Versión desktop Versión móvil

La tienda como ambiente de trabajo y espacio de uso público

FDS Consulting

Que un local sea accesible para todo tipo de público o que de sensación de limpio son sólo dos de los parámetros que influirán en la calidad total del espacio. Tener presente que los establecimientos son, al mismo tiempo, ambientes de trabajo y espacios públicos es fundamental para crear la imagen de tienda que se persigue y, más tarde, personalizarla.

Nadie puede negar que un local comercial cumple con sus expectativas cuando da buenos resultados de ventas y cuando materializa en un espacio la personalidad de una marca.
Por esta razón es difícil generalizar sobre cómo un local puede  vender, porque a cada producto y a cada marca le corresponde un local ideal y parámetros que sean válidos para un tipo de negocio  pueden fracasar para otro.

Sin embargo, la valorización de la marca y del producto nacen sobre una base de calidad de proyecto que es perfectamente generalizable para todos los locales en cuanto independiente de la personalización que se haga en un segundo momento.
Todos los locales son espacios de pública concurrencia y ambientes de trabajo a la vez: esta es la base que une todo proyecto de local comercial y punto de partida para poder trabajar las estrategias de venta y de imagen de la tienda. Veamos cómo este enfoque influye sobre la conformación del local.

- Accesibilidad a instalaciones
En un espacio público las instalaciones tienen un papel prioritario porque el aforo es superior respecto a un ambiente privado.
Las instalaciones proporcionan calidad de microclima del local: frío, calor, luz, humedad relativa, sonido, ventilación.
De su buen funcionamiento depende la calidad del ambiente y las buenas o malas sensaciones que se puedan tener bajo este punto de vista durante nuestra estancia en el local.
En un proyecto de instalaciones la facilidad de mantenimiento es  uno de los  puntos clave. Periódicamente  los técnicos responsables tienen que poder revisar el estado de maquinaria, circuitos, cuadros generales, etc.

Este trabajo se tiene que hacer respetando la normativa de seguridad laboral: las inspecciones no tienen que suponer riesgo alguno por parte de los técnicos.
Un buen titular de la actividad no actúa cuando el problema ya existe (y persiste): Tener un local comercial sin contrato de mantenimiento de las instalaciones puede perjudicar la afluencia del público al local.

- Idoneidad de materiales
La imagen de una tienda necesita poderse actualizar constantemente. Para cumplir con este requisito se utilizan dos tipos de materiales: los que se cambian y los que se quedan.
Los que se quedan acogen los que se cambian, tienen que durar en el tiempo y por eso, requieren una inversión más alta al principio (suelos, techos, paredes, carpintería y cristales de fachada).
Los materiales que se cambian son los soportes de la comunicación visual.

Son aquellas partes de la tienda hacia donde se quiere enfocar la atención del público. Los soportes de imagen gráfica son ligeros, económicos, y de simple montaje. Se cambian por temporada, campaña o actualización de tendencias en general.
Imágenes y mensajes pensados como permanentes funcionan cuando tienen la fuerza de superar tendencias y modas además de estar impresos en soportes que no alteran su estado en el tiempo.

- Facilidad de mantenimiento y limpieza
En un local que parece viejo o poco limpio la gente no entra.
Aunque el local sea de hecho limpio, algunos materiales con el tiempo pueden dar sensación de vejez o suciedad, en la mayoría de los casos porque absorben manchas o polvo a causa de su porosidad.

Sobre todo aquellos materiales que hemos escogido para que se queden, se tienen que poder limpiar fácilmente y admitir unas intervenciones de mantenimiento que les devuelvan el aspecto original (rebaje y barnizado de tarimas, rebaje y abrillantado de piedras, repasos de pinturas sobre todo en los puntos de mayor afluencia, pulidos de revestimientos, etc).


- Economía de consumo
Saber cuáles son los correctos parámetros de alumbrado y climatización de un ambiente nos permite dimensionar los equipos de luz y clima correctamente.
Muchas veces los equipos son excesivamente potentes, lo que genera un aumento de consumo inútil y posibles deficiencias de la calidad del ambiente.

Sin querer dar ningún tipo de regla cerrada y teniendo en cuenta todo tipo de variación de cada caso, las exigencias medias de frigorías en un clima mediterráneo están alrededor de 135 frigorías /m2 y la potencia media a considerar para alumbrado es de 35w/m2.
El aumento del consumo también puede ser causado por una instalación que no respete la normativa: siempre es aconsejable pedir las certificaciones de calidad de las instalaciones.

- Mostradores y barras
En los mostradores de caja, barras de bar, cafeterías y restaurantes, el personal cumple una secuencia de acciones que la correcta ubicación de cada instrumento de trabajo debe agilizar al máximo.
La fluidez del trabajo garantiza su calidad también en momentos de gran afluencia de público.

El  proyecto de estos ”micro ambientes“ requiere un profundo conocimiento del tipo de trabajo que en ellos se va a desarrollar.
Los mostradores y las barras son a la vez un buen medio material para promocionar la marca (porque se ubican en puntos bien visibles y muchas veces no están pensados como medio de exposición de producto) y una parte fundamental de la actividad laboral de la tienda.
Alta funcionalidad y promoción de la marca: el diseño de mostradores y barra es comparable al diseño de una tienda dentro de la tienda.


- Almacén
En muchos locales el almacén es fundamental, por tamaño o rotación de producto.
A menudo esta parte del local es considerada como de categoría B, sin embargo es esencial para la actividad comercial.
Cantidad de deposito por metro lineal, accesibilidad al producto del personal, posibilidad de clasificar producto según su ubicación, facilidad de tránsito y transporte, buena iluminación, etc. son elementos a tener en cuenta.
Tanto si se reduce como si se aumenta el espacio del almacén respecto a lo correcto, la venta es la perjudicada.

- Carga y descarga
La situación ideal es tener el acceso del almacén directamente desde la calle sin pasar por la tienda, lo que permite la carga y descarga también en horarios de apertura al público del local.
Si, como en la mayoría de los casos, esta situación no es posible, siempre hay que prever el correcto dimensionamiento de accesos al local y al almacén evitando lo más posible huecos reducidos de los accesos.

- Seguridad
El local comercial es a la vez ambiente de trabajo y local de pública concurrencia.
Responde a la normativa de seguridad y salud laboral, prevención y detección de incendios, accesibilidad en espacios públicos.
Este grupo de normativa influye sobre la conformación final de la tienda siendo uno de los puntos base a tener en consideración en fase de proyecto.
Salidas de emergencia, baños adaptados, rampas, ascensores, dimensionamiento de pasillos o cuartos compartimentados, recorridos de evacuación, son los puntos de partida para la definición de la distribución de la tienda.

- Conclusión
Seguridad y salud de la actividad laboral que se desarrolla dentro de un local, calidad del ambiente, seguridad para el público, capacidad de renovación, economía de consumo, facilidad de mantenimiento, accesibilidad al local a todo tipo de público son algunos parámetros no tan  evidentes pero que no se escapan  a un atento titular de una actividad, e imprescindibles para conseguir una calidad total de la tienda.

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com