Versión desktop Versión móvil

¿Qué franquicias crecen en este sector?

Electroestimulación, un nuevo negocio en franquicia

Leticia Medina | 10/07/2014 | 7:38

Electroestimulación, un nuevo negocio en franquicia

Las franquicias especializadas en electroestimulación muscular viven un momento de auge. Repasamos algunas de las marcas que crecen con este concepto de entrenamiento.

Ya sea por la falta de tiempo de la gente para ejercitarse, por el poco esfuerzo que requiere o por la visibilidad de los resultados, los negocios de electroestimulación muscular están presentando muy buenos resultados. Han aparecido en el mercado un número considerable de franquicias que ofrecen este servicio y, según cuentan los responsables de estas cadenas, los usuarios muestran mucho interés por este sistema de entrenamiento.

No son gimnasios en sí mismos, ya que ofrecen un servicio diferente: la electroestimulación es una mezcla de fitness, fisioterapia, estimulación sensorial, ejercicio cardiovascular, tonificación muscular y masaje. Todo en 20 minutos por sesión.

¿Qué es la electroestimulación?
La electroestimulación es un método de entrenamiento médico de eficacia probada, utilizado normalmente para la rehabilitación, el tratamiento del dolor y el entrenamiento de deportistas.
El principio de funcionamiento de la electroestimulación reproduce los procesos que intervienen en la contracción muscular que el cerebro ordena. Además de para deportistas, la electroestimulación se ha convertido en un método utilizado para mantenerse en forma, masajes, aliviar las pesadez de piernas, los dolores lumbares, cervicales, como complemento a un proceso de reeducación física y también para fortalecer abdominales u otras partes del cuerpo.

¿Cómo funcionan las franquicias de electroestimulación?
FunFit nos lo explica. Sus sesiones de electroestimulación son dirigidas por un fisioentrenador asegurando el estímulo y la constancia del ejercicio semanal. Los usuarios reciben una prenda de algodón higienizada como ropa de entrenamiento. Sobre la prenda higienizada, los fisioentrenadores adaptan un chaleco y unos pantalones de electroestimulación al usuario y programan todos los parámetros de la sesión. Cada usuario practica una sesión durante 20 minutos totalmente personalizada en función de sus necesidades y objetivos: perder peso, reducir grasa, tonificar, rehabilitar, tonificar o muscular…
Un sistema diferente y alternativo para perder peso y eliminar grasas, sin esfuerzo, que llama la atención del cliente.

Repasemos las franquicias que crecen en este sector
Rapid Fit & Well cuenta con siete establecimientos en España y para este 2014 tiene planes de crecimiento en nuestro país y también en el mercado internacional, donde ya tienen 40 locales. 
Las franquicias de esta marca van de los 65 a los 250 metros cuadrados. “Empezamos con dos equipos xbody y con el tiempo ponemos un tercer equipo (habiendo conseguido los dos primeros al 75% del precio)”, explica Lorenzo Gris, director de expansión de Rapid Fit & Well. La inversión inicial se cifra entre 20.000 y 120.000 euros, una inversión que, aseguran desde la Central, se recupera en menos de seis meses. “La inversión dependerá de los metros del local, ya que siempre empezamos con dos equipos (el coste por equipo es de 14.900 euros + IVA)”.

Esta franquicia, además, ofrece la posibilidad de instalar corners de su marca en otros negocios como gimnasios, centros de belleza, clínicas, clubs deportivos, multinacionales…

Para convertirse en franquiciado de Rapid Fit & Well no es necesario tener formación específica ya que la empresa se encarga de proporcionar los conocimientos y la titulación necesaria al franquiciado.

Sin necesidad de experiencia
Este rasgo es común en todas las franquicias de este sector: no se necesita ser fisioterapia o licenciado en Educación Física (aunque obviamente es un plus interesante). La experiencia y la formación la ponen las propias franquicias.

Pau Ferrer, director de la franquicia Mii Body explica que “al entrenador se le da un curso de funcionamiento de la máquina, por lo que no es necesario tener formación, aunque puede ser un valor añadido para el cliente”.

Esta cadena de franquicias de electroestimulación cuenta con 12 centros (dos de ellos propios), y tiene el objetivo de alcanzar los 30 este año. “La inversión inicial es de 19.990 euros más IVA. El local ideal es de unos 100 m2 con un mínimo de dos máquinas, aunque con un local de unos 50 o 60 m2 y una sola máquina también se puede iniciar la actividad”, detalla Pau Ferrer.

Además de con centros propios, Mii Body permite también la opción de instalar sus máquinas en negocios relacionados con el mundo de la estética y el deporte, como centros de fitness, gimnasios, spas, centros wellness, clínicas de rehabilitación, centros de estética… Una manera de que estos negocios amplíen la oferta de servicios para sus clientes.

Fun Fit y f.a.s.t. Fitness, otras dos de las empresas que se desarrollan en esta actividad, también permiten la opción de instalar corners en otros negocios relacionados. “Siempre respetando la imagen de la marca y las directrices marcadas por la matriz”, destaca Favio Hernan, W.F. Strategy de f.a.s.t. Fitness. Esta empresa, que tiene en España 20 centros y uno más en Chile, ofrece dos opciones de inversión: la franquicia llave en mano con obra civil incluida (desde 75.000 euros); o la que incluye 9.000 euros de canon de entrada más 36.000 euros que corresponden a dos equipos EMS, branding corporativo, marketing de lanzamiento e imagen de marca. “Nuestro perfil de franquiciado va desde el fisioterapeuta o licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte con fines de autoempleo, a empresarios o inversores puros seducidos por la rentabilidad de nuestro negocio”, explica Hernan.

FunFit, con una inversión inicial de unos 90.000 euros, tiene la previsión de abrir 20 locales este año. A día de hoy ya son siete.

Y aún destacamos dos empresas más que buscan franquiciados. Bodyvip tiene cuatro centros en España y esperan abrir más de 40 este año, “tenemos la expectativa de llegar a los 100 centros en un plazo de dos años”, destaca Alberto Lamazares, su director General. La franquicia Bodyvip tiene un coste de 42.500 euros (sin contar la obra civil). Sus centros se basan en “la calidad, atención, formación y diseño, por eso no creemos en el formato de corner en otros negocios”, explica Lamazares.

Por último, hablamos de Bodyon, que con cuatro centros en España, tiene ya prevista la apertura de una veintena de nuevos centros este 2014. “No obstante, tenemos diferentes solicitudes en diferentes fases que agrandarán esta cifra”, destaca María Alarcón, su directora de Operaciones.

Los centros de Bodyon, con un tamaño de entre 120 y 150 m2, empiezan a operar con cuatro máquinas, “pudiéndose ampliar la cantidad según el crecimiento exponencial del negocio”, dice María Alarcón. La inversión inicial estimada es de entre 90.000 y 150.000 euros, proyecto llave en mano.

Éstas son algunas de las franquicias especializadas en la electroestimulación muscular que están en pleno momento de crecimiento en España. Marcas que apuestan por este concepto de negocio, por un modo de entrenamiento que por ahora cumple con las expectativas de los clientes: resultados visibles, con poco esfuerzo y en poco tiempo.

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com