Versión desktop Versión móvil

Zena se pone en venta tras el fracaso de su asalto a Telepizza

Expansión | 19/07/2006 | 10:00

Después de un año, el grupo de restauración Zena volverá a colgar el cartel de se vende el próximo 1 de septiembre.

Zena, que es propiedad de las firmas de capital riesgo CVC (50,5%) e Inveralia (20%); de la sociedad Resturiber (13,76%), controlada por la familia Irisarri y por Manuel Robledo, y de la sociedad Bremen (12,5%), cuyo dueño es Jesús Bravo, además de por otros accionistas minoritarios, dio un mandato de venta al banco de inversión 360 Corporate el pasado verano.

Este proceso se interrumpió porque el grupo de restauración Zena, el mayor franquiciador en España de Burger King y Pizza Hut, decidió lanzar una contraopa para hacerse con el control de Telepizza, tras la oferta lanzada por la familia Ballvé y el fondo de inversión Permira en febrero de este año.

Con este movimiento, Zena perseguía crecer a través adquisiciones y duplicar su tamaño. El objetivo de los propietarios del grupo (si su opa hubiese prosperado) era realizar la integración y permanecer dos o tres años en el capital para poder vender después el mayor grupo de restauración en España.

Finalmente, tras cinco meses de disputas por el control de Telepizza y la entrada en la puja del grupo portugués Ibersol, se llegó a un proceso a sobre cerrado, que culminó el pasado lunes. En la fecha tope para que los tres oferentes presentasen sus propuestas definitivas, Permira y Pedro Ballvé, presidente de Telepizza, ofrecieron ante el organismo regulador español el precio más alta (3,21 euros por título) y, con toda probabilidad, ganarán la puja, aún pendiente de la decisión final de los accionistas. La oferta supuso valorar al rey de la pizza en 850 millones de euros, un 49,3% más que la propuesta inicial, de 2,15 euros por título.

Zena, de la mano de CVC e Inveralia, ofreció 2,77 euros por acción e Ibersol puso sobre la mesa una propuesta de 2,51 euros.

Ahora, después del frustrado movimiento por Telepizza, a Zena se le han agotado las vías para crecer a través de adquisiciones y la única salida que le queda, según algunos expertos, es volver a la situación de hace un año. Hace doce meses, Zena se valoró entre 200 y 300 millones de euros. En 2006, la única adquisición han sido los veinte Foster’s Hollywood que operaban en Valencia por cerca de 30 millones de euros.

Ocho marcas comerciales

Entre las entidades que el año pasado mostraron interés por Zena figuraban firmas de capital riesgo, como Apax, Mercapital, PAI y Vista Capital, e incluso Ibersol. Zena también había puesto los ojos en el Grupo Vip’s, pero esta opción también ha quedado anulada porque la filial de capital riesgo del banco de inversión Goldman Sachs ha comprado el 30% del grupo a la familia Arango, fundadora y, hasta entonces, única propietaria de la firma de restauración multiformato dueña de enseñas como Vips o Ginos.

El grupo Zena facturó 350 millones de euros en 2005 frente a los 330 millones del ejercicio anterior. Actualmente, la compañía da empleo a 6.600 personas y cuenta con 450 restaurantes en gestión. Además de la franquicia en España de Burger King y Pizza Hut, cuenta con la licencia para abrir franquicias de Kentucky Fried Chicken.

Dentro de su red propia, posee 59 restaurantes Nostrus, que adquirió a Carrefour y que, en algunas regiones de España, operan bajo el nombre comercial Tío Tapas. Zena cuenta, además, con tres cafeterías California y posee varias enseñas propias, que franquicia, como Foster’s Hollywood (99 restaurantes), Cañas y Tapas (84) y los ocho restaurantes temáticos de comida italiana Il Tempietto, de los cuales la mitad son propios.

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com