Versión desktop Versión móvil

Gimnasios en Forma

Redacción FyN

14 cadenas de franquicias se desarrollan en este sector.
Exclusivos para mujeres, expertos en técnicas orientales, grandes instalaciones de fitness y musculación... Opciones variadas para los emprendedores que quieren entrar en  un sector que se encuentra en plena forma. Ponerse en forma es una constante en la vida de cada vez más personas. Ya no sólo por cuestiones estéticas. Los médicos recomiendan hacer deporte y hoy día, que la gente tiene poco tiempo libre, lo mejor es apuntarse a un gimnasio, en el que encontrar planes personalizados para poner a punto el cuerpo de manera eficaz y sin perder tiempo. "Se tiende hacia una cultura de bienestar y una preocupación por el cuidado personal. La población va tomando conciencia de la importancia de cuidarse, sentirse bien y dedicar tiempo a uno mismo", explica Almudena Otero, gerente de Body Factory.
Las abanderadas para hacer frente a esa creciente demanda son las cada vez más profesionalizadas cadenas de gimnasios que amplían mercado por toda la geografía española. En total, el sector de los gimnasios y el fitness en España factura alrededor de 2.000 millones de euros anuales. Es una cifra muy significativa pero aún así no se tiene que olvidar la  importancia de cautivar al cliente. Es por ello que las cadenas se esfuerzan por establecer estrategias variadas para fidelizar a sus clientes. Fidelizarlos de manera que para ellos sea casi un ‘vicio’ acudir a sus centros deportivos. "La gente utiliza nuestros centros como terapia para desconectar de diversas situaciones", añade la gerente de Body Factory.
Dentro de la oferta que existe en España, operan 14 marcas de gimnasios en franquicia. Frente a los centros casi familiares, de barrio, típicos de hace años, son ahora las grandes cadenas las que se hacen fuertes en el mercado. Las franquicias apuestan por una gestión profesionalizada, en la que priman las nuevas tecnologías, las máquinas más modernas y el personal más cualificado.
Adaptan su oferta a aquello que pide el público: ahí es donde toma importancia el precio por un lado, y la especialización de la oferta, por otro.

Los números
Formar parte de una de las cadenas de franquicias que operan en este sector requiere una inversión media de 130.000 euros, cifra que oscila notablemente en función de las características de la marca. Lo mismo pasa con el tamaño del local, que suele ser por lo general de grandes dimensiones. De media, son necesarios 225 metros cuadrados de espacio aunque la cifra varía desde los 150 metros cuadrados de Karoon Studio Pilates a los 800 que requiere Body Factory, por ejemplo.
Con un plazo de amortización de unos 26 meses de media,  las 14 marcas que operan en este mercado crecen de una manera constante. Entre todos, suman 377 centros, de los que el 87% son establecimientos franquiciados.

Las grandes instalaciones
Body Factory, Gold’s Gym, Fitness Worx y Sentral Fitness Sport son marcas que apuestan por grandes instalaciones, dirigidas a todos los públicos. Estos gimnasios suelen ofrecer multitud de servicios y  programas. Las actividades dirigidas son amplias: yoga, aerobic, pilates, steps, mantenimiento, spinning… Clases ofrecidas por profesionales que fomentan la regularidad en las visitas de los clientes. A esto se suman las salas de fitness, musculación, zonas de agua… además de otras actividades complementarias que se ofrecen, como servicios de estética, rayos UVA, fisioterapia o terapias relacionadas con la salud.
Todo ello hace que estas instalaciones necesiten disponer de grandes superficies y de mucho equipamiento, con lo que la inversión inicial es elevada.

Los especialistas
Paralela a esta línea de grandes centros, existe una marcada tendencia basada en la especialización. Frente a los grandes gimnasios, atractivos por la gran cantidad de actividades y posibilidades que ofrecen a sus clientes, encontramos otros centros muy interesantes por el específico servicio que ofrecen.
Por un lado, si se valora el tipo de enseñas que han aparecido en los últimos años, es claro el interés que el mercado femenino ha levantado dentro de este sector. Tradicionalmente, las mujeres, sobre todo de edad media, no dedicaban demasiado tiempo a hacer ejercicio. Pero este hecho está cambiando. Y ahí es donde aparece un gran amplio nicho de mercado al que dar respuesta. Se trata de una tendencia que proviene del mercado internacional y que se ha instalado en España de manos de varias empresas en franquicia que crecen con sus gimnasios femeninos. Curves, 30 Minutos, Vivafit Pilates, Fit Siluets, Contour Express y Lady Fitness se encasillan en este sector. Curves, por ejemplo, fue creada en 1976 por Gary Heavin, y hoy cuenta con más de 10.000 centros Curves en toda Europa: se trata de gimnasios dirigidos exclusivamente a la mujer en el que se establece un sistema de ejercicio de 30 minutos.

En sólo unos minutos

Ofrecer completas tablas de ejercicio en muy poco tiempo es otra de las constantes en muchas enseñas, sobre todo en las dirigidas a las mujeres. Las cadenas pretenden adaptarse a la falta de tiempo de la mujer de hoy y por ello le ofrecen este tipo de servicios. La cadena 30 minutos, bajo su lema 'Una clienta, un programa', basa su sistema en la personalización con la premisa de los 30 minutos de tiempo. Vivafit también se posiciona en esta línea. Su circuito, de diez máquinas y diez plataformas, tarda 30 minutos en completarse y permite a sus clientes obtener una excelente forma. Contours Express, Lady Fitness y Siluets son otras de las enseñas que basan su negocio en los circuitos rápidos.
Dentro de la especialización, encontramos también marcas que se centran en un tipo de actividad concreta. Se trata de expertos en una técnica determinada, como por ejemplo, el Pilates.

Pilates y otros entrenamientos

Entrenamiento mental y físico que une elementos de la gimnasia, el yoga, la traumatología y el ballet: el mundo del Pilates atrae a cada vez más adeptos y por ende, son cada vez más los centros que se dedican a ofrecer este servicio. Karoon Pilates Estudio o Body Evolution Pilates son algunas muestras de ello.
Algunas otras marcas optan por especializarse en alguna otra técnica, muchas de ellas orientales, como Body Language. Ésta cadena basa su sistema en técnicas orientales taoístas, centradas en la zona pélvica y abdominal, que consiguen la puesta en forma de sus clientes.

El bienestar, más allá del deporte

Hasta diez enseñas en franquicia desarrollan conceptos ‘wellness’ y de spas urbanos. Relajación, salud y bienestar se unen gracias a cadenas como Spa & Wellness, Wayang Center, Aguas de Vida, Bagoas Center o Wellness Factory: son instalaciones en las que los masajes y los tratamientos de agua democratizan sus servicios para llegar a todos los públicos. Ya sea dentro de gimnasios o bien en locales independientes, este tipo de terapias tiene cada vez una mejor acogida entre el público.
Estas marcas en franquicia requieren de media alrededor de 180.000 euros y necesitan locales de unos 160 metros cuadrados.
Hacer deporte y cuidar el cuerpo se convierte en un hábito, casi un vicio para aquellos que van asiduamente a sus centros deportivos. Al beneficio para la salud y el bienestar general, se suma que muchas veces el gimnasio se convierte en un lugar donde socializarse. Y todo esto hace que se conviertan en negocios perfectos. Con inversiones más o menos elevadas, dirigidos a un tipo de público concreto o más general, la clave está en fidelizar a los clientes.

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com