Franquicias: Portal de todos los negocios en franquicia de España

miércoles, 23 de julio de 2014

Negocios ‘Low-Cost’

Franquicias y Negocios

La reducida inversión inicial caracteriza cada vez a más cadenas de franquicias Negocios que funcionan y que requieren poca inversión inicial. Es lo que muchos emprendedores buscan para desarrollarse profesionalmente. Negocios que además, no necesitan grandes desembolsos durante el desarrollo de la actividad. Las opciones no son pocas.

En un momento como el actual resultan especialmente interesantes los negocios que permiten convertirse en empresario por una reducida inversión. En la franquicia, se pueden encontrar muchas posibilidades de negocios ‘low-cost’, actividades que suponen un reducido coste inicial y que, posteriormente, implican también unos reducidos gastos mensuales.
Entre las alrededor de mil marcas en franquicia que podemos encontrar en España, existen opciones de negocio ajustadas a diferentes necesidades: para  inversores o autoempleo, para profesionales con ganas de tener un negocio propio, de mayor o menor inversión, con o sin necesidad de local comercial y dedicados a multitud de actividades diferentes.
Y son muchas, sobre todo en determinados sectores, las empresas que apuestan por ofrecer a los emprendedores negocios de baja inversión. Son actividades que lo permiten, ya que las necesidades del negocio implican bajos costes: poca infraestructura, sin necesidad de local ni maquinaria, poco personal, sin gastos en stocks…

La adaptación de las franquicias
Además, se observa que ante las dificultades que tienen muchos emprendedores para acceder a financiación, las franquicias han tomado medidas, mejorando las condiciones de entrada a la red. ¿Cómo? Los ejemplos no son pocos. Hay muchas empresas que deciden lanzar nuevas líneas de negocio con requisitos económicos más bajos, como Fotoprix, que ha diversificado su formato con su concepto ‘Fotoprix Establecimiento Asociado’: cualquiera que tenga una tienda, aunque no sea de fotografía, puede abrir una ventana Fotoprix en su establecimiento, sin cánones ni inversión en obra civil.
Otras optan por reducir su inversión inicial, su canon de entrada o sus royalties. Curves, Leader Mobile o d-uñas son algunas de las que han optado por esta estrategia. Otros se instalan en localidades más pequeñas o apoyan económicamente a sus asociados, como Giramondo o Key 21.
Las estrategias son variadas pero todas con un objetivo común: facilitar la entrada de nuevos franquiciados a las redes.

¿Qué incluye la inversión?
Cuando se habla de inversión inicial, en general, se engloban los gastos referentes a la obra civil, el stock y el canon de entrada, aunque según la empresa, puede variar. Por tanto, las cifras ofrecidas por las marcas son siempre aproximaciones que variarán en función de varios factores, como la ciudad en la que se implante el negocio o el estado del local.

Antes de hablar de negocios baratos en cuanto inversión, hay que aclarar que la mayor o menor inversión no supone, de entrada, que el negocio sea más o menos rentable. Es decir, un restaurante tiene una inversión mucho más elevada que una empresa de vending, por ejemplo, pero a la vez, sus cifras de facturación son también mucho más altas. Ambos negocios pueden resultar altamente rentables, pero cada uno, se ajusta a unas características diferentes de franquiciado.

En restauración
Hablando de negocios ‘low cost’ en cuanto a su inversión inicial, el sector de la restauración es el que menos ‘oportunidades’ presenta. La razón es la actividad en sí: para este negocio se necesitan, a nivel general, locales grandes, con cocina y salida de humos, maquinaria, ubicaciones en zonas comerciales… Una serie de aspectos que encarecen la inversión inicial. Aún así, de entre estos negocios, hay algunos subsectores que por sus características presentan inversiones más bajas, por ejemplo, las heladerías, las cafeterías, las pastelerías o todos aquellos que no requieran de locales con salida de humos  -son muchas las empresas que apuestan por centralizar la producción de la carta, con lo que las franquicias de la red no requieren tener ni cocina ni salida de humos-.
Además, en la línea marcada por muchas franquicias de aumentar la accesibilidad al negocio a nuevos emprendedores, hay negocios, como Bodegas Galiana, que han modificado alguna de sus características diseñando un negocio que requiere, en este caso, una inversión de unos 50.000 euros.    

Opciones en retail
En retail, las opciones son por lo general  más asequibles. El protagonismo que toma el local en estos negocios, unido a las necesidades de stock y la importancia de la ubicación, pueden encarecer a inversión. Aún así, en el sector de las tiendas encontramos un considerable número de negocios con una inversión inferior a los 30.000 euros, muchos de ellos enfocados al autoempleo.
En primer lugar, encontramos las tiendas de informática que son, por excelencia, empresas que dentro del retail destacan por sus asequibles inversiones y, además, por sus elevadas facturaciones. En esta actividad operan marcas como Beep (22.000 euros de inversión inicial), Tiendas UPI (20.000 euros) o Ecomputer (18.500 euros).
En el sector de los complementos de moda también se encuentran conceptos con inversiones reducidas: Bijoux España ofrece ser franquiciado de su marca por una inversión inicial de 10.000 euros. Por algo menos, unos 9.000 euros, se encuentra Di Piú Milano. Pablo Ochoa, dedicada al calzado, requiere 24.000 euros, y llegamos a los 30.000 euros con la enseña de accesorios Funky Fish.
Entre las clasificadas como tiendas especializadas (desde juguetes hasta mobiliario, pasando por productos eróticos o de material de oficina) se encuentran también inversiones atractivas: Eurotex (30.000 euros), Tu Tabú (22.000 euros), Animal Party (28.000 euros), Copigama (30.000 euros), Armakit (18.000 euros), Noctalia Flex (30.000 euros)…
La venta de cosmética tiene voz también en lo que a negocios ‘low cost’ se refiere. Hay marcas que cuentan con conceptos baratos, como Bottega Verde, con una inversión 30.000 euros, PFC Cosmetics, 20.000 euros, Aromas de Provenza, 29.800 euros o Campos de Aloe, 29.000 euros.

El sector rey
Saltando al sector de los servicios, llegamos al número uno en cuanto a inversiones reducidas. Los de este sector son, en general, los negocios más asequibles. ¿La razón? Se encuentra en las características del local (o la ausencia de éste) y, por tanto, en los reducidos gastos en obra civil y la no necesidad de stocks ni materiales.
Administración de fincas, agencias de viajes, consultoras y asesorías, especializadas en energías renovables, prestaciones a empresas, reciclaje, servicios a domicilio… Son algunas de las actividades que de media, presentan inversiones que no superan los 40.000 euros (aunque si analizamos caso por caso muchas empresas requieren una inversión bastante menor).

La opción inmobiliaria
En el sector inmobiliario, la actividad en franquicia ha experimentado una reestructuración: más allá de la venta o alquiler de viviendas, han surgido empresas especializadas en administración de fincas, un servicio que con o sin crisis es necesario y al que, según las empresas del sector, le espera un marcado crecimiento. Fincadelia es un ejemplo: se requiere una inversión inicial aproximada de 25.000 euros para entrar en esta empresa que acumula más de 15 años de experiencia.

El negocio de viajar
Hablar de agencias de viajes es hablar de negocios asequibles. De media, una inversión de unos 15.000 euros es suficiente para operar en el sector de los viajes, compartiendo las sinergias y las ventajas que proporciona ser parte de una de las 45 cadenas que se desarrollan en franquicia en esta actividad. Zafiro Tours (12.500 euros de inversión inicial), Plantour (7.995 euros), Costa Este (12.500 euros), Almeida Viajes (9.995 euros), Innovatur (6.500 euros)… son algunas marcas de la mano de las que se puede entrar en un sector caracterizado por la adaptación constante a las nuevas formas de consumir viajes de los clientes.

Invertir en reciclaje
El buen trato al medio ambiente toma importancia en todos los ámbitos de la sociedad. Y también en el mundo de la empresa. Los negocios de energías renovables y de reciclaje prosperan y lo hacen con negocios asequibles de cara al emprendedor. Sunenergy (25.000 euros), negocio enfocado a convertir las energías limpias e inagotables en una “realidad doméstica”, es un ejemplo, como lo son también Eurener (26.000 euros), Green Space (desde 3.000 euros) o Natural Energy (25.000 euros).
Por otro lado, BKTS (21.600 euros), Cartridge Depot (27.000 euros), Real Color (25.000 euros) o Fill-up Ibérica (19.000 euros) son algunas de las empresas encargadas de desarrollar el negocio del reciclaje de toners y cartuchos para impresoras en franquicia a través de negocios de baja inversión.

Belleza ‘low cost’
En la estética también se encuentran ejemplos de todo tipo en cuanto a inversión. En función del tipo de servicios que ofrezca la marca, las características del negocio serán unas u otras, y por tanto, la inversión será mayor o menor. En general,  las dedicadas al cuidado de las uñas y la depilación permanente son las que presentan inversiones más reducidas. Suelen tener locales pequeños y ubicados en zonas comerciales de segundo orden: d-uñas (25.900 euros), 5uñas (6.000 euros), No+Vello (30.000 euros), Bye Bye Pelos (33.500 euros) o Starbene-Benedepil (13.500 euros) son muestras de empresas con inversiones atractivas en un sector que ha despuntado en cuanto a número de enseñas y establecimientos en los últimos años y que cuenta con una demanda importante.

Prestación de servicios
Las que se dedican a la prestación de servicios a empresas son otras de las franquicias caracterizadas por la baja inversión, lo mismo que algunas clasificadas como de servicios especializados o a domicilio. Basan el negocio en una actividad totalmente comercial: es el franquiciado el que acude hasta el cliente (ya sea una empresa, un particular o cualquier otro ente) para venderle su servicio, con lo que muchas no necesitan local comercial ni grandes desembolsos. Leader Mobile, red de franquicias especializadas en marketing móvil, es una de estas empresas. Su actividad se basa en transmitir mensajes publicitarios e informativos mediante la telefonía móvil, un negocio innovador que requiere una inversión de 9.500 euros. Clean & Iron Services es otra de las clasificadas como de servicio a domicilio. Por 12.300 euros iniciales se puede formar parte de esta red de servicios de limpieza y plancha a domicilio.
La lista es larga: Autorestore (22.783 euros), especializada en la restauración de pequeños daños en interior y exterior de vehículos; Glassinter (15.000 euros), dedicada a la reparación en cristal laminado; Trimage (11.995 euros), especialista en la creación de esculturas y detalles personalizados en 3D; Alpematic (9.000 euros), encargada de la ambientación de medianas y grandes superficies… Son empresas de bajo coste, con reducido riesgo, en las que la tarea comercial y en muchas ocasiones la falta de local son los  signos protagonistas.

El vending
El sector del vending es clave a la hora de hablar de negocios ‘low cost’. Es un negocio que ha experimentado un gran auge y que puede convertirse en un negocio independiente o bien complementario a otra actividad. La venta automatizada es posible en la calle, empresas, entes públicos… Desde café o comida hasta productos de higiene personal o periódicos. Las posibilidades son altas y la inversión necesaria, reducida. Nescafé Komo (24.000 euros), Abierto 25 horas (8.900 euros) o Aqualita (5.700 euros) son algunos ejemplos de entre las 12 franquicias que operan en el sector del vending. Son negocios ideales para emprender cuando se dispone de un capital por debajo de los 20.000 euros.

Atención a los costes mensuales
Una vez comprobado el tema de la inversión inicial, y suponiendo que el negocio se adapta a nuestras necesidades, hay que hay que repasar las cuentas de explotación que presenta la empresa.  Como cualquier negocio, una franquicia supone unos costes fijos mensuales, que habrá que conocer antes de entrar en la cadena.  Es por ello que la central tiene que presentar a los posibles franquiciados las cuentas de explotación del negocio, para que éste decida si se ajustan a lo que busca.
Los gastos fijos a los que mes a mes una franquicia debe hacer frente son los que responden a los salarios de los empleados, el alquiler del local, suministros (agua, luz, gas…), mantenimiento, gastos de gestoría y seguros. Los cuatro últimos (suministros, mantenimiento, gastos de gestoría y seguros) suelen ser bastante similares en todos los sectores. El tema del personal y el alquiler del local son las cifras que más varían en función del sector o la marca. Por tanto, serán estas dos partidas las que influyan más en el monto total de costes mensuales.

Gestionar el tema del personal

¿Cuántos empleados requeriré para mi franquicia? ¿Qué nivel de formación deberán tener? ¿Los necesitaré a jornada completa?…
Hay que controlar desde el inicio el tema del personal ya que los gastos mensuales se determinarán en gran parte por este aspecto. Cada negocio es único y por tanto tendrá unas necesidades de personal concretas, que dependerán de muchos factores como la dimensión del negocio, la fase en la que se encuentre, su ubicación... Pero generalizando, hay sectores caracterizados por no requerir personal: en muchos casos, el franquiciado se basta para gestionar la empresa. Suelen ser negocios en los que el propio franquiciado realiza todo el trabajo. Autoempleos que suponen pues, reducidos costes en cuanto a salarios: sólo hay que tener en cuenta el sueldo propio. En otras muchas franquicias, con uno o dos empleados es suficiente.

Por sectores
Una vez más, los servicios se hacen con el primer puesto en este tema: el número de empleados, por lo general, es reducido. Las empresas de vending, por ejemplo, son una buena muestra de este tipo de negocios. Un comercial, el propio franquiciado, realiza toda la tarea. Son perfectos autoempleos en los que el riesgo es reducido, ya que tanto la inversión inicial como los gastos posteriores son bajos. Muchas veces basta con un vehículo con el que moverse en la búsqueda de clientes y tal vez una pequeña oficina o un almacén.
Hay muchos otros negocios del sector de los servicios caracterizados por esta ausencia de personal o por necesitar tan sólo un empleado, a parte del propio franquiciado, por ejemplo, BKTS, cadena de reciclaje de cartuchos de impresoras y toners.
No+vello, cadena especializada en la fotodepilación, es otro de los negocio, en este caso de estética, que por sus características sólo requiere a dos personas por centro: la franquiciada, que hace las labores de gerente, y una trabajadora.
Pero en el sector de los servicios podemos encontrar también negocios en los que se requiere un elevado número de empleados, por ejemplo, algunas peluquería o cadena de servicios de estética. Todo dependerá del modelo de negocio.
En el retail también se encuentran casos en los que las necesidades de personal son bajas: será cuando los locales no son de grandes dimensiones, o no estén situados en grandes zonas de paso. Aunque a nivel general, como también pasa en el sector de la restauración, las necesidades de personal son mayores.

El alquiler
El alquiler es la segunda de las partidas que encarecen más los costes mensuales de una franquicia. El alquiler se determina en función del tamaño del local, de su ubicación y otras características.
Siguiendo la línea general en los negocios low cost, los servicios vuelven a ser los que menos inversión requieren en cuanto a local. ¿La razón? Muchos no necesitan establecimiento, o bien con una oficina o un almacén es suficiente.
Aromarketing, por ejemplo, es un concepto dedicado al marketing olfativo, que se puede desarrollar al inicio incluso desde casa. Está basado en el alquiler de unos pequeños dispensadores de aromas y la reposición mensual de sus insumos. La tarea diaria de los franquiciados consiste en la visita comercial de los negocios y oficinas de su zona. Auto restore tampoco necesita local para operar (ni tampoco empleados), y supone unos mínimos consumos, costes de estructura y stocks. Como Tecno Wash System que se dedica al lavado ecológico de vehículos a través de sus carros de lavado. Con su modalidad de franquicia para autónomos es suficiente contar con vehículo propio para poder transportar el carro de lavado y prestar sus servicios a domicilio en urbanizaciones, comunidades de propietarios, clubes sociales o de ocio, exposiciones de vehículos o cualquier otro lugar.
Todo Sol también ofrece sus servicios a domicilio, con lo que no se requiere local comercial, al igual que muchos de los negocios de vending de los que ya hemos hablado, o aquellos que se dedican a los servicios a domicilio o prestaciones a empresas. También han surgido muchos negocios de consultoría informática caracterizados por no requerir local, como CTY, Restoretek o Digital Asesores.
Las caracterísicas de los establecimientos del sector de restauración y retail, por norma general, suelen elevar los costes. Suelen tener mayores dimensiones y estar ubicaciones en zonas más céntricas, en zonas ‘prime’ o ‘semi-prime’. En especial, es el sector de restauración el que cuenta con los costes mensuales fijos más elevados.
A pesar de esto, hay cadenas de retail que por el tipo de negocio pueden ubicarse en zonas secundarias y en locales de reducidas dimensiones.
En este punto, hay que prestar atención a las franquicias que permiten el formato corner, sobre todo en el sector de las tiendas: se trata de espacios de una marca que se incorporan en el local de otra empresa, cuya actividad es complementaria, con el fin de compartir sinergias. Por ejemplo, Aïta, cadena de complementos de moda, apuesta, paralelamente a su red de tiendas, por los corners en ubicaciones estratégicas como aeropuertos o centros comerciales. Al igual que Du Pareil... au Même, empresa francesa de moda infantil, que cuenta con una línea de corners dentro de establecimientos de las jugueterías Toys’R’Us.

Opciones para todos
Así pues, los servicios se posicionan como los negocios más baratos en la franquicia. Inversiones reducidas y unos costes fijos mensuales bajos hacen que estos se conviertan en la opción para aquellos emprendedores que cuentan con poco capital y quieran convertirse en empresarios sin grandes riesgos. El retail también ofrece oportunidades y también la restauración. Todo dependerá del tipo de negocio que se busque.
Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2014
Diseño web disgrafic.com