Versión desktop Versión móvil

Con Dinamix, la imagen cobra movimiento


Diez años de experiencia en productos personalizados, un modelo de negocio que no requiere local, una actividad sencilla y con un gran impacto visual... Todas estas variables son las que caracterizan a Dinamix, un producto innovador que hace de la fotografía en movimiento una herramienta profesional. Un negocio que ya está marcha, conócelo. Imágenes que transmiten, que cambian, que parecen estar en movimiento... Este es el producto que la empresa Dinamix ha lanzado al mercado nacional. Una idea sencilla, con un fin profesional en la que ahora se puede invertir Se trata de imágenes superpuestas que dan una sensación de movimiento pero el verdadero secreto de su éxito está en su finalidad: se puede utilizar para infinidad de aplicaciones profesionales y personales.. "Como herramienta de marketing, para fines turísticos, comerciales... Se le puede añadir marcas patrocinadoras, logos y cualquier tipo de mensaje de texto. Estamos hablando de una tecnología tradicional y antigua aplicada a un servicio personalizado y rápido", señala el fundador de la empresa, José Mª Neira. Este empresario conoce a la perfección el ámbito en el que ha optado a entrar, el negocio para el que trabaja y sus posibles expectativas. No en vano, ya cuenta con la experiencia de más de una década en el terreno de los productos personalizados: "Son 10 años los que llevamos trabajando en el ámbito de los productos personalizados. Tenemos la experiencia de Trimage y hemos comprobado que un negocio sencillo y rentable para el que no se necesite local y todo lo que tenga que ver con la imagen tiene éxito", señala José Mª Neira.

Idea sencilla y rentable
La idea no es nueva, la tecnología empleada, sí. Sus aplicaciones se han multiplicado y sus efectos, también. Dinamix se erige como un negocio original, pionero, donde la clave está en la realización de fotografías en movimiento, personalizadas y con entrega inmediata; una actividad que, según sus creadores, es pionera en Europa. "Sólo se necesita un ordenador, una impresora y una cámara digital que captura las imágenes en directo, es un producto rápido de realizar y de una venta por impulso enorme", señala Neira. El efecto final es sólo el reclamo –se imprimen varias imágenes distintas del cliente y, simplemente, cambiando su ángulo de visión se ven en movimiento- pero el aspecto que lo convierte en un negocio a tener en cuenta es su utilidad profesional.

Herramienta profesional
"Como herramienta de marketing es un sistema muy atractivo y muy práctico, con un gran efecto, que tiene como ventaja la salida rápida del producto en el mercado", subraya Neira. La utilidad del producto, su sencillez en la realización y el alto margen que se consigue con él, lo convierten en un negocio con muchas salidas. De momento, es el ámbito turístico y empresarial el que ha visto en las imágenes Dinamix una posibilidad para ofertar sus productos o introducir un valor añadido a los clientes. "Es un producto impactante. Ideal en tiendas de fotografía, zonas con mucha afluencia de personas: centros comerciales, zonas de ocio y turísticas, eventos deportivos, ferias, festivales, etc... y perfecto como instrumento promocional y de marketing", analiza Neira. En realidad, es el bajo coste en la elaboración del producto y lo asequible de su venta al público, lo que invita a probar sus posibilidades como una herramienta profesional. Sobre todo en el ámbito relacionado con la imagen promocional. En este aspecto, Neira ha contemplado la posibilidad de hacer de estas imágenes en movimiento regalos promocionales, que atraigan la atención del consumidor. "Se trata de una opción complementaria. Muchas marcas de productos lo utilizan como calendarios, donde imprimir su logo o alguna frase publicitaria, mientras que también resulta una opción óptima para utilizarlo en grandes eventos, congresos o convenciones", explica Neira.

Sin local
La búsqueda de clientes tiende a ser muy pro-activa, visitando tiendas de fotografía y centros comerciales se muestran las cualidades del producto y se deja una muestra para atraer a la clientela. La labor inicial consiste en dar a conocer la actividad. A partir de ahí, el trabajo que desempeña el emprendedor se reducirá a realizar una ruta para recoger los pedidos en los diversos puntos donde se haya dado conocer y entregar las imágenes Dinamix. "No es necesario tomar las dos imágenes al momento, también se puede recibir por mail y trabajar con ellas", señala José Mª Neira. Las posibilidades de Dinamix lo convierten en un negocio muy flexible, con un amplio segmento de mercado en el que ir implantándose. Las ventajas del negocio radican en la escasa inversión que se precisa para iniciar la actividad. No es necesario contar con un local, sino que, por el contrario, se trata de un negocio que se puede realizar desde casa.

Margen alto
Dadas las características del negocio, los recursos necesarios y la inversión precisa, el margen que se obtiene de la venta de este producto es muy elevado. Sin costes fijos a los que hacer frente, las ganancias dependen del volumen de imágenes que se comercialicen. "Los beneficios son muy altos: el coste de una pantalla Dinamix es de 0,35 euros y su venta oscila entre los 6 y los 10 euros, dependiendo de si se trata de una fotografía o una postal". La clave está en promocionar el producto en cuántos más puntos de venta mejor. Los emprendedores que se sumen a esta actividad trabajan con exclusividad de zona, para poder hacerse con una atractiva cartera de clientes. Sólo hay que tener claro dos aspectos: que es un negocio ideal para zonas con gran tráfico de personas y que no se necesita tener ningún conocimiento técnico. Una actividad en movimiento.

Qué tiene este producto

  • Único sin competencia en el mercado
  • Es personalizado
  • Genera un gran impacto visual.
  • Tiene mucha fuerza promocional

Hablemos de ventajas...
  • No se necesita local
  • Se puede iniciar desde casa.
  • No tiene costes fijos.
  • Altos márgenes sobre el producto.
  • Se trabaja con exclusividad de zona.
  • Proceso de realización rápido y sencillo.

Cómo se elabora la imagen
Todo el proceso tiene una duración de un minuto:

  1. Capturar las dos imágenes que se quieren fotografiar: se pueden tomar con una cámara digital o enviar por mail si ya se tienen hechas las imágenes.
  2. Mediante la aplicación de un software se mezclan ambas imágenes y se imprimen en apenas 15 segundos.
  3. Se coloca la pantalla Dinamix sobre las dos imágenes para conseguir el efecto de movimiento, después se corta la imagen.

Las aplicaciones del producto

  • Herramienta profesional de marketing: la utilización del producto para
  • Promoción Turística
  • Actividades

Cómo se ofrece el producto

  • En postales
  • Imanes
  • Calendarios.
  • Tarjetas de visitas
  • Llaveros
  • Tarjetas de seguridad incopiables
  • Alfombrillas para el ratón

Qué ofrece Dinamix

  • Licencia con exclusividad de zona durante dos años
  • Software que permite mezclar imágenes e incluir logos y textos.
  • Cursos de formación y manuales operativos
  • Soporte técnico

La inversión para entrar en esta actividad es de 6.000 euros para una zona de 100.000 habitantes. El precio de venta al público es de 6 euros para las fotografías y 10 las postales.

Redacción Mayo 2004

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com