Franquicias: Portal de todos los negocios en franquicia de España

jueves, 30 de octubre de 2014

Qué montar con 30.000 euros

Franquicias & Negocios

Conoce los pasos que has de seguir para arrancar un negocio.

Montar tu propio negocio aunque dispongas de un presupuesto limitado no es una tarea imposible. En el mercado sobran ideas y conceptos que aplican fórmulas para minimizar la inversión y allanar el camino a los inversores. Sólo hay que buscar las oportunidades empresariales que más nos convienen. Descúbrelas.

Quizás no sea lo más importante cuando uno decide dejar de trabajar para otros y establecerse por cuenta propia pero es, en la mayoría de casos, la primera preocupación que asalta a un emprendedor en el momento de poner en marcha un negocio. ¿Cuánto dinero puedo invertir en el proyecto?
Muchos parten de esta base en el momento de elegir el sector o la actividad que más les conviene. Y, aunque no se puede obviar, para algunos expertos es un error centrar en el aspecto económico una decisión tan importante. Cuando se trata de invertir dinero, tiempo o esfuerzo, es básico hacerlo en una actividad que nos guste.

Tener en cuenta las preferencias
Lo primero que habría que tener en cuenta, según aconsejan los profesionales del sector, es qué segmento y qué actividad es la que nos gusta. Invertir en un negocio que, de entrada, no nos motiva, no es un buen punto de partida.
Esto es fundamental si lo que se busca es una actividad de autoempleo, ya que a ella se destinará mucho tiempo; y muy importante si lo que quiere el emprendedor es apostar por un negocio como inversor.
La oferta en el mercado es amplia, así que una vez tengamos claro por qué negocio nos gustaría apostar, es el momento de  empezar a pensar en el dinero que podemos invertir y buscar fórmulas para minimizar esa inversión que tanto inquieta al principio.

Conceptos asequibles
Puedes convertirte en un emprendedor de éxito por menos de 30.000 euros y no al frente de cualquier negocio, sino de uno que realmente se ajuste a tus preferencias.
Dentro del ámbito de la franquicia son muchas las enseñas que se han percatado de la dificultad económica que asola a sus potenciales franquiciados y han buscado fórmulas para minimizar estos inconvenientes. Muchas han ajustado sus requisitos económicos adaptando sus conceptos de negocio y adoptando fórmulas que permiten reducir la inversión inicial. Así, el sector de la franquicia ofrece un amplio segmento de posibilidades entre las que escoger.
Una de las fórmulas para montar un negocio sin realizar un importante desembolso es apostar por los conceptos que prescinden del local, uno de los aspectos que más hace crecer la inversión en el momento de iniciar la actividad. El establecimiento, su alquiler, la ubicación, los costes de mantenimiento, los gastos en reformas... todos estos factores se traducen en cifras que hacen aumentar, de forma considerable, la cantidad final. Además, para algunos sectores, no escoger bien la ubicación del establecimiento supone no alcanzar los resultados deseados, como ocurre en retail, segmento en el que un emplazamiento erróneo puede provocar el fracaso del negocio.
Por ello, algunas enseñas presentan nuevos conceptos tratando de minimizar costes con distintas alternativas: desarrollando la actividad en locales de reducidas dimensiones o prescindiendo de ellos. Algunos se pueden gestionar desde casa. Es el caso de Trimage, enseña que comercializa esculturas y detalles personalizados en tres dimensiones; o de Dinamix, especializada en fotografías en movimiento. Ambos conceptos se pueden desarrollar sin necesidad de contar con un establecimiento.
Existen muchos otros negocios que, aunque sí que requieren local, este no ha de contar con grandes dimensiones ni estar ubicado en primera línea comercial. Basta con una pequeña oficina y, en algunos casos, no es necesario contratar a ningún empleado, al menos al inicio de la actividad. 
Sólo hay que saber buscar y hacerlo bien, sin prisa, para comparar entre las distintas ofertas que nos presenta el mercado y ver, de forma posterior, cuál se adapta mejor a nuestro bolsillo.

Sectores por los que apostar
Antes de elegir el negocio, se ha de definir el sector de actividad en el que nos gustaría adentrarnos. Y aquí sí que existen diferencias entre unos y otros, aunque cada vez son más los conceptos que innovan e idean fórmulas para ofertar conceptos asequibles en todos los segmentos de mercado.
Así, el de la restauración es el sector que, por tradición, presenta las necesidades más elevadas de inversión al inicio de la actividad. Son conceptos que, por lo general, requieren locales grandes de, como mínimo, 100 m²; además, suelen precisar equipamientos caros y bastantes empleados para su gestión. Todo ello provoca que el emprendedor que apuesta por este sector sea consciente de que ha de contar con un respaldo económico importante hasta que el negocio le reporte beneficios. No en vano, los expertos aconsejan no invertir todos los recursos al inicio de la actividad ya que los principios no suelen ser sencillos y, además, pueden surgir baches que precisen tener un colchón económico. A pesar de que suelen ser las más costosas en cuanto a inversión, las cadenas de restauración ocupan el primer lugar en las preferencias de quienes deciden entrar en el sistema de franquicia ya que también son las que más margen dejan y, por lo tanto, las que ofrecen mayores posibilidades de rentabilidad. Este tipo de negocios atrae a cerca del 30% de los potenciales franquiciados, por delante de los negocios relacionados con el sector de la moda (20%) y de las enseñas de complementos (aproximadamente el 15%). Los servicios, aunque están al alza, todavía ocupan la cuarta posición.
La solución para aquellos emprendedores que no puedan acceder al sector de la restauración pasa por la imaginación de los empresarios que facilita la aparición de nuevos conceptos. Es el caso de Krunch, cadena de restaurantes especializada en bocadillos de alta calidad, para la que se requiere una inversión inicial de 24.000 euros; o Big Dog, enseña que introdujo un concepto novedoso en el sector: carritos dedicados a la venta de hot dogs, para el que son suficientes alrededor de 7.000 euros y dos personas que se dediquen al negocio.


Retail
El del retail es otro gran sector que, en términos generales, presenta unas necesidades económicas importantes. Esto es así, sobre todo, si hablamos de moda o cosmética, aunque existen excepciones. Bijoux España, enseña especializada en la venta de accesorios y complementos de moda, es una de ellas. Alrededor de 15.000 euros son suficientes para convertirse en franquiciado de esta cadena. Y, como ejemplo en cosmética, Bottega Verde, enseña que comercializa cosmética natural y para la que se requieren unos 30.000 euros como inversión inicial. ¿El secreto? Para ambos negocios es suficiente con un local de 30 m², ya que adaptan el concepto a las características del establecimiento.

Informática y videoclubes
No se necesitan locales de grandes dimensiones, con un establecimiento de 25 m² y el mobiliario básico para equiparlas es suficiente. Hablamos de las tiendas de informática, uno de los conceptos más asequibles en retail, junto a los videoclubes. Además, con una inversión media de 28.300 euros, las tiendas de informática consiguen pasar de 216.000 euros vendidos durante el primer año de actividad a superar los 516.000 el tercer año, recuperando el dinero invertido entre el primer y el segundo año de poner en marcha el negocio. Por su parte, los videoclubes han alcanzado una buena posición en el mercado en los últimos años gracias a su apuesta por las nuevas tecnologías. Han modernizado sus videocajeros, logrando un negocio que está operativo las 24 horas del día con una gestión sencilla.

Oportunidades en servicios
Si en el sector retail las tiendas de informática y los videoclubes se posicionan como los más económicos en términos de inversión, el más asequible en el segmento servicios lo constituyen las agencias de viajes.
Para poner en marcha uno de estos conceptos es suficiente con una oficina de 30 m² como media; no existen productos perecederos, por lo que se trabaja sin stock; y se necesita poco personal. Ventajas todas ellas que propician que las agencias de viajes presenten las inversiones más reducidas del mercado y que sean, a la vez, las que mayores ventas alcanzan.

La media en cuanto a la inversión se sitúa en algo más de 14.800 euros, con un intervalo que va desde los 13.500 a los 44.500 euros, dependiendo de la enseña. Además, consiguen un nivel de ventas que supera el alcanzado en restauración y en informática, los dos sectores que se sitúan detrás: como media, más de 383.000 durante el primer año de actividad.  

Con presupuesto limitado
Opciones de negocio a tener en cuenta  cuando no se dispone de un presupuesto muy boyante. Además, si éste es limitado existen, en términos generales, varios aspectos que se deben vigilar:

  • Informarse de los distintos aspectos que incluye la inversión como, por ejemplo, el canon de entrada. No siempre la cifra que presentan las enseñas como inversión inicial incluye este concepto.
  • Contabilizar los gastos fijos: el alquiler del local y demás costes que suponga el establecimiento, el sueldo de los empleados si se tienen, etcétera.
  • Las obras que son necesarias para adecuar el local y si se incluye o no la obra civil en la inversión.
  • El plazo de cobro de los clientes, ya que si es a largo plazo se puede tardar en tener ingresos y se ha de prever contar con cierta cantidad de dinero.
  • La entrega de la mercancía en retail. Si se realiza bajo el sistema de depósito, sólo pagaremos por lo vendido y, además, no acumularemos stock, lo que sobre se lo llevarán al terminar la temporada. Esto proporciona cierto margen de maniobra al franquiciado.

Un aspecto básico a considerar y que en ocasiones se pasa por alto por desconocimiento, son las ayudas y subvenciones a las que se puede optar para poner en marcha un negocio. Y es que buscar financiación puede resultar complicado, básicamente por la dificultad que supone encontrar información sobre el tema. Existe un bloque de ayudas cada vez más numeroso para los emprendedores que muchas veces no llega a cubrirse. Ayudas para jóvenes, mujeres, mayores de 45 años... algunas webs facilitan información al respecto y pueden resultar útiles en la búsqueda: www.ico.es, www.ayudas.net, www.todosubvenciones.com, etcétera.

No faltan ideas. Sólo hay que ser minucioso en la búsqueda, sopesar qué nos ofrece el mercado y ver dónde podemos ahorrar. Convertirse en empresario por menos de 30.000 euros no es imposible. 

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2014
Diseño web disgrafic.com