Versión desktop Versión móvil

El BCE no subirá el precio del dinero hasta finales de 2011

Redacción Infofranquicias | 04/11/2010 | 13:36

Europa acumula diecisiete meses con los tipos en mínimos, o dieciocho, si se tiene en cuenta que no se espera que el BCE mueva ficha. En el horizonte se divisan, como mínimo, otros catorce meses sin movimientos en el precio del dinero. Mientras tanto, 

Tras la reunión de la Fed, que continua apostando por la flexibilización económica, les llega el turno al Banco Central Europeo (BCE) y al Banco de Inglaterra. En principio, la decisión del organismo monetario americano no debería afectar al europeo más que por el hecho de que “vivimos en un mundo un los tipos de cambio flexible”, como reseña José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney. Asimismo, José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, asegura que no concibe “una relación en la gestión de la política monetaria entre Estados Unidos y Europa. Con los mismos problemas de fondo, pero de diferente intensidad”. Iván Comerma, director del área de tesorería y valores de Banca Internacional-Banca Mora (BIBM), añade, además, que la reciente victoria de los conservadores en EE.UU. pone presión a las nuevas medidas de flexibilización cuantitativa (Quantitative Easing 2, o QE2, según sus siglas en inglés) de la Fed, así como a la expansión del gasto publico en Estados Unidos. “Esto supone un riesgo serio a la recuperación económica en Estados Unidos, y creo que en el 2011, hablaremos de políticas de austeridad en este país”, asegura.

En Europa
En cualquier caso, al BCE le favorece que sea Estados Unidos quien tome el camino heterodoxo en lo que a política monetaria ser refiere, con inyecciones masivas como la de ayer de la Fed. “Esto evita que el BCE tenga que tomar medidas para las que ni esta preparado ni para las que va a haber consenso”, destaca Comerma. En ese sentido, hay que tener en cuenta que si Alemania prefiere la austeridad, los países periféricos apuestan por medidas similares a las de la Fed. O lo que es lo mismo, la división dentro del BCE es cada vez más evidente. Y es que para ver subidas de tipos en Europa habría que esperar a que la economía alemana u otras de peso, como la francesa, entren en un proceso de crecimiento sostenido y sostenible, como menciona Víctor Alvargonzález, director general de Profim.

Pero para que esto se produzca debería pasar un año como mínimo. “Aún así está por ver si ese crecimiento genera tensiones inflacionistas, porque no tiene porqué ser así”. Y si no se producen tales tensiones, prosigue Alvargonzález “es posible que el BCE se relaje un poco y espere algo más de tiempo, dado que países como España o Grecia tardarán mucho más tiempo en volver a la senda del crecimiento y una subida de tipos daría la puntilla a sus maltrechas, y probablemente deflacionistas, economías”.

 

Expansión

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com