Versión desktop Versión móvil

GrupHogar, los cimientos de un buen negocio


Una promotora, más un estudio de arquitectura, además de una constructora es lo que es GrupHogar, una franquicia que lanza un nuevo sistema de ejecución de viviendas: 'llave en mano', con el que han dado un revés a este sector. Eva Hernández y el resto del equipo de GrupHogar tuvieron hace cinco años una idea, a primera vista sencilla, para dar un giro al sector de la construcción: conjugar en una misma empresa todos los aspectos posibles de la ejecución de una vivienda, desde la búsqueda del solar hasta la construcción de la misma. Esto se resumía en tratar de realizar todas las tareas propias de una promotora, un estudio de arquitectura y una constructora. Tres conceptos en uno.
Con esta iniciativa buscaban conseguir dos aspectos: proporcionar un mayor ahorro a sus clientes (en principio, particulares, cooperativas de viviendas y pequeños promotores) ,que en ocasiones llegaría hasta al 30%, y por otra parte, simplificar al máximo todos los pasos en el proceso de ejecución de una vivienda. "Queremos simplificar una tarea, que para el cliente resulta incomoda, cara y compleja. Nosotros aprovechamos nuestros contactos, sellamos acuerdos con determinadas empresas de cada sector, contratamos a técnicos y profesionales, arquitectos y aparejadores para que hicieran el trabajo y concentramos en una misma empresa, todo el arduo proceso de ejecutar una vivienda", afirma Eva Hernández, directora del Departamento de Expansión de GrupHogar.Sistema 'llave en mano'

¿Cómo ejecutar un proyecto de esta envergadura? Puede ser la pregunta que asalte a muchos, sin embargo, el equipo de GrupHogar tenía muy claro que era lo que quería, a dónde dirigir sus esfuerzos y a que tipo de clientes llegar. Esto les allanó el camino.
El resultado fue más que satisfactorio. Con un trabajo concienzudo, consiguieron hilar todos los cabos, cerrar los acuerdos pertinentes y ofrecer a sus potenciales clientes un servicio 'llaves en mano'. "Hemos conseguido reunir en un estudio toda las fases necesarios para ejecutar una obra; con una serie de ventajas añadidas que no se pueden pasar por alto: unos precios a clientes como si fuéramos una gran promotora, contratando el terreno y la obra, proporcionamos proyectos de direcciones de obra para aparejadores y arquitectos, además de la construcción de la misma y de facilitar todos los trámites legales, de registros y permisos", detalla Eva Hernández.Comodidad y ahorro

Esto sólo proporciona ventajas a los clientes, ya que se despreocupan totalmente de todos los trámites pertinentes a la consecución de una vivienda nueva. GrupHogar se encarga de ofrecer un precio cerrado a cada cliente, personalizado y que incluye todos los pasos necesarios . De esta forma, el cliente sabe de antemano que es lo que le va a costar y lo que se va a gastar. "El proyecto ha sido un 'boom'. Hay que tener en cuenta que las casas terminan siendo diseñadas por el propio cliente con ayuda del arquitecto, en un trabajo muy personalizado. Éste ve como ahorra dinero y se quita contratiempos de encima", asegura Hernández.
En definitiva, lo que hace GrupHogar es gestionar a sus clientes todos los aspectos necesarios para construir una vivienda nueva; incluyendo una base de datos de parcelas dónde ubicarlas. Ha roto con lo establecido, haciendo sencillo, lo que para muchos era un tortuoso camino, pero, especialmente, allanando el camino a los particulares, ya que sus servicios van dirigidos especialmente a este tipo de cliente que siempre lo ha tenido más difícil en el sector.Clientes potenciales

"Un cliente de GrupHogar es todo aquel que se quiere hacer una vivienda nueva. Por lo general, nuestro negocio está enfocado a tres tipos de clientes: los particulares, cooperativas de viviendas unifamiliares y pequeños promotores, personas que no están dedicadas a este mundo pero que desean invertir en él", puntualizan desde GrupHohar.
En el tiempo que llevan operativos, este equipo de profesionales, compuesto por arquitectos, aparejadores, técnicos, etc, han conseguido minimizar el proceso de construcción de una vivienda, rebatir el mercado, ofrecer sus servicios con un ahorro del 30% ( el ejemplo de una vivienda de un cliente con un presupuesto en GrupHogar que supuso 212.000 euros y una vez tasada por el banco, el coste ascendió a 358.000 euros).
El servicio que ofrecen GrupHogar es cualquier tipo de obra, aunque la mayor parte de los clientes que acuden a sus estudios abogan por hacerse una vivienda unifamiliar.Empresa competitiva

"Con este sistema conseguimos crear casas de autor (diseñadas bajo las directrices del propio cliente) a un precio muy por debajo de mercado, al trabajar con un importante volumen de mercado, lo que nos hace ser mucho más competitivos. Trabajamos siguiendo un estudio de mercado y proyectos personalizados para cada cliente", matizan.
Y de todo esto, el gran beneficiado, también es el franquiciado. Los emprendedores que quieran adentrarse en este negocio (uno de los más atractivos, dado el sector en el que se trabajan: los bienes inmuebles) no necesitan ser técnicos, ya que es la central la que se encarga de este trabajo. Todo esto muy mecanizado con plazos de tiempo para su ejecución muy predeterminados. A ellos, les basta con buscar los clientes y atenderlos.
Los márgenes que se consiguen son muy elevados. Basta con echar un vistazo al estudio de viabilidad de la cadena, que establece una media de 12 clientes anuales, como poco, y beneficios ya para el primer año. Tras este primer éxito, la enseña ya prepara la apertura de sus nuevos estudios franquiciados en Cádiz, Granada y Málaga, que serán sólo una pequeña referencia de su expansión.Qué engloba el servicio 'llave en mano'

  1. Estudio geotécnico y topográfico:

    • proyecto básico.
    • proyecto de ejecución.
    • dirección de obra de arquitecto y aparejador.

  2. Seguro de responsabilidad civil al promotor.
  3. Licencia de obra (tanta la tasa como el impuesto).
  4. Construcción de viviendas.
  5. Notaría y registro de la propiedad.
Clientes para los que trabajar

Todos aquellos que se quieran hacer una vivienda:

  • Clientes particulares.
  • Grupos de viviendas unifamiliares.
  • Pequeños y medianos promotores.
Construyendo ventajas

Convertirse en un franquiciado de esta actividad implica una serie de ventajas para el emprendedor:

  • Apostar por un bien de primera necesidad como es la vivienda: entrando en un sector en pleno auge.
  • Ofrecer un servicio de gran calidad y profesionalidad, cosa que no abunda en el sector.
  • Sintetizar en una empresa todos los procesos de construcción de una vivienda, ofreciendo un precio por debajo del mercado.
La diferencia está:

  • Un ahorro privado del 30% en los procesos de ejecución de una vivienda.
  • Despreocupación por parte del cliente de todos los trámites previos a cuando se quiere construir una casa.
  • Con este sistema, se consiguen casa de autor (diseñadas para satisfacer las necesidades de un cliente particular).
¿Quieres entrar?

  • Inversión entre 24.000 y 30.000 euros.
  • Formación a cargo de la central.
  • El trabajo del franquiciado será, únicamente, transmitirle al cliente las características de este producto.
  • Sólo en el primer año de funcionamiento se prevén 12 clientes, el margen neto por cliente es de aproximadamente 12.000 euros.
  • Para este año, esperan disponer de 10 establecimientos franquiciados.
  • Locales pequeños de, aproximadamente, 40 m².
  • No se precisa estar en zonas comerciales.
  • Rentabilidad muy elevada, que se recupera el primer año.
  • No se necesita ser técnico.
  • Márgenes comerciales muy altos.

Redacción Octubre 2003

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com