Versión desktop Versión móvil

BCC, los expertos en courier internacional


Son los únicos. Trabajan con los operadores más destacados del panorama internacional y se mueven en un mercado pujante. BCC, primera compañía dedicada exclusivamente a los envíos internacionales, se descubre como un negocio de éxito, pionero en su sector. Con 1.800 euros y cuatro empleados, Juan Sánchez Puxán, empresario catalán, consiguió convertir una empresa de transporte y distribución en una compañía con 600 trabajadores y una facturación de 60 millones de euros.
Fue en 1983 y tuvieron que transcurrir 15 años para constatar esta exitosa evolución; un tiempo más que suficiente para que Juan Sánchez Puxán se apasionara por un sector: la distribución y el transporte, y se decidiera posteriormente a montar una empresa única en el mercado del courier express: Broker Company Courier Worldwide, BCC.Potencial mercado

"Lo que empezó como una prueba, como una actividad para seis meses, me sedujo de tal forma que no pude dejarlo, me fue entusiasmando. Fue de esta experiencia laboral, que casi me llegó por casualidad, de donde surgió la idea de crear BCC".

BCC se especializó en un mercado en alza: el internacional, y aglutinó a los principales operadores existentes en este ámbito. De forma que encuentran para cada cliente el operador más efectivo, según el tipo de envío y el destino del mismo.

El resultado de este sistema es que ofrecen un servicio personalizado, según las necesidades de cada cliente, la máxima flexibilidad y, sobre todo, poder trabajar con las mejores tarifas de precios gracias a que BCC mueve un alto volumen de envíos. Todo esto provoca un alto índice de fidelización entre la clientela.Mercado internacional

Ahora mismo nos encontramos en el mejor momento del courier internacional. No hay empresa, ni industrial ni de servicio, que piense en su futuro sin cuidar sus relaciones internacionales -afirma el socio fundador de BCC, Juan Sánchez Puxán- lo que antes era nuestro mercado doméstico: España, se ha extendido a un mercado de más de 300 millones de personas: Europa, y eso sólo en lo referente al mercado europeo, ya que nosotros abarcamos prácticamente todo el mundo".

Con este argumento, BCC ha conseguido liderar un mercado donde no tienen competencia: "No hay ninguna compañía, o, al menos, no la había cuando empezamos a trabajar, que ofrezca un servicio óptimo global,lo que habían eran muchas enseñas especializadas en su área local. Nosotros rompimos con esto, empezando a comercializar servicios de courier internacional", aclara Sánchez Puxán.A quién se dirigen
Las pequeñas y medianas empresas con envíos internacionales, principalmente firmas exportadoras o que desarrollan actividades con relaciones internacionales, son los principales clientes de una agencia BCC. De hecho, sus clientes objetivos son aquellas entidades cuyo volumen de envíos no es muy elevado, que no disponen de un gran poder de negociación con los operadores y que, por tanto, conseguirán a través de BCC un ahorro mucho más elevado: entre el 25 y el 50%.

BCC actúa como central de contratación de los operadores para estos pequeños clientes, seleccionando la empresa que mejor se ajusta a las necesidades de cada uno de ellos, teniendo en cuenta el tipo de envío y el destino. ¿Ventajas? Todas. Especialmente para estas pymes. Pero también son los franquiciados los que rentabilizan al máximo su actividad al frente de una agencia BCC.

"En el courier internacional se trabaja sólo por las tardes, por lo que los envíos y recogidas se realizan durante media jornada. Esto permite a las agencias incrementar su rentabilidad incorporando también servicios de courier nacional, y, aumentando de esta forma, las vías de ingreso de su negocio y su facturación", apunta Juan Sánchez.En plena expansión
Hasta el momento son 12 agencias BCC Worldwide las que existen en el mercado actual, sin embargo las expectativas de la cadena van mucho más lejos: implantarse en todo el territorio nacional.

Una agencia BCC se puede abrir en cualquier población o área donde existan actividades exportadoras.
Este negocio no sólo está al alcance de pequeñas empresas de transporte y distribución de ámbito local que quieran ampliar su radio de acción; si no también es una buena opción para aquellos emprendedores que estén dispuestos a empezar desde cero en el mercado internacional, con la ayuda de una empresa sólida y afianzada en su sector.Condiciones de BCC
Para montar una agencia de BCC se necesitan de unos recursos entre 55 y 60 mil euros, Los locales de BCC suelen contar con al menos 100 m2 de superficie y disponer de facilidad de acceso para la carga y descarga. El establecimiento se divide en una zona de oficina, y un área dedicada a almacén. No es necesario instalarse en zonas comerciales, ya que la actividad de BCC se dirige más a empresas que mantengan relaciones internacionales. Los polígonos y las zonas semi-industriales son ubicaciones muy adecuadas para comenzar esta actividad pionera en el mercado nacional.

B. Rodríguez. Franquicias y Negocios. Abril 2002

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com