Versión desktop Versión móvil

Agencias de viajes

Franquicias & Negocios

Las últimas tendencias en este sector son los paquetes a medida.

Es uno de los más económicos en cuanto a inversión y uno de los que más factura. El sector de las agencias de viajes se presenta como una buena oportunidad de negocio de autoempleo. ¿La estrategia para alcanzar el éxito? Ajustarse a los gustos del cliente, de la mano de las tecnologías más punteras.

Es un sector maduro y competitivo, en el que la mayor evolución que se ha producido en los últimos años ha sido a nivel tecnológico y de medios.  
Internet ha supuesto una revolución en el trabajo diario de los agentes de viajes, consiguiendo gracias a la Red una mayor agilidad y un considerable ahorro de costes. Por otro lado, estos mismos avances han obligado a las agencias a especializarse y a cuidar al máximo la atención que ofrecen al cliente para lograr, de este modo, canalizar las reservas a través de ellas. Profesionalización y ofertas adaptadas a los gustos del cliente como valor añadido son las bazas con las que juegan las empresas del sector.

Impacto de las nuevas tecnologías
“Actualmente el sector está experimentando una serie de cambios motivados por la irrupción de las nuevas tecnologías que, lejos de quebrantar expectativas de crecimiento, se convierten en aliados para conseguir ventajas, tanto para los franquiciados como para el cliente final”. Así de positivo se muestra Jon Recacoechea, director de Marketing y Comunicación de Plantour, cuando se trata el efecto de las nuevas tecnologías sobre el sector turístico.

La mayoría de agencias de viajes disponen de páginas web desde las que el cliente puede hacer reservas, y cada vez son más las que se efectúan de esta manera. Para algunos profesionales, Internet no supone más que ventajas, pero para otros los únicos que pueden ofrecer un servicio de calidad, resolver problemas y ofrecer garantías, son los agentes de viajes, en detrimento de la Red, que siguen considerando “coja” a la hora de asegurar resultados. A pesar de algunos factores que pueden suponer amenazas para las agencias de viajes, como el aumento de las reservas por Internet, lo cierto es que el sector no para de crecer. Como sostiene Daniele Armellini, presidente de Giramondo Viajes Franquicia, “las agencias de viajes pertenecen al sector del turismo y a nadie se le escapa que estamos hablando de una de las principales industrias del país”. “La franquicia –apunta Daniele– se presenta como la mejor fórmula para aquellos que quieran desarrollarse en este sector, porque es la central quien realiza su cartera de proveedores y consigue comisiones competitivas para sus afiliados, mientras estos mantienen su independencia empresarial”.Negocio de autoempleo
Aunque con competencia, el de las agencias de viajes se presenta como un mercado con mucho potencial que desarrollar y ofrece facilidades a los emprendedores que apuesten por él. Es uno de los sectores que requiere menos inversión, unos 14.800 euros de media, y también se erige como uno de los que más factura, con lo que se obtienen beneficios al poco tiempo de iniciar la actividad. No se necesitan locales grandes, bastan 30m² de oficina, ni han de estar ubicados en primera línea comercial. Además, no se trabaja con stock de artículos, lo que evita preocupaciones por si el producto es perecedero o pasa de moda. Para la mayoría de enseñas, abrir una franquicia de una agencia de viajes es una opción de autoempleo, una oportunidad para aquellos emprendedores que estén interesados por el sector y que además quieran ser su propio jefe.

Los clientes también han aportado su grano de arena para que el mercado del turismo goce uno de sus mejores momentos. El tráfico de viajeros ha aumentado de forma exponencial en los últimos años y cada vez es mayor el gasto que se destina a viajar.

Aunque son muchos los factores que juegan a favor de este sector y lo posicionan en una fase muy atractiva para los inversores, no hay que olvidar que existe mucha competencia, por lo que las enseñas centran sus estrategias en especializarse, buscando la diferenciación. Y lo hacen en base a los gustos del cliente, cada vez más exigente. Viajes a medida, personalizados y destinos alternativos, en los que el viajero busca valores gastronómicos, culturales, etc., distintos a su lugar de origen, son las tendencias que se imponen. Roberto Ibáñez, director de Administración de Zafiro Tours, corrobora que las claves de actuación les vienen dadas por las preferencias que muestran los clientes: “La cada vez mayor competencia y concentración nos obliga a buscar valores añadidos para mantenernos a la cabeza del sector, siguiendo los gustos que manifiesta el cliente”. Para afrontar los cambios que se producen en este sector, en permanente evolución y dinamismo, es fundamental la capacidad de adaptación y los recursos con los que cuente cada enseña.
Un sector al alza
Aunque algunos profesionales opinan que el sector pasa por un momento complicado, con muchos movimientos, en el que es muy importante posicionarse y permanecer atento para poder reaccionar y adaptarse rápidamente a las novedades, el mercado de las agencias de viajes, como el del turismo, pasa por un buen momento. Cuenta con un índice de crecimiento sostenido y unas previsiones a corto plazo que ratifican esta tendencia. En opinión de los expertos, este contexto hace recomendable tanto la inversión en el sector como la permanencia en el mismo.
La universalización de los viajes, en oferta de destinos y en acceso por parte de cada vez más personas, junto al descenso en costes y tarifas, abre un amplio horizonte para aquellos que sepan responder a la demanda con ofertas originales y ajustadas.
Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com