Versión desktop Versión móvil

Entrevista a Josef Ajram, emprendedor y trader

Josef Ajram: “El éxito relaja. Y si te relajas, pierdes”

Leticia Medina | 15/04/2014 | 10:30

Josef Ajram: “El éxito relaja. Y si te relajas, pierdes”

Josef Ajram impresiona. Llega a nuestra entrevista con sus tejanos negros de pitillo, el casco de su bici en la mano y con sus característicos tatuajes. Una imagen que nada tiene que ver con el prototipo de hombre que se dedica a la Bolsa. Sin embargo, ése es mundo. Su profesión es la de day trader, es decir, se dedica a comprar barato y vender caro en la Bolsa, a poder ser todo en el mismo día.

Pero lo de especular en Bolsa (siempre especula con su propio capital) no es su único trabajo. Ajram es emprendedor por naturaleza. Ha creado cinco empresas relacionadas con La Bolsa y el deporte, sus dos pasiones, y ha escrito cinco libros.

Y todavía hay más. Se ha convertido en una referencia para muchos amantes del deporte. Y es que Josef es un habitual de intensas competiciones como las conocidas como Iron Man, para las que se entrena a diario. Y una cosa más: también es padre. Pero aún así, con todo esto, consigue seguir su máxima de trabajar 8 horas, descansar otras 8 y dedicar 8 más al ocio. ¿Quién da más?

Deportista, trader, emprendedor, empresario… ¿Todo por igual?
J. A:
Me considero un mix de emprendedor y trader. Tomar la decisión de dedicarme a la Bolsa fue una decisión difícil, fue una manera de emprender, arrancar con algo nuevo y sacrificar muchas cosas. 14 años después veo que fue una decisión arriesgada, pero salió bien. Mi faceta de emprendedor y trader van de la mano. Lo último que me siento es deportista. Es algo que para mí es una afición, no busco ganar dinero. Me gusta salir con la bici y divertirme. Mi verdadero trabajo es la Bolsa y la empresa.

Precisamente has creado varias empresas en torno a tus dos pasiones, la Bolsa y el deporte. ¿Cuéntanos cuáles son?
J. A:
La principal, la número uno, es Caltalt. Es una empresa que nace en el año 2000 y se dedica a comprar y vender acciones y a realizar cursos de formación en Bolsa.

Luego, en cuanto a tamaño, está Where is the limit?, una empresa que nace de las redes sociales y de la demanda de la gente de un lema. Está tomando un tamaño importante, y de hecho, este año vamos a realizar la primera ronda de financiación para hacer una ampliación del 10% del capital y poder crecer en Latinoamérica. Aquí ya tenemos un modelo de negocio asentado que, aparte de club deportivo, es una empresa de coaching para empresas, venta de material online y  organizador de carreras deportivas. Queremos exportar este negocio a nuestra extensión natural, que es Latinoamérica.

Ya van dos empresas, y aún hay más, ¿no?
J. A:
Sí. Viendo el hueco que dejan las empresas en el ámbito del marketing online, pensamos que el éxito del brand-building de Josef Ajram era exportable a otras empresas. Hay muchas empresas que tienen muchos recursos para su comunicación e imagen offline, pero muy pocos para la estrategia online. En Molokai optimizamos los recursos de estas empresas y logramos que tengan el mayor rendimiento en su estrategia 2.0.

Por último, también estamos exportando el curso de Bolsa a un formato digital, creando un comunidad llamada trader.com, que acerca la Bolsa a cualquier lugar del mundo.

¡No está nada mal! Pero también has publicado ya unos cuantos libros. El último, ¿Bolsa para dummies?
J. A:
Sí, en total son cinco libros: Dónde está el límite, Ganar en Bolsa es posible, La solución, No sé dónde está el límite pero sé dónde no está, y Bolsa para dummies. Entre los cinco, debemos superar los 125.000 ejemplares vendidos.

Gran cifra para los tiempos que corren... Centrándonos ahora en el mundo de la Bolsa. Tu profesión, la de day trader, consiste en comprar barato y vender caro en bolsa en un solo día. ¿Te molesta que te llaman especulador como una cosa negativa?
J. A:
Yo lo único que hago es comprar y vender acciones. ¿Es esto más especulativo que el que fabrica una camiseta en Bangladesh a 10 céntimos y la vende en España a 10 euros? No lo sé… Si considerara que estoy haciendo algo malo, no lo haría. Yo no hundo empresas, ¡no tengo esa capacidad! Estoy muy tranquilo. Y la actividad en Bolsa está fiscalmente muy regulada, así que pagamos por todo lo que ganamos.

Me imagino la Bolsa como un lugar lleno de gritos, llena de hombres entrajados y con mucho estrés. ¿Pero para quién es la Bolsa?
J. A:
Nueve millones de españoles tienen sus ahorros en Bolsa. De ellos, cinco millones tienen acciones bancarias. ¡Es mucha gente! La Bolsa es para todo aquel que, asumiendo un riesgo, quiere obtener una rentabilidad superior a la que le da el banco. Tienes que saber si estás dispuesto a correr el riesgo.

¿El deporte es para ti una válvula de escape del estrés que te genera la profesión de trader?
J. A:
Sí, es un gran complemento. Por la mañana hago operaciones de Bolsa y después estoy dos horas con la bici por la montaña, ¡vuelves nuevo! Fresco y con ganas.

Y para ti, ¿es más difícil hacer buenos negocios en la Bolsa o participar en competiciones como las Ironman?
J. A:
Todo tiene su dificultad. Yo no es que gane muchas carreras aunque sí termino muchas… Realmente creo que es más difícil ganar en Bolsa que acabar una Ironman. El problema es que la gente entiende lo superficial de la Bolsa. Pero en el fondo, muchos lo siguen considerando un juego. ¡Y la Bolsa no es un juego! La diferencia entre ganar y perder a veces es la profesionalidad con la que trabajas.

Impartes tu método en cursos de formación para Bolsa. Tras uno de tus cursos, ¿hay ya casos de alguien que ya se dedique a ello y gane dinero?
J. A:
Sí, muchos. Hay quien lo tiene muy claro, ¡chavales de 20 años que van a muerte! La verdad es que yo hubiera pagado hace 20 años por tenerme de profesor. 

¿Y hace falta tener un alto poder adquisitivo para empezar en este mundo?
J. A:
Un mínimo ahorro. Unos 6.000 euros, es con lo que yo empecé. 

¿Cómo dirías que ha afectado la crisis a la Bolsa?
J. A:
No ha afectado. A nosotros, la dirección del mercado nos da igual. Da igual que la Bolsa suba o baje porque existen elementos regulados, política y económicamente, que permiten beneficiarte de la caída de los valores. Si tu piensas que algo va a bajar, lo vendes primero y después lo vuelves a comprar. Esto ha permitido que bajas del IBEX de 16.000 puntos a 6.000 puntos no nos hayan afectado. 

¿Y entonces quién paga las consecuencias de estas caídas de la Bolsa?
J. A:
El pequeño accionista, la persona que no sabe… Cuando la Bolsa sube, todo el mundo gana. Pero cuando la Bolsa baja, solo ganamos los profesionales.

El origen de toda esta crisis proviene del mundo financiero. Y ahora, ¿desde dónde crees que tiene que solucionarse?
J. A:
La primera ficha se ha movido, que era que entrara dinero en la economía española. ¡Dinero ha entrado, y mucho! Esto ha permitido que la deuda se haya controlado, la prima de riesgo haya bajado (al final es importante solo pagar el 3,80% de intereses por la deuda española, frente al 7% que se iba a pagar hace un año y medio) y toda esta bolsa de basura inmobiliaria que había está siendo comprada por inversores internacionales.

El segundo paso es que esta confianza que hay en la economía financiera llegue a la economía real. Aquí, gran parte de la clave la tienen las entidades bancarias: que confíen de una vez en proyectos empresariales, de emprendedores, de franquicias, en el consumo, que vuelvan a confiar en su cliente y en que éste podrá pagar ese crédito.

¿Y crees que esto pasará pronto?
J. A:
Pasará antes de lo que nos pensamos. El Banco Central Europeo está alertando a las entidades financieras de que el dinero se tiene que mover. Y al final el negocio es un banco es éste, dejar dinero a un tipo de interés más caro del que pagan por tener ese depósito.

¿Tú has tenido problemas en este sentido?
J. A:
Yo tengo que decir que a mí, los créditos que he pedido en los últimos tres años, me los han dado. No es que el Banco no dé nada de crédito, sino que selecciona mucho a quién se lo da. Pero atención, si el banco no te da crédito para un proyecto empresarial, plantéate si quizás es porque no es tan buen proyecto…

Dices que la Bolsa es un anticipador de la economía global. ¿Qué nos puedes anticipar?
J. A:
Hace un año y medio la Bolsa ya marcó un mínimo. Ha subido de 6.000 a 10.300, un 70% desde mínimos, que es muchísimo. Y hay que tener claro que la Bolsa tiene un objetivo, ganar dinero, y si alguien no piensa que unas acciones van a seguir creciendo, no las compra. Y las acciones suben porque la previsión de beneficios de esas empresas es buena. Y lo está siendo. Las empresas del IBEX35 están ganado mucho dinero.

Así pues, lo que nos cuenta la Bolsa es que se ha tocado fondo, que España no va a volver a la peseta, y que realmente los actuales son los niveles normales de pago de deuda y carga financiera. Ahora vamos a ver si todo esto viene acompañado por una reducción del desempleo, si el Gobierno lo pone fácil (no creo que subir los impuestos haya sido el mejor estímulo). Como decía antes, se tiene que generar un mecanismo para que esta mejora pase de la economía financiera a la real. 

En momentos límite como en los actuales, (seguro que tú has vivido muchos en tus competiciones) ¿es básico no desfallecer?
J. A:
¡Es fundamental no caer! Si bajamos los brazos, no llegamos a meta. Ahora más que nunca es muy importante sentirte motivado, con un objetivo muy claro, con un proyecto personal o profesional. Para alcanzar una meta tienes que planteártela, creer en ella y trabajar.

¿Cuánto pesa la actitud en el triunfo de un emprendedor?
J. A:
¡Todo! Sin actitud, no hay nada. Puedes tener la mejor idea, pero si no tienes las ganas de luchar, no llegas a ningún sitio. Y además, otro factor básico: si nadie se entera de tu idea, tampoco llegas a nada… ¡Es muy importante la comunicación, explicar la idea, desarrollarla!

¿Qué consejos le darías a un emprendedor que quiere montar su empresa?
J. A: Creo que es fundamental ir a no perder. ¡Control de costes fijos a tope! Y que todos los socios entiendan que el negocio es el valor de su participación, no el sueldo de cada mes. Yo quiero que mi 55% de mi empresa Where is the limit? valga cada año más, no cobrar un sueldo  cada mes y descapitalizar la sociedad. Quiero trabajar para que mi empresa valga más. Esto a veces no se entiende. Si crees en tu proyecto, no cobres. Ya darás entrada a socios o venderás participaciones de tu compañía… ¡pero no cobres!

Tú que trabajas en bolsa cada día, ¿nos podrías decir qué tipo de negocios, de a pie, son los que funcionan mejor?
J. A:
Lo que nos están demostrando los resultados de empresas cotizadas es que triunfa el low cost y el lujo. Porsche gana mucho. Y Dia gana mucho. Esto nos marca una línea de posicionamiento. Si quieres vender bicis, véndelas a 200 euros o a 6.000, pero probablemente la de 1.500 euros no la voy a vender. Es interesante posicionarse: o volumen o calidad.

El secreto del triunfo es…
J. A:
… no creerse exitoso y trabajar constantemente. El éxito relaja. Y si te relajas pierdes. En Bolsa si te crees el rey del mambo, ¡te la pegas! Hay que encontrar el equilibrio entre fracaso y éxito, y nunca sentirse ni exitoso ni fracasado.

 

Su lado más personal

  • Tu momento favorito del día… media mañana, cuando salgo con la bici.
  • Qué no te gusta de la Bolsa… que a veces no la puedo predecir. A veces es ilógica y no responde a las probabilidades. ¡Me da mucha rabia perder!
  • Cuál es tu mayor motivación cuando te levantas… suena muy tópico pero yo cada día busco ser feliz. No me gusta discutir, evito la gente con mal rollo… quiero estar tranquilo
  • Tu próximo reto… tengo programadas tres carreras muy seguidas de bici de montaña, de una semana de duración cada carrera. Una en Andalucía, la otra en Sudáfrica y otra más en el desierto. (febrero, marzo y mayo).
  • De lo que más orgulloso te sientes… de haber tomado decisiones muy difíciles y tener la seguridad, en su momento, de que hacía lo correcto. Dejar la universidad para irme a la Bolsa. Y después dejar un trabajo en una agencia de valores para dedicarme a mi empresa con 22 años. Fueron decisiones difíciles.
  • Algo que te quede por hacer… Viajar, un viaje muy largo, de muchos días, sin prisas. Estar dos o tres meses viajando. Ahora es complicado porque tengo a mi hija… Pero algún día llegará, cuando sea mayor. Me gusta mucho Oceanía, Australia, Nueva Zelanda…
  • Cuántas horas de días entrenas… de media, unas tres horas al día.
     
Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com