Versión desktop Versión móvil

Victorio y Lucchino. La moda española traspasa fronteras

Franquicias & Negocios

Cada vez son más los diseñadores de renombre que se interesan por desarrollar su marca mediante franquicias.

No podemos hablar de la moda española de los últimos 25 años sin nombrar a Victorio & Lucchino, dos de los diseñadores paradigma de nuestro país. La diversificación de sus líneas de negocio, una de las estrategias que ha seguido la firma para su desarrollo. La pasión, viviendo cada diseño como si fuera el único, la clave de su éxito.

La firma que José Víctor Rodríguez Caro y José Luis Medina, Victorio & Lucchino, han llevado a las pasarelas de moda más reconocidas convirtiéndola en sinónimo de distinción y feminidad, se ha posicionado como prototipo de la moda de nuestro país, y el alcance de sus diseños no ha parado de crecer en los últimos años. Las creaciones de esta pareja de diseñadores andaluces son conocidas en países de todo el mundo, desde Japón hasta Estados Unidos.

Varias líneas de negocio
Cuentan con distintas tiendas propias repartidas en varias ciudades españolas (Sevilla, Madrid y Marbella) y córners en El Corte Inglés de Madrid, Valencia, Barcelona, Vigo y Santander. El propósito de los diseñadores, que empezaron su andadura en el mundo de la moda en la década de los años 70, pasa por seguir abriendo puntos de venta y establecerse en las principales ciudades de todo el país; con tiendas ubicadas en zonas privilegiadas: calles de primer orden comercial  y locales amplios, de alrededor de 240 metros cuadrados, en los que Victorio & Lucchino se encargan de mimar hasta el último detalle impregnando cada rincón de su sello distintivo.
Una de las claves del éxito alcanzado por los diseñadores a nivel de negocio pasa por haber diversificado sus líneas de actividad, imprimiendo su marca en todo lo que diseñan: desde todo tipo de prendas y complementos hasta habitaciones de hoteles, pasando por joyas, perfumes, etcétera. Estas distintas líneas conforman las ventas de Victorio & Lucchino: el prêt-à-porter supone el 65% de las ventas; el 30% lo aporta la división de novias y el 5% las licencias.

Expansión de la moda española
Victorio & Lucchino son un claro ejemplo de la dimensión que está alcanzando la proyección internacional de la moda española, hasta hace unos años limitada a algunos diseñadores puntuales. Algunas de las enseñas que han marcado tendencia y han allanado el camino en este sentido son Mango, con presencia en más de 80 países, o las marcas del grupo Inditex. El volumen de exportaciones del sector de la moda española supera los 3.300 millones de euros y las ventas al exterior se han incrementado en el último lustro en alrededor de un 50%, lo que refleja el buen momento que vive este nicho de mercado.

Internacionalización
La franquicia ha dejado de estar reñida con la alta costura. Aunque Victorio & Lucchino no se han decidido de momento a franquiciar, cada día son más los diseñadores célebres que apuestan por esta fórmula de negocio para desarrollar sus conceptos, en busca de una expansión firme. La franquicia se está convirtiendo en una modalidad de desarrollo cada vez más frecuente entre las firmas de moda, sobre todo, entre aquellas que desean implantarse en mercados exteriores, alcanzando de forma más segura la internacionalización.

Adolfo Domínguez, Roberto Verino o Antonio Pernas son precursores en este sentido; cadenas de moda internacionales que se encuentran entre las alrededor de 34 enseñas que conforman el sector de la moda femenina y que sirven de sustento a este segmento de mercado, convirtiéndolo en uno de los más potentes en franquicia.
Uno de los más recientes en sumarse a esta tendencia fue Custo Barcelona, para quien el desarrollo bajo franquicia era una consecuencia unida al crecimiento de la firma. El diseñador optó por esta fórmula con el propósito de exportar su concepto y desarrollarlo por el continente asiático.
El gran reto del sector pasa por la diversificación hacia nuevos mercados. ¿Los más demandados? Estados Unidos, Japón, Rusia, China y México.      
Los diseñadores españoles triunfan en las pasarelas internacionales más prestigiosas y la franquicia se presenta como uno de los soportes de esta corriente. Se proyecta una nueva imagen de la moda española; madura y al nivel de otros países punteros en el sector.


Puntos de venta exclusivos
Victorio & Lucchino cuentan con cinco tiendas repartidas en Sevilla, Madrid y Marbella y córners ubicados en El Corte Inglés de distintas ciudades de España (Madrid, Valencia, Barcelona, Vigo y Santander). 
Después de más de 25 años dedicados al mundo de la moda, Victorio & Lucchino han conseguido convertirse en uno de los mejores exponentes de la moda española fuera de nuestras fronteras y sus diseños han traspasado fronteras dándose a conocer en todo el mundo.
Los establecimientos de Victorio & Lucchino cuentan con una superficie de alrededor de 240 metros cuadrados y en ellos se venden desde prendas prêt-à-porter hasta todo tipo de complementos o moda nupcial. Y, poniendo su propio sello de exclusividad a todo lo que hacen, la ubicación de las tiendas no puede ser vulgar; escogen las calles de primer orden comercial de las principales ciudades para ubicar sus establecimientos.  
Las ventas de Victorio & Lucchino llegan de sus distintas líneas de negocio: la división de novias supone el 30% de las ventas que alcanza el grupo; el 65% lo aporta el prêt-à-porter y el 5% las licencias.

La franquicia y la alta costura
Ya no caminan cada una por un lado. En la actualidad son muchos los modistos de renombre que se han interesado por esta fórmula comercial para el desarrollo de sus firmas, sobre todo los que persiguen establecerse a nivel internacional. Un claro ejemplo es Custo Barcelona, diseñador que empezó a contemplar esta fórmula de expansión como una buena forma de desarrollo, como consecuencia del crecimiento de sus diseños.
Y es que la franquicia se presenta como una fórmula de negocio cada vez más necesaria, sobre todo si lo que se busca es la internacionalización del concepto. Hasta hace unos años, los nombres más consolidados de la moda española no contemplaban esta alternativa como vía de expansión, pero a día de hoy la situación es bien distinta: cada vez son más los diseñadores que se interesan por convertir sus importantes firmas de moda en redes de franquicia. Algunos modelos, como Mango, han ayudado también a marcar tendencia. Esta enseña está presente en 81 países con más de 868 tiendas. Otras firmas españolas, como las marcas del grupo Inditex (Zara, Stradivarius, etcétera) o Cortefiel, también han servido de ejemplo, con su presencia en países de todo el mundo.
Victorio & Lucchino, aunque por el momento no han abierto ninguna tienda franquiciada, no descartan desarrollar su firma mediante esta fórmula comercial en un futuro.

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com