Versión desktop Versión móvil

Stop Stress; mucha creatividad para eliminar tensiones

Expansión y Empleo | 19/06/2007 | 11:46

Stop Stress, firma creada por Jorge Arribas actualmente es una franquicia en expansión por España y en el extranjero.

¿Qué hacer para combatir el nerviosismo, cansancio y apatía que nos rodea? Jorge Arribas lo vio claro y en 2003, junto con la creación de su empresa, Stop Stress, patentó la destructoterapia una de las actividades más características de su negocio. Consiste en acudir a un desguace y armados con un mazo destrozar un coche a golpes mientras un grupo de heavy metal azuza al participante para gritar, saltar y golpear. El resultado: un cosquilleo de tranquilidad y bienestar que recorre el cuerpo.

Arribas no tenía pensado crear una empresa, trabajaba como jefe de logística en una firma importante y su tiempo libre lo dedicaba a sus aficiones: los deportes de riesgo y viajar. Un accidente le hizo replantearse esta rutina y así es como lanzó al mercado Stop Stress. Un negocio cuyo objetivo es que los clientes se relajen, se diviertan y expulsen todas las tensiones acumuladas en el día a día.

Junto a la destructoterapia, la firma organiza otras actividades más conocidas y comunes como rafting, paseos en burro, cocina, rallies, entre otras, que ya han probado empresas como Accenture, Telefónica, Novartis y Ernst & Young. Además, también ofrecen outdoor training, team building y organizan eventos corporativos en ciudades como Soria, Madrid, Barcelona, Valencia, Galicia y el lejano Dubai

Franquiciar: la solución para crecer
Lo que comenzó como una aventura empresarial en Soria, se unieron dos socios y fue creciendo. Arribas recuerda que tras realizar un curso del Plan de iniciación a la promoción exterior (PIPE) organizado por el Instituto de Comercio Exterior (ICEX) y el Consejo Superior de Cámaras de Comercio vieron claro que la solución para crecer eran las franquicias.

En 2004 abrieron la primera franquicia de Stop Stress en Murcia y desde entonces tiene cuatro establecimientos propios (uno en el extranjero) y tres franquiciados.

Cómo unirse a la enseña
Para convertirse en franquiciado lo fundamental es tener imaginación e iniciativa, pues la principal misión y obligación es crear nuevas actividades para su zona. No hay canon de entrada, el royalty es el diez por ciento de la facturación, aunque está exento el primer año; la inversión mínima es de 30.000 euros y la facturación prevista del primer año de actividad se sitúa entre 50.000 y 70.000 euros. Además, por las características del negocio, no es necesario un local y tampoco se exige una población mínima en la localidad que se establezca.

Ofrecen al franquiciado una amplia formación inicial de entre cuatro y ocho semanas en su propia ciudad; y a través de la misma enseña ayudan al emprendedor a buscar subvenciones, darse de alta en la Seguridad Social y demás trámites burocráticos.

Expansión
El plan de crecimiento que contempla la empresa de Arribas tiene tres fases. A corto plazo, afianzarse en el mercado español: llegar a Sevilla, Huelva, Málaga, Islas Canarias, Zaragoza y hacer Madrid en cuatro zonas. A medio plazo, reforzar su presencia en Barcelona y Galicia y a largo plazo llagar a México, Argentina y Chile.

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com