Versión desktop Versión móvil

Apertura de 45 centros en 5 años de una enseña extranjera

| 14/08/2010 | 18:46

Expansión de negocios: La enseña Virgin Active planea abrir 45 locales.La crisis no ha quebrantado la salud de Virgin Active Health Clubs. En la Península Ibérica, el grupo británico abrirá seis centros deportivos que se sumarán a los diez que tiene actualmente y el plan de expansión contempla llegar a los 45 locales en 2014.

Tras facturar 25 millones de euros en 2009, la meta para este año es alcanzar los 30 millones de euros, según Bernardo de Vicente, director para España y Portugal de la compañía.

Son varios los factores que han contribuido al crecimiento de Virgin Active en España y Portugal. Unido a que hoy las personas están más interesadas en su bienestar físico y en su salud, la caída de los precios en el sector inmobiliario permitió al grupo llegar a acuerdos para alquilar edificios en lugares donde hace pocos años no hubiese sido posible, por razones de costes.

Hábitos saludables
“Cada vez más las personas se preocupan por mantener una buena alimentación y hábitos saludables que incluyen hacer ejercicio, por lo que desde hace unos quince años ha habido un aumento de la demanda en el sector del fitness, al cual también ha contribuido la fuerte campaña que hacen los gobiernos para fomentar la actividad física a través de los medios de comunicación”, explica De Vicente.

Si bien se podría pensar que la crisis económica que ha sufrido el país en los últimos dos años ha alejado a las personas de los gimnasios y clubes, el representante de Virgin Active asegura que los estudios sobre el sector ponen de manifiesto que este tipo de actividades deportivas y el gasto en telefonía móvil figuran entre las últimas cosas a las cuales renuncian las personas que se quedan en paro. “Asistir a estos centros no requiere inversiones cuantiosas y sirve además para hacer contactos y encarar los problemas con mayor energía y optimismo”.

De Vicente reconoce que, en época de bonanza económica, probablemente la cadena hubiese podido captar más clientes, pero asegura que la existencia de una mayor cultura deportiva en la sociedad provoca que cada vez sean menos las personas que se dan de baja de su gimnasio o centro deportivo.

Más por menos
Una cadena de gimnasios como Virgin Active difiere mucho de un gimnasio tradicional. Con un tamaño que oscila entre 3.500 y 9.000 metros cuadrados, sus socios pueden disfrutar desde los tradicionales salones de clases dirigidas y spinning, hasta zonas de máquinas de entrenamiento con la última tecnología, piscina, spa, café con conexión WiFi a Internet, aparcamiento y guardería gratis.

Todas estas prestaciones están “al alcance de los españoles por precios que están hasta un 20% por debajo de los de la competencia y que oscilan en promedio entre 59 y 79 euros mensuales, dependiendo del horario”, según de Vicente.

“Virgin, como grupo multinacional, intenta siempre dar más por menos. En lugar de tener clubes elitistas, preferimos cobrar menos para llegar a más gente con precios accesibles”, acota.

Esta estrategia ha llevado a la cadena a instalar sus clubes más cerca de las viviendas o el trabajo de sus potenciales clientes y no a las afueras de las ciudades, como sucedía hasta hace poco. “Vamos a ocupar el nicho que actualmente sólo atienden los pequeños gimnasios”, señala el directivo de Virgin Active.

De Vicente explica que la empresa ha seleccionado 51 ciudades de más de 100.000 habitantes donde cree que hay oportunidades para abrir nuevos clubes por los perfiles sociodemográficos de estas poblaciones.

Según se informa en Expansion.com

 

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com