Versión desktop Versión móvil

El negocio está servido

Franquicias & Negocios

La concentración y las adquisiciones son el plato diario en el sector

La restauración vive un momento de cambios en el que las compras y las fusiones son constantes. Los grandes grupos multimarca y las empresas de capital riesgo están tomando protagonismo en este sector que recoge muy buenas cifras de facturación. Los hábitos de los españoles fomentan cada vez más el consumo fuera del hogar. Es, por ello, un sector muy atractivo que cuenta con 45 millones de consumidores potenciales.

Se trata de un sector dinámico que no ha parado de crecer en los últimos años y que, según los expertos, tiene aún mucho camino por recorrer. El de la restauración resulta un negocio atractivo: conceptos que requieren inversiones muy altas pero que registran a su vez altas rentabilidades. Según la Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR), existen en nuestro país 67.500 restaurantes, 242.000 bares y 14.465 cafeterías. De media, existe un establecimiento de restauración por cada 100 habitantes. “Son números muy importantes que nos sitúan como uno de los líderes en Europa en puntos de restauración”, afirma Emilio Gallego, Secretario General de la FEHR.  Y es que, según la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, el 24,9% de los españoles realiza la comida fuera del domicilio, mientras que el fin de semana es la cena la que se hace fuera de casa. Los hábitos de los españoles cambian poco a poco colaborando a que el sector de la restauración tenga éxito. Hechos como el crecimiento de la población impulsado por la recuperación en las tasas de natalidad y la fuerte inmigración, la incorporación de la mujer al mundo laboral y el incremento de hogares con un único miembro han aumentado la demanda de comida preparada, restaurantes, etc. El gasto de las familias en el sector de la hostelería ha ido aumentado de manera muy considerable en los últimos años. En 2005, las familias españolas se gastaron 101.582 millones de euros en el sector, un 50% más que en 2000. Se trata de una actividad económica y de consumo muy estabilizada. Esto es visto por los grandes grupos multimarca, empresas de capital riesgo y multinacionales como una gran oportunidad de crecimiento. En los últimos años han sido numerosas las adquisiciones y fusiones que se han dado en este segmento de mercado.

-Reorganización del sector
El sector de la restauración es un sector muy atomizado, un mercado en el que las empresas familiares son muy numerosas. Son pymes y micropymes que todavía hoy ocupan mayoritariamente el mercado. Pero la situación está cambiando. En la actualidad, el sector está experimentando una reconversión. La sociedad avanza y se dan cambios generacionales. Muchos de los tradicionales negocios familiares dejarán de serlo y pasarán a formar parte de grandes cadenas. Este es uno de los muchos factores que fomentan el crecimiento de grandes grupos multimarca. Y es que en los últimos tiempos, se puede afirmar que la concentración de conceptos  de negocio en grandes grupos es un hecho. Las previsiones apuntan que para 2010 el 42% del mercado del food service estará copado por las grandes cadenas. En nuestro país existen grandes empresas de restauración que agrupan diferentes marcas. The Eat Out Group, Grupo Zena, Comess Group, Grupo Vips, Re-imagina! Restauración, Grupo Heineken... son algunos ejemplos. En los últimos años, la estrategia de muchos de estos grandes grupos ha sido crecer a través de adquisiciones de cadenas ya existentes. Así, se busca compartir sinergias, lo que permite aumentar rentabilidad y reducir costes.

-Los grandes grupos multimarca
El pasado año, The Eat Out Group vio una oportunidad de diversificarse aún más con la compra de la cadena Dehesa Santa María, sumando así un total de 10 marcas comerciales. Una marca líder en el sector del tapeo, un largo recorrido a nivel nacional e internacional, calidad del producto y un precio de negocio interesante fueron los motivos que empujaron al Grupo a comprar esta enseña. Fresc Co, Pans & Company, Bocatta o Fresh & Ready son algunos de los conceptos que gestiona el Grupo Eat Out, sumando un total de 550 establecimientos y una facturación de 240 millones de euros. Aunque concentrada en la expansión de sus diferentes marcas, a nivel nacional e internacional, la cadena sigue atenta a posibles oportunidades para seguir aumentando su cartera de enseñas, tanto a través de adquisiciones como con la creación de nuevas marcas.
Otro de los que han crecido recientemente absorbiendo otras empresas es el Grupo Rodilla. A principios de este año, se hizo con el 85% de la cadena Café de Índias y Heladerías Flanela y ahora, el Grupo acaba de cerrar otra compra, de nuevo una cadena de cafeterías: Jamaica Coffee Shop. Aunque el valor de la operación no ha sido desvelado, diferentes medios valoran la adquisición en unos 30 millones de euros. Con esta última compra, cerrada a principios del mes de agosto, Rodilla  se sitúa en el mercado como un gigante de los sándwichs y el café y pasa a tener casi 300 locales. La facturación prevista para este año asciende a los 120 millones de euros.
Café & Té también ha optado este año por comprar. En este caso, la empresa adquirió el 100% de la marca Café del Mercado por cinco millones de euros. 11 locales en una zona estratégica en la que querían estar presentes y una marca de calidad fueron las razones que Café & Té encontró para hacerse con Café del Mercado. El Grupo, con una facturación de 40 millones de euros, sumó con la compra unos siete millones de euros más. Pero esta enseña no se planta aquí. Gustavo Ron, Director General de Café & Té, asegura que en breve anunciarán la adquisición de otra cadena.
Un nuevo grupo ha aparecido en el panorama gracias a la compra de 72 locales de diferentes marcas. Restauravia Food es un nuevo gigante de la restauración, creado por el fondo de capital riesgo Corpfin Capital. La creación de Restauravia Food se llevó a cabo con la compra de las cadenas de restaurantes La Tagliatella, Il Trastevere y Pastificio. El nuevo grupo también compró, como franquiciado, algunos locales de KFC y Cervecerías 100 Montaditos. Tras esta operación, valorada en unos 100 millones de euros, Corpfin Capital continúa estudiando proyectos de adquisición de restaurantes para integralos en el Grupo.
Y el último en sumarse al carro ha sido Comess Group al hacerse con el 100% de Lizarran en una importante operación valorada en 20 millones de euros. Lizarran se une así a las cuatro otras marcas de restauración temática que tiene el Grupo (Bazaar, Cantina Mariachi, Pasta City y Rock & Ribs). Con esta adquisición, Comess Group añade a su oferta este concepto de comida mediterránea y tapeo, a la vez que multiplica por dos su red de establecimientos y alcanza una facturación de unos 380 millones de euros. Ahora, la compañía dirigida por Manuel Robledo espera consolidar esta compra, crecer con todas sus marcas en España y el extranjero y, en un par de años, no descarta nuevas adquisiciones.
Sin duda, un año lleno de compras. Pero, ¿qué aporta concentrar diferentes marcas en un mismo Grupo? Desde luego, las ventajas son muchas, tanto para la Central, como para los franquiciados de cada una de la enseñas que forman parte. Al adquirir una nueva marca, el Grupo ofrece productos diferentes, se diversifica, aumentando también el tamaño de su red de restaurantes y ampliando el número de clientes. De esta manera, se tiene mayor conocimiento del mercado: al estar presentes en más ubicaciones se consigue tener información de primera mano sobre la evolución de cada mercado, detectando posibles oportunidades y logrando una mayor percepción de las tendencias y los hábitos de consumo. La puesta en común de la experiencia y del know how de las diferentes marcas permite una mejor formación para los franquiciados o miembros de la red.
La concentración proporciona también ventajas económicas: reducción de costes de gestión y administrativos, más recursos para promoción y publicidad, mayor control sobre los proveedores, mejores precios en las materias primas... Ventajas económicas que, en definitiva, suponen una reducción de gastos y un aumento de la rentabilidad. Se podrían enumerar bastantes más ventajas en cuanto a imagen de marca, posibilidad de tener mejores equipos directivos, más recursos para la internacionalización... Y es que al aunar diferentes marcas en un mismo Grupo, éstas se estructuran, gestionan y actúan de forma parecida, lo que les permite crecer más rápido casi con los mismos recursos.

-La apuesta del capital riesgo
Las empresas de capital riesgo han tomado la decisión estratégica de crecer en el sector de la restauración. Un sector con 45 millones de consumidores potenciales, donde los hábitos sociales cambian y aumentan las tasas de consumo es visto por los grupos de capital riesgo como una oportunidad de crecimiento y una vía de negocio para aumentar beneficios. Empresas con alta rentabilidad y mínimo riesgo, es lo que ven muchos de estos grupos en la restauración.
Las empresas de capital riesgo son entidades financieras cuyo objeto principal consiste en la toma de participaciones temporales en el capital de empresas no financieras y de naturaleza no inmobiliaria. El objetivo es que con la ayuda del capital riesgo la empresa aumente su valor y una vez madurada la inversión, el capitalista se retire obteniendo un beneficio. Los inversores de riesgo toman participación en empresas que pertenezcan a sectores dinámicos de la economía, de los que se espera que tengan un crecimiento superior a la media. Y la restauración es uno de estos sectores en crecimiento. Las compañías de capital riesgo buscan empresas con buena posición, con gran potencial de desarrollo y buenos equipos de gestión. Empresas en las que esperan conseguir importantes beneficios.
Si hacemos un repaso a las cadenas y compañías de restauración que están de manera parcial o total en manos del capital riesgo, podemos observar que no son pocas.
Café & Té es una de ellas. Desde principios de 2006, la cadena está participada por el grupo de capital riesgo 3i en un 47%, lo que supone para la cadena de cafeterías una inyección de capital y un rigor en la gestión y la administración de la compañía. Los planes de 3i y la dirección de Café & Té pasan ahora por crecer a través de franquicias, fórmula que acaban de adoptar para abrir unos 20 locales más antes de 2009 y alcanzar un beneficio bruto de explotación de nueve millones de euros.
Otra gran operación producida en 2006 fue la compra del 50% de Telepizza por parte de Permira. “Una excelente compañía que opera en un sector en crecimiento, con una posición competitiva inmejorable y un altísimo reconocimiento de marca”. Así define a Telepizza Carlos Mallo, Responsable de Permira en España. Con esta cadena, el grupo de capital riesgo “apuesta fuerte por el sector de la restauración en España”, afirma Carlos Mallo y añade que se trata de un mercado que crece por encima de la media y que seguirán invirtiendo siempre que surjan oportunidades interesantes.
Los restaurantes Pinocchio pasaron también en 2006 a manos del capital riesgo. Monitor Capital Private Equip se hizo con el 95% de esta cadena de pizzerías con la voluntad de hacerse un hueco importante en el sector de la restauración. Con la inyección de capital, Pinocchio ampliará su red de locales en todo el país.
Goldman Sachs Capital Partners es otra de las entidades financieras que ha invertido en el sector, haciéndose con el 30% del Grupo Vips. Con esta operación, Goldman Sachs fortalece su presencia en el mercado español y Vips, grupo que opera con diferentes cadenas, recibe apoyo para su próxima fase de crecimiento y desarrollo.
A finales de 2006, el grupo de capital riesgo Corpfin Capital se hizo paso en el sector entrando por la puerta grande creando un nuevo gigante multimarca, Restauravia Food, gracias a la adquisición de varias cadenas de restaurantes. “Identificamos el sector de la restauración como un sector de interés para invertir y a partir de ahí buscamos compañías de restaurantes con potencial de crecimiento y buenos equipos de investigación en los que invertir”, dice Carlos Lavilla, Socio de Corpfin Capital, Responsable de la creación del nuevo Grupo.
El 2007 empezó con una nueva operación del capial riesgo en este sector: CVC e Inveralia se alzaban como los únicos propietarios del Grupo Zena. Las dos firmas adquirían el 30% de las acciones que les faltaban para hacerse con el control total de Zena, grupo multimarca que opera con las cadenas de franquicias Il Tempieto, Cañas y Tapas y Foster’s Hollywood, a parte de otras cadenas propias y como franquiciado. CVC, con el 70% de Zena, e Inveralia, con el 30%, muestran interés en crecer con este Grupo de restauración vía adquisiciones o con el lanzamiento de nuevas redes.
La más reciente de estas operaciones se ha dado de mano de Clave Mayor, que se ha hecho con el 40% de Taberna Bocatín. Con esta inversión, Taberna Bocatín consolidará su red, alcanzando los 140 establecimientos en los próximos cinco años, además de potenciar su internacionalización, desarrollar nuevos conceptos y renovar la imagen de todos sus locales.
Vemos que el capital riesgo invierte en un sector con crecimiento para conseguir beneficios. ¿Qué mejor ejemplo que la apuesta de estos grupos para explicar la bonanza que vive el sector de la restauración? Pero existe otra pregunta importante: ¿Qué aportan estas inyecciones de capital riesgo a las empresas de restauración? Lo primero de todo es financiación. Gracias a ellas, las cadenas pueden consolidar su posición en el mercado y dar un fuerte empujón a la expansión de su red y también a otros proyectos, como la modernización de la red de locales, desarrollar proyectos de internacionalización, etc. Más allá de la financiación, el capital riesgo aporta otras cosas. La primera de ellas es la experiencia. Las de capital riesgo son empresas con equipos gestores con mucha experiencia, muy útil y extrapolable a las compañías en las que invierten. El rigor, la profesionalidad, la orientación a la hora de crecer, contactos, sinergias, puntos de vista diferentes... son otros de los muchos valores estos equipos aportan a las empresas en las que invierten. Es decir, tal y como afirma Dominique Barthel, Directora de la Asociación Española de Sociedades de Capital Riesgo, “se mezcla a la aportación financiera un valor añadido muy interesante”.

-Un futuro próspero
El panorama es bueno. Las inversiones del capital riesgo y de los grandes grupos multimarca son muestra del buen ritmo que está marcando el sector. Un sector al que, según los expertos, le espera un prometedor camino. Cada vez, las grandes cadenas coparán más espacio, pero tal y como dice Emilio Gallego, Secretario General de la FEHR, “hay suficiente demanda para todos”. Invertir a medio-largo plazo en un negocio no estacional como la restauración es garantía de éxito o, por lo menos, de recuperación de la inversión. Pero eso sí, se tendrán que hacer frente a algunos retos: el consumidor es cada vez más exigente y tiene más donde elegir. Es por ello que la calidad en el servicio y el producto tienen que estar presente en el día a día de todos los negocios.

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com