la marca, una descripción general del sector, la experiencia de la empresa franquiciadora, la descripción de la actividad de la empresa, los elementos esenciales del contrato, etc.
El Precontrato de franquicia: este es anterior al contrato de franquicia y se utiliza para realizar la reserva de zona al interesado. En la mayoría de casos su finalidad es reservar la zona mientras el interesado busca local.
El Contrato de franquicia: es un documento privado entre dos sociedades independientes que regula contractualmente las relaciones entre franquiciado y franquiciador. En él se deben plasmar, entre otros temas, todas las obligaciones, aportaciones, servicios iniciales y continuados, etc. que el franquiciado recibe del franquiciador y viceversa.
La Documentación comercial: la documentación comercial son todas las vías que se utilizan para la captación de franquiciados: como el folleto de franquicia, el anuncio de captación, etc.
El Manual de Operaciones: El Manual de Operaciones incluye todas las operaciones que se deberán desempeñar el franquiciado y el franquiciador para el correcto funcionamiento de la franquicia, además son los documentos que transmiten de la forma más eficaz el Know-how, al que viene obligado el franquiciador.

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com