Versión desktop Versión móvil

Palmyra Decor, decoración étnica sin fronteras

Franquicias & Negocios

La enseña se posiciona en el sector de la decoración con su diversificado concepto de negocio.

Muebles étnicos, elementos de decoración para el hogar, productos naturales... Un amplio surtido de productos procedentes de todo el mundo configura la oferta de Palmyra Decor, enseña que se posiciona en el mercado con unos precios competitivos que logra comprando en los países de origen, y con un modelo de negocio que requiere una inversión asequible.

Es un negocio mixto que engloba muebles étnicos, elementos de decoración, iluminación, textil hogar, inciensos, postales, pósters, té, figuras, bronces, etcétera”. Así define Kilian Eric Neiraud, responsable de Franquicias de Palmyra Decor, el concepto por el que ha apostado esta enseña, que cuenta con 25 años de experiencia a sus espaldas en la importación de muebles de distintos países: India, Indonesia y Marruecos. Una amplia oferta que abarca todo tipo de productos singulares elaborados a mano por maestros artesanos, originarios de lugares muy distantes entre si, y que posiciona a Palmyra Decor en un sector que cuenta cada día con más adeptos.

Inversión asequible
El responsable de Franquicias de la enseña sostiene que los productos que ofrece Palmyra Decor son “naturales y de muy difícil imitación, lo que les permite contar con un catálogo único”. Además de por su exclusiva oferta, Palmyra Decor se diferencia de la competencia porque compra directamente en los países de origen, donde delegados de la enseña se encargan de seleccionar y comprar los artículos. “Tenemos personal propio en distintos países, con lo que logramos buenos precios y la posibilidad de cambiar los productos continuamente”, explica Kilian. “Además –añade– podemos realizar muebles a medida elaborados de forma íntegra en los países de origen”. Y, los propios muebles a la venta, constituyen la decoración del punto de venta, lo que reduce considerablemente la inversión que deben realizar los emprendedores que deseen unirse a la red de franquicias de la cadena.

Oferta flexible
“Nuestro franquiciado ideal –expone Kilian– es una persona que quiera gestionar el negocio personalmente, que se sienta motivado por los distintos ambientes, que cuente con cierto nivel artístico y que tenga buen gusto”. A cambio, la central de Palmyra Decor le presta todo el asesoramiento y soluciones para que la gestión del establecimiento le resulte lo más sencilla posible y para que el franquiciado, que no es imprescindible que cuente con experiencia previa, sólo se preocupe de realizar las ventas. “La formación del franquiciado y del personal del establecimiento es fundamental para Palmyra Decor –afirma Kilian– por eso los programas de formación son muy completos y abarcan sesiones tanto teóricas como prácticas en las que se explican los sistemas de gestión, venta, logística y decoración de la tienda”. Los asociados de Palmyra Decor, gracias al almacén central de la enseña, sólo han de disponer en la tienda del stock necesario para las ventas diarias, sin tener stocks innecesarios almacenados. Además, el franquiciado de Palmyra Decor tiene la posibilidad de adaptar la oferta de la enseña a los requerimientos de su zona, como expone el responsable de Franquicias de la firma: “Cada franquiciado tiene unas particularidades por la zona y tipo de clientela y, por ello, adecuamos la gama de productos a las necesidades de cada uno de ellos”. Además, el franquiciado puede cambiar los productos del stock que considere que cuentan con un nivel de ventas reducido en su establecimiento. Esta es una de las principales ventajas que, según Kilian, Palmyra Decor presenta frente a la competencia: “La diferencia con otras franquicias de muebles étnicos es que el franquiciado puede intercambiar productos que no le convengan, además de que Palmyra ofrece una gama más extensa de productos y los precios de venta son muy comerciales”.    

Facilidad en la gestión
Los locales de Palmyra Decor están preferentemente ubicados en zonas céntricas, de gran afluencia peatonal o en centros comerciales, en ciudades que cuenten con más de 10.000 habitantes, y la superficie idónea para los establecimientos es de entre 100 y 150m². Una vez elegido el local adecuado, el departamento técnico del grupo facilita al franquiciado el asesoramiento necesario para la reforma y decoración del mismo, lo que resulta de gran ayuda para el asociado. Esta adecuación está incluida en la inversión inicial, así como el canon de entrada y el stock. Palmyra Decor también facilita a sus franquiciados la promoción del nuevo punto de venta, así como la publicidad necesaria para optimizar el posicionamiento de la tienda. Los planes de expansión de la enseña, que decidió iniciar su desarrollo mediante la fórmula de la franquicia en 2003, pasan por abrir una decena de tiendas durante este año y el próximo.

De momento cuenta con dos centros franquiciados y cuatro futuras aperturas. Kilian define los pilares que convierten a Palmyra Decor en un negocio de futuro: “Es importante considerar que el stock es un activo realizable y la decoración se realiza en gran parte con los elementos del stock”. “Palmyra Decor –concluye Kilian– es un negocio muy agradable por el tipo de clientela, la inversión que se realiza no es muy elevada y, a cambio, tiene una buena rentabilidad ”.

Señas de identidad

  • Experiencia: más de dos décadas importando muebles de la India, Indonesia y Marruecos.
  • Oferta exclusiva: productos singulares, elaborados a mano por maestros artesanos, que provienen de países lejanos y distantes entre sí.
  • Inversión asequible: los propios muebles a la venta constituyen la decoración del local, con lo que se reduce de forma considerable la inversión inicial necesaria.
  • Precios competitivos: Palmyra Decor cuenta con delegados encargados de seleccionar, comprar y controlar los productos en los países proveedores, con lo que consigue precios asequibles y productos que cambian de forma frecuente.
  • Surtido amplio: la oferta de Palmyra Decor abarca muebles, elementos decorativos, ropa para el hogar, complementos para la mesa, detalles elaborados a mano, té, salsas exóticas, productos cosméticos, etcétera.

 

Lo que ofrecen a sus franquiciados

  • Gestión sencilla: la central de Palmyra Decor presta todas las soluciones a sus franquiciados para que éstos sólo se preocupen de las ventas.
  • Sin stocks: el almacén central permite al franquiciado tener en el establecimiento sólo el stock necesario para cubrir las ventas diarias.
  • Acción personalizada: adecuación de la oferta a las necesidades que presenta cada establecimiento.
  • Cambios de productos: posibilidad de cambiar los artículos que el franquiciado considere de nivel de venta bajo para su establecimiento.
  • Formación: Palmyra Decor considera fundamental la formación del franquiciado y del personal, por lo que les forma en los sistemas de gestión, venta, logística y decoración de la tienda.

Algunos requisitos

  • Local de entre 100 y 150 m²
  • Ciudades con más de 10.000 habitantes
  • Zonas de gran tránsito peatonal o centros comerciales
  • Inversión de alrededor de 80.000 euros, incluido el canon de entrada.
Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com