Versión desktop Versión móvil

Emprende con 25.000 euros

Franquicias & Negocios

Conoce qué negocios puedes montar con un presupuesto limitado y dónde  buscar financiación

Montar un negocio propio aunque dispongas de un presupuesto limitado no es imposible. Conoce las oportunidades empresariales más atractivas que ofrece el mercado sin necesidad de grandes desembolsos. Vías de financiación, nuevos conceptos asequibles y los sectores más económicos. Descúbrelo y sé tu propio jefe.

¿Cuánto dinero necesito para emprender? Esta es una de las principales preocupaciones que asalta a todo emprendedor que quiere adentrarse en el mundo empresarial y suele ser, además, uno de los principales condicionantes en el momento de elegir el tipo de negocio. Para algunos, la financiación se convierte en una barrera. Otros, consiguen ver más allá y descubrir el amplio abanico de posibilidades que, sin realizar un desembolso imposible, les ofrece el mercado: conceptos atractivos y negocios innovadores que ofrecen alternativas a los emprendedores con menos recursos.                         
  
-Reducir la inversión
Convertirse en un emprendedor de éxito es posible por menos de 25.000 euros. Dentro del ámbito de la franquicia son muchas las enseñas que, ante la dificultad económica que asola a sus potenciales franquiciados, han buscado fórmulas para minimizar la inversión inicial necesaria para poner en marcha la actividad. ¿Cómo? Buscando alternativas que permiten al emprendedor ponerse al frente de un negocio propio y gestionarlo, sin unas necesidades de inversión desorbitadas.
Desde conceptos nuevos que reducen la inversión prescindiendo del local o buscando otras soluciones como carritos o corners, hasta segmentos más tradicionales que reinventan el negocio: por ejemplo, la venta de ropa a domicilio o los que acercan todo tipo de servicios, desde asistenciales hasta solariums, a casa del cliente. 

-Trabajar desde casa
Los gastos relativos al local son los que más aumentan la inversión a la hora de montar un negocio: el alquiler del establecimiento, los costes de mantenimiento, el importe de las reformas, etcétera, son aspectos que hacen crecer de forma considerable el importe final. Algunas enseñas presentan, tratando de minimizar costes, conceptos que se pueden desarrollar en locales de reducidas dimensiones o prescindiendo de ellos.  
Algunos de estos negocios se pueden gestionar desde casa y otros, aunque requieren un local, éste no ha de ser de grandes dimensiones ni estar ubicado en zonas de primer orden comercial. Es el caso de las agencias de viajes; conceptos para los que basta con una oficina de, como media, 30m2; o el de las tiendas de informática, para las que es suficiente con un local de, como media, 25m2 y el mobiliario básico para equiparlo. Estos dos segmentos son los que presentan las inversiones medias más reducidas del mercado: alrededor de 21.000 euros para las tiendas de informática y algo menos para las agencias.
En cuanto a los sectores que más se prestan a prescindir de local, se encuentran los servicios especializados, a domicilio o a empresas. Para este tipo de negocios no es imprescindible disponer de un local y el emprendedor, en la mayoría de casos, puede gestionar la actividad desde casa sin problemas.
La inversión media necesaria para montar una oficina en casa es de, aproximadamente, 3.000 euros, destinados a mobiliario y material (teléfono, fax, etcétera). En la actualidad, son numerosas las empresas que contemplan la posibilidad de trabajar desde casa como una opción eficaz. Existen negocios en los que no es el cliente quien acude, sino que es el empresario el que ha de salir en su busca. En este contexto, no existe una obligación de disponer de un espacio abierto al público. Para este tipo de actividad, en su mayoría servicios, basta con un equipo informático, habilidad para gestionar una amplia cartera de clientes y disciplina para no confundir vida laboral con vida personal.
 
-Sectores en los que invertir
El de la restauración es el sector que, por tradición, presenta las necesidades más elevadas de inversión al inicio de la actividad. Son conceptos que, por lo general, requieren locales grandes para su desarrollo; como media, 100m2; además, suelen precisar equipamientos caros y bastantes empleados para su gestión, algo que también incrementa la cantidad de dinero que se necesitará para poner en marcha el negocio. El emprendedor que apuesta por este sector ha de tener presente un respaldo económico con el que contar hasta que el negocio le reporte beneficios. Los expertos aconsejan no invertir todos los recursos al inicio de la actividad ya que los principios no suelen ser sencillos y, además, pueden surgir baches y un colchón económico será imprescindible para superarlos. A pesar de que son las más costosas en cuanto a inversión, las cadenas de restauración ocupan el primer lugar en las preferencias de los emprendedores que apuestan por la franquicia. Este sector atrae a cerca del 30% de los inversores, por delante de los negocios relacionados con el sector de la moda (20%). Los servicios, aunque se mantienen al alza, ocupan la cuarta posición, por detrás de las enseñas de complementos (15%).
Otro de los sectores que presenta unas necesidades importantes de inversión es el de la moda, con una media de cerca de 80.000 euros.
En el lado opuesto, junto a las agencias de viajes y las tiendas de informática, se encuentran los videoclubes, con una inversión media de algo más de 25.000 euros. Estos conceptos han logrado posicionarse en el mercado gracias a una potente apuesta por las nuevas tecnologías. Han modernizado sus videocajeros, logrando un negocio operativo las 24 horas del día.
En cuanto a los sectores que están en auge, los profesionales destacan todos los negocios relacionados con las energías renovables y medioambientales. A medio plazo, se consolidarán las empresas de movilidad y creación de contenidos.
La cantidad de dinero que se necesita para poner en marcha un negocio es un dato fundamental en el momento de decidirse por un sector u otro. Una cifra muy útil para un primer descarte.  

-Preferencias personales
Opciones asequibles no faltan, así que si ya estás decidido a establecerte por tu cuenta, sólo has de tener en cuenta algunos consejos profesionales.
Se disponga o no de un gran capital para invertir, una de las primeras recomendaciones que los profesionales hacen al emprendedor que quiere montar un negocio es que elabore un buen plan de negocio, para anticiparse a lo que supondrá desarrollar la actividad. En el caso de la franquicia es primordial comprobar si el perfil de franquiciado que busca la cadena y las tareas que tendrá que desarrollar se ajusta a lo que buscamos. Hacer un autoanálisis, para tener claro qué buscamos, hasta dónde queremos llegar y cuáles son nuestras limitaciones, son aspectos clave en esta fase inicial. Puedes convertirte en empresario por menos de 25.000 euros, pero no al frente de cualquier negocio, sino de uno que realmente se ajuste a tus preferencias.
Esto, si se pretende explotar el negocio como autoempleo, es imprescindible. Y, si lo que se busca es una actividad para invertir, también hay que tenerlo presente porque no se debe poner esfuerzo o dinero en un negocio que, de entrada, no nos motiva.
Una vez se tiene claro qué es lo que queremos, se debe analizar la oferta que existe en el mercado y ver qué se conseguirá con cada propuesta; qué beneficios se obtendrán y no sólo a nivel económico, sino también a nivel personal. Y, ¿qué hacer ante distintos negocios que resulten atractivos? Existen unos 30 parámetros a tener en cuenta: rentabilidad, inversión inicial, porcentaje de cierres de la cadena, etc. Hay aspectos que, de entrada, pueden parecer evidentes pero no lo son, así que, llegados a este punto, lo mejor es pedir asesoramiento a un experto en franquicias.

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com