Versión desktop Versión móvil

Un sector bien alimentado

Franquicias & Negocios

El consumo familiar en alimentación creció en 2007 un 2,15%, alcanzando un gasto medio por familia de 4.078 euros

El de la alimentación se ha convertido en un sector de actividad clave para la economía española. Se trata de un bien de primera necesidad y consumo inmediato que generó en la franquicia el pasado año unas ventas de 5.685.532.000 euros, según la Asociación Española de Franquiciadores.

El gasto de las familias en distribución y alimentación aumenta. En 2007, cada familia gastó en gran consumo una media de 4.078 euros, un 2,15% más que el año anterior, según el estudio TNS Distribución 2008, de la consultora TNS World Panel. De este gasto, el 85,6% fue a parar a supermercados, hipermercados, tiendas tradicionales y  tiendas ‘discount’.
“La distribución alimentaria es un sector clave de la economía (el gasto de los hogares en este epígrafe ronda el 20% de la renta disponible) y tiene la particularidad de ser menos sensible a la recesión que otros sectores al ser un bien de primera necesidad y de consumo inmediato. Por ello, la situación del sector es estable y la inversión en el mismo tiene una gran solidez”, explica Enric Marsal, Jefe del departamento de Expansión de Condis.
Ante la situación que vive la economía española, las familias vigilan sus gastos. ¿Cómo? La distribución de gran consumo crece y los españoles no dejan de comprar. El cambio se produce en qué compran: los clientes se fijan más en el precio de los productos, por ello toman más importancia las promociones y ganan terreno las marcas propias de los supermercados y las marcas blancas. De hecho, éstas últimas suponen el 29,9% de la cuota de mercado.
Se trata de un sector consolidado en nuestro país. Existen unos 30.388 establecimientos dedicados a la distribución y el gran consumo, 13.850 de ellos franquiciados. Según el Anuario de la Distribución 2008-2009, estos más de 30.000 locales ocupan una superficie de 14,4 millones de metros cuadrados. Y en este total, las franquicias representan el 10%.

De compras
La concentración es un signo que caracteriza a este segmento de actividad. “El sector está en constante desarrollo y evolución. La mayoría de las cadenas están en crecimiento, realizando adquisiciones y creando nuevas plataformas logísticas. Igualmente muchas de las cadenas están creando nuevas marcas, y abriendo nuevas tiendas bajo el concepto de proximidad”, explica Carlos Alba, director de Expansión de la cadena A todas horas.
En los últimos meses se han producido diversas compras: por ejemplo el Grupo Eroski se hizo con Caprabo o Día con los supermercados Plus. Las grandes suman fuerzas y engordan el negocio. Las compañías, tal y como explica el director de Expansión de A todas horas, crean también nuevas líneas de negocio basadas en la proximidad al cliente: Carrefour ha creado Carrefour City, Día lo ha hecho con Día Market…
Otra de las líneas de negocio que está ganado peso en la franquicia son tiendas especializadas en determinados productos, que se basan en la cercanía al público y calidad de su oferta.

Reinas en facturación
Las cadenas de supermercados en franquicia se llevan el número uno en el ranking de facturación. Las cadenas de supermercados y tiendas de alimentación que operan en el sector registraron unas ventas en 2007, según la AEF, de 5.685.532.000 euros. A nivel global, y según el Anuario de la Distribución 2008-2009, recientemente publicado, el sector de la distribución facturó 74.617 millones de euros. Este Anuario afirma que el total de establecimientos del sector es de 30.388, de los que 13.850 son franquicias.
Para entrar a formar parte de una de las  marcas de supermercados que operan en franquicia en este sector, se requiere una inversión media inicial de unos 130.000 euros (aunque la cifra varía bastante en función del concepto). De media, un establecimiento en este sector requiere una dimensión mínima de 150 metros cuadrados, aunque esta cifra también es muy variable en función del concepto: por ejemplo, A todas horas necesita un local de unos 25 m2, mientras que supermercados como Condis requieren locales de unos 500 m2.
Si contabilizamos todas las marcas especializadas que operan en el sector, el número de opciones para entrar en el sector de la alimentación aumenta: a los supermercados se suman desde tiendas de vinos (Vinus & Brindis, La Carte des Vins, Pecados Originales Vinos, Milvinos…), hasta tiendas de congelados (La Banquisa, La Flor de Neu…) pasando por fruterías, charcuterías, tiendas gourmet…

La clave está en el precio
Un factor básico a la hora de conseguir buenos resultados en este negocio es ofrecer a los clientes unos precios competitivos. En este momento, además, este aspecto toma mayor protagonismo, debido al menor poder adquisitivo de las familias. De esta necesidad de ofrecer precios atractivos se desprende el auge de la venta de marcas blancas y marcas propias de supermercados, que en general suelen ser más baratas.
“La necesidad de ser tremendamente competitivo en precios hace que sin un gran volumen de negocio asociado no se disponga de una de las principales bases. Por ello, la única manera de ser rentables es ser un gran grupo”, dice Enric Marsal, de Condis. El pertenecer a una cadena de franquicias y centralizar las compras, se consiguen precios que permiten unos márgenes mucho mas atractivos.

Proximidad y disponibilidad
La proximidad al cliente es la segunda parte del binomio que, junto al precio, atrae al consumidor. Es por ello que muchas grandes empresas del sector han lanzado nuevas líneas de negocio basadas en esta idea.
El tema de los horarios también resulta clave para conseguir una buena clientela. De hecho, tras la entrada en vigor de la Ley del Comercio de la Comunidad de Madrid, que permitirá la libertad de horarios semanales por encima de las 90 horas actuales y abrir durante las 24 horas de los días laborables, Carrefour ha sido la primera en optar por ampliar su horario en sus locales madrileños.
A todas horas es otra de las cadenas que basan su concepto de negocio en esta idea: sus tiendas ofrecen una disponibilidad total al cliente, las 24 horas del día, ya que se tratan de tiendas automáticas (similar a un cajero automático o un videoclub automático), en las que el usuario puede escoger entre más de 500 referencias con un sencillo sistema. “Hay que adaptarse cada vez más a las necesidades del cliente, tanto a nivel de horarios de venta al público como en los diferentes productos y formatos”, cuenta Carlos Alba, de A todas horas.

La especialización
Vinos, productos gourmet, productos de charcutería, congelados… No son pocas las cadenas que nacen como conceptos especializados. La Banquisa es un ejemplo. Esta cadena especializada en la venta de productos congelados ha iniciado de manera reciente su expansión a través de la franquicia. Su clave es ofrecer un producto concreto, en un sector, el de los congelados, con poca competencia en franquicia, y basándose en la calidad y los buenos precios, gracias a ser también productores de su propia oferta. Son ya 10 los establecimientos que La Banquisa tiene en España, establecimientos en los que se factura en el primer año de actividad unos 240.000 euros.
Otra línea de mercado que está creciendo actualmente es la de las tiendas especializadas en productos gourmet y vinos. Por un lado, aparecen cadenas como Hespen & Suárez, que basan su oferta en productos de alta calidad y el asesoramiento a los clientes. La Carte des Vins es otra de las empresas que ofrecen un producto concreto, donde el vino, de calidad y a buen precio, es el protagonista. En estas tiendas especializadas el servicio al cliente y el asesoramiento se convierten en protagonistas. “El factor que mejor puede definir a La Carte des Vins es seguramente su absoluto enfoque al cliente”, detalla Nicolás Gutiérrez, director de Expansión de esta empresa que suma un total de 34 establecimientos en nuestro país. La especilización de estas tiendas viene en muchos de los casos de manos del ‘lujo’. Lo vemos en Neuhaus. Esta cadena belga de boutiques chocolateras apuesta ante todo por la calidad y la excelencia. “En el sector de productos de ‘lujo’ no solemos acusar tanto una recesión en el mercado, parece haber una inclinación a comprar menos cantidad sin embargo buscando productos de más calidad”. explica Anabel Leirman, directora de Expansión de Neuhaus.
Ya sean supermercados o tiendas especializadas, se trata de un sector que comercializa bienes de primera necesidad y que con ello factura millones de euros. Entrar a forma parte de él de manos de una franquicia facilita las cosas. Hay dónde escoger.

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com