Versión desktop Versión móvil

El textil mundial copia el modelo Inditex para competir con China

La Voz de Galicia | 04/01/2005 | 9:03

Ropa que podría competir en una carrera de Fórmula I, moda creada al instante para adaptarse a las demandas de los clientes.

El concepto, creado por la gallega Inditex en la década de los noventa, es el modelo por el que apuesta la industria textil mundial para poder competir con las prendas procedentes de China, que ahora empezarán a copar los mercados de Europa y América, tras la eliminación de las cuotas de exportación fijadas para el país asiático.
Después de haber estado diez años en vigor, ayer culminó el acuerdo sobre textiles y vestido de 1994, rubricado en Marrakech. El convenio fijaba un período de diez años para la reducción progresiva de los contingentes máximos de exportación de productos de los estados de la Organización Mundial del Comercio (OCM) hasta llegar a la total liberalización de cuotas en el 2005.

Modelo

La estrategia de Inditex, de la que ahora quiere echar mano la industria, se basa en confeccionar prendas para dos temporadas, la de primavera-verano y la de otoño-invierno, separadas entre sí por los equinocios que marcan las rebajas de enero y las de julio y agosto. Pero su gran innovación es que las tiendas que la multinacional gallega tiene repartidas por todo el mundo reciben modelos nuevos dos veces por semana.

Es la ley de la «moda rápida», un término que han empezado ya a acuñar en países como México, nación que teme el desembarco masivo de prendas chinas en Estados Unidos. Y es que las exportaciones a ese país representan para la industria textil ubicada al sur del Río Grande unos 10.000 millones de dólares anuales.

De hecho, hace unos días, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido del país centroamericano, Antonio Kuri, indicó que independientemente de pedir a Estados Unidos que aplique salvaguardas en algunos artículos que están siendo subsidiados en el país asiático, ya están trabajando en la moda rápida. «Hacer ropa de calidad, de mayor valor añadido, con ciclos de respuesta a los pedidos muy rápidos, como inventó la multinacional Inditex en los años 90, es la respuesta necesaria», dijo.

La apuesta por las prendas de calidad y por la investigación es la estrategia por la que también apuesta la industria textil gallega. Según fuentes del sector, las marcas con sello autóctono afrontan con un temor tímido el nuevo escenario. Mucho menos optimistas son los trabajadores de los talleres o el personal poco cualificado que trabaja en el sector textil. La competencia china implicará la desaparición en Galicia de unos 7.000 empleos, según una estimación realizada a partir de un estudio elaborado por el Centro de Información Textil y de la Confección de España (Cityc), que vaticina que en el horizonte del 2010 desaparecerán el 30% de los puestos de trabajo que hay en la industria textil española.

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com