Versión desktop Versión móvil

Un bocado apetitoso

Franquicias & Negocios

Las grandes del fast food nos cuentan sus estrategias para incentivar el consumo Bocadillerías, pizzerías y hamburgueserías son tres conceptos que, dentro del sector del fast food y el delivery, más atraen la demanda. Las estrategias de precio y las promociones, unidas a la apuesta por la calidad y la dieta equilibrada convierten a estos negocios en un imán para los clientes.

Sus ventas siguen creciendo y sus locales siguen llenos de clientes. Las grandes cadenas de fast food confirman que a pesar de todo, su facturación ha aumentado, en algunos casos, hasta el 5% durante este verano. Los españoles gastan menos, pero siguen comiendo fuera. Y ¿qué mejor opción que una oferta asequible para los bolsillos? Se trata de buscar conceptos más baratos. Varios factores más se unen al aspecto del precio: nuestros hábitos de vida nos obligan muchas veces a comer algo rápido, sin demasiadas esperas. Y las cadenas cada vez optan más por ofrecer en su oferta productos sanos y que permiten equilibrar la dieta. Todo ello hace de estos conceptos opciones atractivas para el público. “Se ha producido una contención en el gasto individual, con la reacción lógica de las diferentes marcas de incentivar ese consumo mediante promociones”, explica Iñaki Villar, director de Expansión de Pizza Móvil.
Hamburgueserías, bocadillerías y pizzerías son tres de los conceptos que dentro del fast food y el delivery más tirón tienen entre el público. Y las grandes marcas del sector esperan seguir creciendo. Subway, por ejemplo, espera crecer, “sin contar las aperturas, un 10% en ventas en los próximos 12 meses, y abrirán más de 20 nuevos locales”, explica Thierry Rousset, director para España, Portugal y Gibraltar de Subway. Éste es sólo un ejemplo de algunos otros: el sector crecerá, sobre todo, en número de establecimientos.

Promociones como estrategia
“El cliente busca encontrar un valor en su compra, a través de una óptima relación calidad-precio”, explica Villar, de Pizza Móvil. Es por ello, que las marcas del sector optan por estrategias en torno a la calidad y al precio para atraer al público. “La gente le da un mayor valor a su dinero, con lo que el gasto es menor”, explica Fernando Andrés, director de Desarrollo de Yum! Ibérica (que gestiona en España marcas como KFC y Pizza Hut). Como estrategia perfecta que gira en torno al precio, las marcas optan por ofrecer promociones especiales.

Cómo incentivar el consumo  
Pizza Móvil, KFC y Pizza Hut son algunas de las que incentivan el consumo a través de promociones. Se trata de ofrecer mejores precios y productos extras en los menús. “La solución ante esta situación es ofrecer ‘packs’ con todo incluido, a un mismo precio”, añade Andrés, de Yum! Ibérica. Menús que incluyen bebida, patatas y postre, productos extras por tan sólo un euros más, mayor tamaño de los productos por el mismo precio... Son diferentes las ofertas que las marcas ofrecen a sus clientes. El objetivo es seducir al público.

Adaptación al cliente
Pero el tema del precio, aunque importante, no lo es todo. Las estrategias de precio se tienen que combinar sin duda con la calidad y la oferta de alternativas en los menús. Es decir, la importancia del precio es indudable a la hora de vender, las promociones son magníficas herramientas de atracción, pero la calidad nunca debe dejarse de lado. “Lo que el consumidor busca es una buena relación calidad precio y eso no siempre quiere decir que busca lo más barato”, explica el director de Subway.
Como atracción, Subway basa su oferta en ofrecer “productos muy variados y de alta calidad con la posibilidad para el cliente de preparar un bocadillo exactamente con los ingredientes que quiere”, explica Rousset.
En esta variedad se basa también la estrategia de Burger King a la hora de incentivar la visita a sus locales. De hecho, en Burger King, según Pablo Mazo, responsable de Comunicación de la División Mediterráneo, “hemos notado un incremento en la afluencia a nuestros locales”. La marca atribuye su éxito al desarrollo de nuevos productos de calidad con un mayor valor añadido (desde desayunos o aperitivos hasta postres). “Burger King se caracteriza por adaptarse a varios tipos de consumidores distintos. De ahí nuestro lema ‘Como tú quieras’”, añade Mazo.
 
De manos de un grande
Entrar en este sector de manos de una franquicia experimentada facilita las posibilidades de éxito. En un sector tan competitivo como el de la restauración, un nombre reconocido tiene su peso, al igual que la experiencia en el mercado, las estrategias trazadas y el apoyo de la central. Las inversiones para abrir un restaurante de fast food y delivery son elevadas (como en todo concepto de restauración): unos 460.000 de media. Los locales deben situarse en zonas de primer orden comercial, donde la afluencia de público sea elevada, y de media, deben medir 200 metros cuadrados aproximadamente.

Adaptación al cliente
La realidad es una, todo gira en torno al mismo punto: adaptarse a la demanda de los clientes, que en estos momentos pasa por comer de una manera lo más equilibrada posible y gastando poco. Las cadenas de fast food responden a esta tendencia y muestra de ello son las cifras que presentan. Crecen sus ventas gracias a sus estrategias centradas en el cliente. Burger King, Pizza Hut, KFC, Pizza Móvil o Subway son algunos ejemplos de marcas en franquicia que han sabido responder a las necesidades del momento.
Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com