Versión desktop Versión móvil

Cualidades del buen emprendedor


¿Qué características tiene el buen emprendedor?
¿en qué destacan las personas que logran el éxito empresarial?
Existen muchos mitos sobre las fantásticas personalidades de los genios empresariales. No obstante hay muchos empresarios profesionales que sin tener notoriedad pública si tienen un éxito notorio en su desarrollo de negocio.

Las características que más destacan entre los empresarios con éxito práctico son:

Motivación: El primer requisito es tener muchas ganas de tirar adelante un proyecto, una misión.
Esta motivación debe ser un motor de energía y de acción que nos permita liderar la puesta en práctica del plan de negocio.

Afinidad por la actividad: el negocio debe gustarnos razonablemente. Sin ilusión ni pasión por la actividad es complejo llevar adelante un proyecto y superar las dificultades que de manera normal irán apareciendo.

El afán de logro es uno de los valores clave que debe guiarnos. La satisfacción que se obtiene al ir cubriendo las etapas es alta, pero el afán de conseguir resultados debe estar presente para ayudarnos a liderar el desarrollo.

Estabilidad emocional: un proyecto empresarial pasa por diferentes fases con diferentes niveles de dificultades. Tener serenidad y estabilidad emocional ayudará tanto en los buenos como en los malos momentos.

Tenacidad y capacidad de trabajo : el desarrollo de un negocio exige siempre una alta capacidad de trabajo, que combinada con tesón y tenacidad contribuirán de manera muy decisiva al éxito.

Valentía en la acción: la gran diferencia entre los emprendedores y el resto, es que el emprendedor ha querido hacerlo y se ha atrevido a ponerlo en marcha. No hay muchas grandes ideas nuevas de negocio, lo que marca la diferencia es la persona, que un día se pone en marcha. La clave está en hacerlo, mucho más que en pensarlo. El plan perfecto, o la oportunidad perfecta nunca llegan.
En cambio, el emprendedor se diferencia porque hace algo y vence a los problemas que le van saliendo.

Enfocado a resultados. El empresario busca obtener resultados para el cliente, para su propia organización. El empresario bueno consigue satisfacer a su mercado y asi obtener beneficios legítimos.

Control de riesgos: Se suele decir que el empresario es una persona arriesgada. En realidad se trata más bien de controlar los riesgos que se asumen y de trabajar duro para evitar los fallos que conducen a que los riesgos se conviertan en problemas. En los negocios no existe el beneficio sin riesgo, pero el empresario vive gestionando ese riesgo con sus propias acciones.

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com