Versión desktop Versión móvil

¿Qué es tendencia en 2010?

Redacción FyN

La franquicia actúa como dinamizador de la economía española. Y es que este sector de actividad sigue creciendo, con ciertos cambios, pero avanzando en el mercado y sumando tanto nuevas cadenas como nuevos establecimientos.
Son determinados sectores los que están marcando este crecimiento en la franquicia. Los servicios encabezan el crecimiento, precisamente por la búsqueda de autoempleos asequibles por parte de los emprendedores: muchos de ellos, huyendo del desempleo, encuentran una puerta de entrada en la franquicia para pasar a ser empresarios con el camino ya trazado, evitando perderse en el mercado. Pero, ¿qué es lo que está pasando en la franquicia? ¿Cuáles son las tendencias del año? ¿Qué está marcando el crecimiento? ¿Qué hay de nuevo?

Flexibilizar la inversión
En la actualidad, la falta de financiación es uno de los problemas más comunes entre los emprendedores. Para responder a este problema, son muchas las marcas que lanzan nuevos formatos de sus franquicias, disminuyendo la inversión y los metros cuadrados que se necesitan. Son versiones reducidas de su negocio con las que las cadenas potencian su desarrollo, ofreciendo la oportunidad a los emprendedores de ser parte de su red por una menor inversión. Un primer ejemplo lo vemos en la cadena Musgo, especializada en decoración, regalo, moda, moda infantil y complementos para el bebé, que ha lanzado una nueva línea de negocio, Mini Musgo, que requiere menos de la mitad de espacio y que se especializa en accesorios y ropa para bebé.
Peter Murray, también en el sector del retail, ha optado recientemente por la misma estrategia: de manera paralela a la expansión de sus tiendas Peter Murray, en las que se ofrece moda para el hombre y para la mujer, la enseña ha incorporado dos nuevas fórmulas de crecimiento. Por un lado, Peter Murray Woman, línea en la que la marca se centra en la ropa femenina. Las tiendas son más pequeñas y con inversiones entorno a los 60.000 euros, sin exigirse canon de entrada ni royalties y en donde el franquiciado obtiene un buen margen con el producto en depósito. En segundo lugar, han introducido la Franquicia Corner en tiendas multimarca, con un claro objetivo de reconversión. “Esto nos está permitiendo ir creciendo y posicionando la marca en un momento en en el que el número de potenciales franquiciados es menor”, explica Joaquín López, director de Expansión de la cadena.
En el sector de la restauración, vemos un ejemplo en Burger King, que ha lanzado un nuevo concepto: Whopper Bar, un formato reducido de sus restaurantes en los que su famoso ‘Whopper’ es el protagonista y donde el cliente puede personalizar al máximo su pedido. Esta nueva línea de negocio de Burger King requiere menos inversión y menos espacio, y se ubica preferentemente en aeropuertos y estaciones.

Nuevas franquicias asequibles

En relación a la baja inversión, son muchas las marcas nuevas que han aparecido en el sector de la franquicia. Y es que los conceptos de inversión reducida son los que más atención están captando entre los futuros franquiciados. Se trata de empresas con inversiones bajas que entran en el sector de la franquicia con el objetivo de desarrollarse por todo el territorio.
De hecho, en la última feria de franquicias del año pasado, BNF, celebrada a finales de octubre en la ciudad condal, un 60% de los expositores eran marcas de reciente creación, muchas de ellas de baja inversión y dirigidas al autoempleo.
La muestra de nuevas cadenas con diferentes propuestas y con inversiones asequibles es un ejemplo de la capacidad del sistema de la franquicia para reinventarse.
Cuatro ejemplos de nuevos negocios que han aparecido con propuestas que no requieren grandes desembolsos: El primero es FN Energía, que ha llegado a la franquicia no sólo con un negocio de baja inversión inicial (42.000 euros aproximadamente), sino también con un concepto en auge: el de las energías renovables. La enseña se especializa en ofrecer soluciones energéticas en fomento de la llamada eficiencia energética. Este servicio recibe cada vez una mayor atención por parte de los emprendedores por el crecimiento que se le augura. Conseguir un futuro más sostenible es un objetivo que persiguen las autoridades y la sociedad en general y esto pasa por la eficiencia energética y las energías alternativas. De ahí, el auge de franquicias como FN Energía o otras como Eurener (inversión desde 26.000 euros), Dexerto Medio Ambiente (desde 10.000 euros) o Grupo Prosolar (desde 6.000 euros).
d-pílate es el segundo ejemplo de nueva franquicia con reducida inversión y también en un sector que ha registrado un gran crecimiento en los últimos años. Esta cadena de fotodepilación y fototerapias se presentó en 2009 con un negocio que requiere una inversión de 13.000 euros iniciales (más Leasing). Y lo hizo en un sector, el de la fotodepilación, que en los últimos dos años ha supuesto un ‘boom’ en el mercado. Son más de 20 las marcas que se dedican a la depilación permanente a través de la técnica de Luz Pulsada. Su clave es la baja inversión y su crecimiento exponencial.
Más allá de los servicios, hay también nuevas propuestas asequibles: Luigi B, firma especialista en sastrería a medida para caballero, requiere una inversión de 35.000 euros y no cobra a sus franquiciados ni royalties mensuales ni canon de publicidad.

Supermercados y Fast-food

Son unos cuantos sectores concretos los que están agrupando la mayor cuota de crecimiento de la franquicia. Ya hemos comentado el auge de la fotodepilación y el crecimiento que se le augura a las empresas “verdes” .  
El fast food es otro de los sectores que han crecido notablemente, ya que son fácilmente adaptables a la crisis. Es uno de los llamados sectores anti-cíclicos. Las marcas de comida rápida ofrecen productos adaptados a las necesidades actuales del consumidor y ésta es otra de las claves para encontrar en el mercado la respuesta deseada: ofrecer bajos precios sin dejar la calidad a un lado. Negocios como McDonald’s, Burger King, Pans & Company, Telepizza o KFC son algunos de los conceptos que siguen en la cresta de la ola. Por que aunque las salidas al restaurante han disminuido, los atractivos precios de estas marcas atraen al consumidor.
Como también atraen a los consumidores los competitivos precios que cada vez más cadenas de supermercados están poniendo en sus tiendas. El de la distribución es otro de los grandes sectores que siguen recibiendo un amplio interés de los emprendedores, y es que llenar la cesta de la compra sigue siendo algo necesario. Las estrategias de cadenas como DIA, Spar o Carrefour,  que están potenciando su crecimiento a través de franquicias, es ofrecer precios realmente competitivos que atraigan a los clientes.
 
El bajo coste
En relación al precio, surge una de las líneas más claras de los últimos tiempos: el auge del ‘low-cost’. “El fenómeno ‘low-cost’ no ha hecho más que empezar”, explicó José Luis Martínez Larramendi, director general de Primark Ibérica, en el congreso Aecoc 2009. “El ‘low-cost’ no es una moda ni un producto por la crisis, es el futuro”, añadió Larramendi.
Para seguir atrayendo a los clientes, las marcas tienen que optar por adaptarse a la demanda y responder a sus necesidades. Hoy día, el consumidor busca pagar menos por la misma calidad y es por ello que son cada vez más las enseñas que, ajustando los costes, ofrecen sus productos a bajo coste.
 
Fusiones y adquisiciones
Dado el panorama actual, crecer a través de fusiones y adquisiciones es otra de las tendencias marcadas del sector de la franquicia. Se trata de procesos casi necesarios en respuesta a la economía actual. Estas operaciones permiten a las empresas crecer sumando sinergias y disminuyendo gastos. El sector de la restauración es el que más operaciones de este tipo realiza. La tendencia es la de crear grandes grupos de restauración organizada: Grupo Zena, The Eat Out Group y Comess Group son tres de estos grupos de restauración que suelen apostar por este tipo de operaciones para crecer. Consiguen centralizar compras y gracias a su mayor volumen conseguir mejores precios y condiciones por parte de los mayoristas. The Eat Out Group, por ejemplo, últimamente ha añadido a su cartera de marcas las cadenas Abbasid Döner Kebap, Pollo Campero, Krunch y Ribs.

Oportunidad inmobiliaria
Uno de los sectores más afectados por la crisis ha sido el inmobiliario, que ha visto como los precios de locales y viviendas caían. Pero esto ha tenido su efecto positivo de cara a franquiciadores y franquiciados. Las rentas de los locales han bajado y es posible encontrar ubicaciones interesantes tanto en primera como en segunda línea comercial a mejores precios. La ubicación es un factor clave para que un negocio tenga éxito y esta bajada del precio de los alquileres puede ser un empujón para alcanzar el local ideal de manera más asequible.

Sectores como la fotodepilación o el fast food; estrategias como ajustar precios o fusionarse para crecer; empresas con inversiones asequibles y marcas que amplían sus formatos para llegar a más emprendedores… Son varias las líneas que marcan el crecimiento de la franquicia en este 2010

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com