Versión desktop Versión móvil

Los precios que atraen

Redacción FyN

Los precios 'Low Cost' se ha extendido desde la moda o la estética hasta los móviles y restaurantes para atraer al público.
La moda impuesta por las compañías aéreas para atraer público y mercado ha traspasado las fronteras áreas hasta llegar a los negocios en tierra. Es el concepto 'low-cost'. Vueling, Ryanair o Easyjet son algunas de las empresas que optaron por ofrecer al cliente sus productos a un precio asequible a más bolsillos. Y desde entonces, el 'low cost' no ha hecho más que crecer como la espuma en hoteles, en tiendas de ropa, informática, en peluquerías, en restaurantes… Los servicios y productos de bajo coste son protagonistas en una gran variedad de sectores, más allá de los viajes. Y sobre todo en un momento como el actual, en el que los consumidores recortan gastos y buscan las opciones más baratas. El cliente se ha dado cuenta de que hay posibilidades de comprar a menor precio y es muy consciente de lo que está dispuesto a pagar por un producto. Esto hace que las empresas se replanteen el concepto precio. El low cost ha surgido por todo ello como una estrategia empresarial, que se ha acelerado por la crisis económica ante la demanda generalizada de bajos precios por parte del consumidor.
Internet, las nuevas técnicas logísticas, la globalización, la externalización, la desregulación del mercado laboral… son algunos de los factores que impulsan el bajo coste, ya que permiten a las empresas reducir costes.
La clave es saber qué quiere el consumidor y ofrecérselo de forma sencilla y eliminando todos los costes innecesarios, que el cliente no valora.

Moda a pequeños precios
Dentro de la franquicia encontramos numerosos conceptos que se suman a esta tendencia. En moda, Kiabi es un ejemplo. Esta empresa francesa lleva más de 30 años en este mercado, con el bajo precio como principal bandera.
En 1978 Kiabi abrió su primera tienda en Francia y en 1993 hacía entrada en España, donde ha cumplido ya 15 años y suma 50 tiendas. Kiabi inició su expansión en franquicia en nuestro país el pasado año y su reto para 2011 es contar con 100 establecimientos y lograr así una mayor cobertura en el país. ‘Moda a Pequeños Precios para toda la familia’ es su lema, con el que pretende alcanzar sus objetivos. La misión de Kiabi es garantizar un buen nivel de calidad en sus prendas y precios cada vez más atractivos. Complementos y prendas de ropa que responden a las necesidades de los consumidores.

'Ponte guapa, paga menos'
Primark se perfila como la muestra perfecta del éxito de la moda a bajo coste. Su lema es 'Ponte guapa, paga menos'. Y con esta filosofía, la cadena sigue conquistando los armarios de cada vez más público, especialmente mujeres. La compañía tiene su origen en Irlanda, cuando en 1969 se abrió la primera tienda llamada 'Penneys' en Dublín. La empresa fue creciendo, año a año, en todo el país, para luego extenderse también por Irlanda del Norte, Inglaterra y Escocia. En 2006, Primark entró en España. Hoy, presente también en Alemania, Portugal y Países Bajos, Primark suma 190 tiendas propias, 13 de ellas en España. Su moda, para hombre, mujer, niños y hogar, triunfa precisamente por los bajos precios y las colas en sus tiendas son constantes. Ninguna de sus prendas supera los 35 euros. Y esto sin renunciar a la calidad.

Dónde llenar el carrito de la compra
En el sector de la alimentación en franquicia figuran ejemplos como DIA, multinacional española integrada en el Grupo Internacional Carrefour, que con presencia en 29 países, suma una facturación de 87.422 millones de euros. DIA ofrece a sus consumidores productos de calidad a precios más bajos, entre un 10 y un 20% respecto a otras marcas competidoras. La diferencia de precio aumenta hasta el 30% si se compara la marca DIA con las marcas líderes del mercado.
Para ofrecer a sus clientes esta buena relación calidad-precio en sus productos de gran consumo, DIA obedece a una política de optimización de costes.
Estrategia low cost es también la que emplea Mercadona: su marca blanca, Hacendado, se ha posicionado como estandarte de buena relación calidad-precio.
 
'Low cost' también en peluquerías
Se define como la primera compañía de peluquería de bajo coste en Europa. Easycut hace llegar el 'Low cost' a los salones de belleza. Gestionan los costes de tal modo que pueden permitirse ofrecer precios al alcance de todos. No hay cafés, ni revistas, ni muebles de diseño. A todo esto, se suma su gran aliado: Internet. En su web, los clientes pueden buscar el peinado o servicio que buscan, lo seleccionan y lo compran. Después, acuden a un centro Easycut y allí le hacen el servicio ya pagado. Esto permite ofrecer precios más baratos, hasta un 30% de descuento.
La empresa tiene casi 80 salones en España, Portugal y Andorra y sigue sumando. Su plan de expansión proyecta la apertura de 50 nuevos locales, la mayoría de ellos en el mercado catalán.  A nivel internacional, Easycut llegará en breve hasta Munich y Milán.

Yoigo y Bymovil
En el mundo de la telefonía existen también varios ejemplos de compañías que se identifican con el bajo coste de las llamadas. Precisamente, desde que nació, Yoigo se ha dado a conocer por sus ajustadas tarifas mensuales. Las tiendas Bymovil, que se desarrollan en franquicia, son las encargadas de expandir los productos Yoigo en España a través de un acuerdo de master franquicia con la compañía telefónica. Sus tiendas, que son ya casi 250, ofrecen una amplia y económica oferta en telefonía.
Al igual que en telefonía, en informática también se encuentran muchos ejemplos: PCCity, Mediamarkt, Pccoste, PcBox… son varias las empresas que se anuncian como tiendas ‘low cost’, en las que encontrar las últimas tecnologías a precios asequibles a más bolsillos.

'Una hamburguesa por un euro'
En el mundo de la restauración, vemos también ejemplos de opciones baratas en marcas como McDonald’s, FrescCo Pans&Company, Burger King… Hay variedad, sobre todo en el ámbito de la comida rápida.
McDonald’s se ha desarrollado siempre en esta línea, pero en tiempos en los que el consumidor busca gastar menos, la compañía lanza constantes y atractivas promociones. Sus productos a un euro permiten consumir un menú completo por apenas 4 o 5 euros.

Fotodepilación por 30 euros

El bajo coste ha llegado también a tratamientos estéticos que hasta hace pocos años eran para la elite. La fotodepilación se acerca al gran público con cadenas de franquicias como No+Vello, empresa que ya supera los 385 centros  en España, Portugal y Brasil. 30 euros por sesión y zona es la tarifa de esta empresa española que potencia su expansión.

Conclusión
Los ejemplos son muchos. Dentro y fuera de la franquicia. Se trata de satisfacer las demandas del consumidor consiguiendo el buen funcionamiento de la empresa. No se trata simplemente de bajar el precio de los productos, sino de crear una estrategia empresarial en torno a este concepto: el 'low cost'. Reducir costes poco valorados por el cliente para poder ofrecerle así un producto a un precio menor. Ya sea un corte de pelo, un pantalón, unos billetes de avión o un teléfono móvil… la tendencia 'low cost' pasa a ser una estrategia con la que ampliar mercado.

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com