Versión desktop Versión móvil

Nicho ‘boom’: la depilación

Franquicias y Negocios

Reducida inversión y alta rentabilidad caracterizan a este sector

Si hay que señalar uno de los negocios que mayor desarrollo ha experimentado en la franquicia durante 2008 ese es el de la depilación. 13 marcas en franquicia operan en este segmento de actividad ofreciendo las últimas técnicas. Las enseñas de depilación se caracterizan por ser un negocio de baja inversión y alta rentabilidad, perfecto para el autoempleo.

Lo que vive el sector de la depilación en franquicia es un boom de crecimiento en toda regla. En 2008 estas franquicias han protagonizado un auge espectacular. La cera ha quedado atrás para dar paso a sistemas más duraderos, técnicas más modernas basadas en la tecnología láser o en la luz pulsada intensa. Las franquicias triunfan gracias a los atractivos precios, la efectividad de sus tratamientos y las estrategias de fidelización.
Hasta ahora el de la depilación duradera era un servicio exclusivo, al alcance de pocos por su elevado coste. Pero gracias a las mejoras tecnológicas, los precios han bajado, ampliando enormemente el espectro de público al que se dirige.
Son 13 las marcas en franquicia dedicadas a esta actividad. Cadenas que, en su mayoría, han iniciado su actividad en este mercado en los últimos dos años. El auge que ha vivido el sector de la depilación en la franquicia es muy significativo. La aparición de todas estas marcas es la respuesta a la demanda existente. Sólo durante 2008 se firmaron más de 350 nuevas franquicias en este sector.

Un sector con demanda
Los españoles se cuidan, gastan en belleza y la depilación ocupa una importante posición dentro del gasto en estética.
Según el último informe de Cosmobelleza, los españoles gastan en su aspecto físico hasta un 70% más que hace cinco años. Cada español se deja 597 euros de media al año en tratamientos estéticos. Y de entre todo este gasto, el servicio que más demanda experimenta es el de la depilación: el 82% del total. Este sector se ha visto impulsado por el desarrollo de la depilación láser y eléctrica: durante 2007, estas técnicas doblaron su penetración en el mercado.
Además, la depilación es un servicio que ya no sólo se dirige a las mujeres, sino que los hombres también lo reclaman: más del 80% de las mujeres y un 50% de los hombres declaran tener problemas de vello no deseado en diversas partes de su cuerpo. De hecho, las españolas son las mujeres europeas que más zonas del cuerpo se depilan, y además, comienzan a hacerlo alrededor de los 14 años.
Todos estos datos son muestra de la demanda que experimenta este sector. Y la franquicia ha sabido responder.

Al servicio del franquiciado
Hay que diferenciar entre los dos sistemas que mayoritariamente emplean las franquicias de depilación. Por un lado, está la depilación láser y por otro la fotodepilación. Hoy día se habla de fotodepilación cuando se emplean equipos de Luz Pulsada y Depilación Láser cuando los equipos son láser.
Con una u otra tecnología como base de negocio, cada marca pone a manos del franquiciado todos los conocimientos, la maquinaria y las herramientas necesarias para poder ofrecer un servicio efectivo a los clientes, que a fin de cuentas, es lo que hace posible contar con un público fiel: “Las claves son la efectividad de los tratamientos, la competitividad de precios y la atención al cliente”, explica Simona Mazzetti, directora de Expansión de Depicool. El público busca ante todo un servicio eficaz y seguro. Y por ello, las franquicias proporcionan a cada uno de sus centros toda la formación necesaria para, aún no teniendo experiencia en el sector, poder ofrecer en cada centro unos servicios eficaces, efectivos y totalmente seguros para el cliente.
Encontramos nombres como No + Vello, Depicool, Bye Bye Pelos o Pelostop, caracterizadas por contar con los mejores equipos de fotodepilación y ofrecer al cliente los precios más atractivos. Depidelia, Depilvello, Starbene-Benedepil, Depilaris, Epiltime, Pelísimo, Depilité y Depitotal son las demás marcas que completan la lista de cadenas dedicadas a la depilación permanente en franquicia.

Los precios como reclamo
Y todas estas cadenas echan mano de las estrategias de precio como clave de negocio. Las franquicias de depilación saben qué es lo que triunfa en el sector y han sabido cómo reaccionar ante las nuevas demandas: tarifas planas, promociones, ofertas… Las mejoras de las tecnologías ha permitido el abaratamiento de los tratamientos, lo que posibilita que las marcas puedan ofrecer precios asequibles a casi todos los bolsillos. Gracias a estas estrategias comerciales, el cliente se siente atraído a entrar al establecimiento y probar el servicio. Por ejemplo, No+Vello ofrece depilación láser IPL por 30 euros por zona, lo mismo que Depidelia, que proporciona sus servicios de fotodepilación a ese mismo precio. Se trata de adoptar tarifas asequibles, que permitan ampliar el segmento de público al que se dirige. Y una vez que el cliente ha probado el servicio, repite seguro. La depilación es un tratamiento que se demanda de manera periódica, de manera mensual en muchas ocasiones, así que la fidelización es algo común entre los usuarios.

Qué opciones hay
La reducida inversión  (una media de 51.000 euros de inversión inicial) y la alta rentabilidad son dos de las claves que atraen a los emprendedores a formar parte de una de estas empresas. Por estas características, entre otras, éste es un negocio ideal para el autoempleo. En la mayoría de casos, no se requiere experiencia o formación, ya que la red pone a disposición de los emprendedores todos los conocimientos necesarios para desarrollar el negocio. Inversores en busca de rentabilidad, mujeres que buscan un autoempleo, profesionales de la estética que busquen ampliar su negocio de belleza ofreciendo estos servicios de depilación… Con o sin experiencia, las franquicias de depilación son un destino para el autoempleo. El único requisito es tener dotes comunicativas. Todo lo demás, corre a cargo de la central.

Por qué es un sector atractivo
A la elevada demanda, el amplio target, la reducida inversión y la alta rentabilidad, se suman otros factores que atraen a los emprendedores a formar parte de una de este sector.  No se requieren grandes desembolsos: los locales que se necesitan suelen ser de pequeñas dimensiones (55 m2 de media) y en muchas ocasiones están situados en segundas líneas comerciales, lo que permite que los precios de los alquileres sean más asequibles. Además, el personal que se requiere es también reducido y la formación y la investigación en maquinaria la costea la central.
Así, se suman varias condiciones para hacer de este una opción de negocio adaptada a los tiempos y a la demanda. Los emprendedores que busquen desarrollar negocios con altas rentabilidades, con o sin experiencia en el sector de la estética, pueden encontrar la entrada al mundo empresarial de manos de una de las 13 marcas del sector de la depilación.
Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com