Versión desktop Versión móvil

Ópticas; visión de futuro

Franquicias & Negocios

Fusión entre salud y moda; la clave en un mercado que tiende a concentrarse.

Unirse para sobrevivir y estar al día en las últimas tendencias. Estas dos premisas son las que imperan en el sector de las ópticas como garantes del éxito. Un mercado maduro y competitivo en el que, hace algún tiempo, era habitual que el óptico se estableciese por su cuenta pero en el que, hoy en día, la mayoría de emprendedores se suman a una red para no quedarse atrás y poder ofrecer al cliente lo que éste demanda: productos que presten la mejor calidad visual y además estén en boga.

De la unión nace la fuerza. Tópico que bien podría aplicarse a las tendencias que en los últimos años imperan en el sector de las ópticas. Un mercado que ha madurado y se ha vuelto competitivo; un negocio que si bien hace tiempo era habitual que iniciase un óptico independiente, en la actualidad, para enfrentarse a la competencia, resulta casi obligado pertenecer a una red. Y es en ese sentido donde la fórmula de la franquicia juega un papel fundamental, representando una oportunidad para que el profesional pueda actuar por su cuenta, tanto el óptico que ya está establecido como el emprendedor que desea montar su propio negocio. Convertirse en franquiciado permite obtener mejores condiciones de compra, tener acceso a las técnicas más novedosas, contar con el respaldo y la fuerza de una imagen consolidada; en definitiva: ser competitivo en un mercado que va a más y en el que, como afirman los profesionales que operan en él, “sólo sobrevivirán los fuertes”. Y es que, aunque, por el momento, el 38% de los puntos operativos son independientes, la tendencia imperante camina hacia la concentración.  

A la última moda

Un mercado en el que la oferta es cada vez más importante y el cliente más exigente. “Para ser competitivo hay que prestar calidad, moda y oferta”, revela Gerard Bosch, director de Expansión de Vista Óptica, enseña que nació bajo el liderazgo de un equipo con más de 40 años de experiencia en el sector. Y es que quien entra en una óptica no busca sólo ver bien, sino que también desea verse bien, comprar un producto a la última moda. Por eso las empresas se han visto obligadas a sumar un diseño en boga a la calidad visual de sus modelos. Monturas para todo tipo de caras y ojos, ya sean para corregir la visión o para protegernos del sol. Las gafas han pasado de ser una prótesis a ser un complemento de moda; un signo de identidad que cada cual adapta a su estilo y forma de vestir.
La moda no sólo ha impactado en el sector, sino que cada vez gana más peso y protagonismo en él, como sostiene Arturo Miquel, responsable de Expansión de +Visión, grupo óptico que ha crecido deprisa y que espera alcanzar 500 puntos de venta en España: “Existen clientes que tienen una gafa para cada ocasión (Vestir, Casual, Sport...) y otros que piden gafas graduadas sin graduación, sólo porque les gusta llevarlas”. Las principales firmas que actúan en este mercado han apostado por seguir las nuevas corrientes: “En Nitydö tratamos las gafas como un complemento de moda más”, señala Juan Manuel Moreno, director de Nitydö-Infooptica, enseña que combina la venta de monturas y gafas de sol con la de otros complementos de moda. Como Juan Manuel Moreno aporta, la prueba del nuevo rumbo que ha emprendido el mercado es que “todos los diseñadores de moda han creado su propia línea de gafas”.    

Óptico y gestor

En la actualidad, no basta con ser un buen profesional de la óptica para estar al frente de un negocio, sino que es necesario saber gestionar el centro. Lo ideal es que exista un equilibrio entre ambas partes. El perfil de emprendedor que se convierte en franquiciado de una óptica suele ser el de un óptico ya establecido, que ve en la franquicia una oportunidad para ser competitivo, o el de ópticos recién licenciados, a los que las centrales forman para que desarrollen con éxito su propio negocio. Juan Manuel Botias, coordinador de Optimil, enseña que fundamenta su filosofía en la cercanía con sus franquiciados, describe el tipo de persona que en Optimil buscan para que se una a ellos: “No es necesario que sea óptico, aunque lo preferimos porque su grado de involucración es mayor”. Arturo Miquel, por su parte, aporta algunas claves: “Los ópticos han de ser muy profesionales, no sólo en su especialidad, sino también como gestores de un negocio”. Hay opciones para todos los gustos. Por ejemplo, el concepto de Nitydö está diseñado para que puedan acceder a él tanto ópticos como personas emprendedoras ajenas al sector porque, como sostiene su director, “permite instalar una tienda para la venta de moda con o sin la parte de consultas en las que se presten servicios para la visión”. Cada vez son más los ópticos que, con una tienda ya operativa, se suman a una red para poder hacer frente a la competencia. Más del 60% de las ópticas que operan en el mercado, pertenecen a franquiciados y, durante el pasado año, aunque no aparecieron nuevas redes, sí que aumentó el número de centros. Las posibilidades son amplias: se puede abrir una óptica en un local con una superficie de entre 25 y 100 m², como mínimo, y dependiendo de la enseña. La inversión, que oscila entre 74.000 y 157.000 euros, también depende de la firma y de si se trata de un óptico ya establecido o no.

Adaptarse al cliente

Ante la nueva realidad que presenta el mercado, las enseñas que operan en el sector no han permanecido impasibles, sino que han intentado acomodar su oferta a las nuevas tendencias. En el caso de General Óptica, firma que en 2005 ha celebrado su 50 aniversario, una de las prioridades ha sido la incorporación del concepto de moda en sus productos y servicios, cómo explica David Solé, gerente de Franquicias de General Óptica: “Algunas de las prestaciones que ofrecemos son el ‘Asesoramiento Estético’ y el ‘Perfect Look’ o ‘Espejo virtual’”. David confiesa que estos servicios son los que han permitido a General Óptica reafirmarse como “empresa líder, moderna y vanguardista”.
Y sólo hay que acercarse al escaparate de una óptica para ver lo que se cuece en el sector; gafas Dior, Loewe, Versace, etc. “Se trata probablemente de la mejor arma y del argumento de venta del futuro; la moda crea necesidades que sin ella pasan inadvertidas”, aporta Juan Manuel Botías. Y es que, aunque el sector se ha caracterizado tradicionalmente por prestar mayor atención al sentido médico del producto óptico, las empresas han tenido que adaptar su oferta a los nuevos tiempos que corren, “en los que ha irrumpido con fuerza el concepto de la moda y la estética asociadas a la corrección visual”, añade David Solé.

Conjugar estética y salud

Gracias a los avances en materiales, fabricación y equipos, cada vez resulta más sencillo hacer compatibles la estética y la medicina. El cliente busca unas lentes que, además de cubrir la necesidad básica; la visión, sean compatibles con monturas modernas. En los últimos años las mejoras tecnológicas en el sector han sido muchas, dirigidas todas ellas a un propósito claro: lentes más ligeras con unas prestaciones óptimas en cuanto a calidad óptica y estética. El papel que han jugado las últimas tecnologías, tanto para ofrecer productos en boga como en el conjunto del sector, ha sido decisivo, como corrobora Arturo Miquel: “Hemos pasado de la ficha del cliente en cartulina a los modernos programas de gestión, que permiten conocer más datos de la clientela, entre otros adelantos”.  

El mercado del sol crece

Una de las grandes ventajas que puede encontrar el emprendedor que decide invertir en este sector gira entorno a la amplia variedad de productos que puede comercializar: gafas graduadas y solares, lentes de contacto, etc. “Hoy en día la gafa graduada tiene un mayor peso,pero el sol está creciendo muy rápido y representa un mercado de futuro”, presagia Arturo Miquel. Durante el pasado año, el 35% de la facturación total del sector correspondió a las gafas con graduación, frente al 10% de las solares. En cambio, el mercado de las gafas solares es el que contó con un mayor crecimiento (un 2,5% más que las lentes con graduación). “La gafa de sol ha experimentado un cambio de posicionamiento, antes era un producto secundario en las ópticas”, sostiene Cristina Cardona, responsable Comercial de Franquicias de Sun Planet, enseña especializada en la venta de gafas de sol.


Un futuro halagüeño

Una demanda que crece día a día, una amplia variedad de productos que comercializar, un sector maduro y competitivo... Frente a este esperanzador panorama, cada día son más las ópticas independientes que se suman  a redes para ganar competencia y cada día son más los ópticos y emprendedores que optan por el sistema de la franquicia para no quedarse atrás. Los profesionales del sector ven su futuro con optimismo. Los pronósticos determinan que, aunque no aumente demasiado el número de redes, sí que lo harán, como ha sucedido hasta el momento, el número de centros que operan en él. Ante este aumento, cada enseña tendrá que diferenciarse del resto aportando a su oferta un valor añadido que las haga exclusivas. Adaptarse a los gustos de la clientela, aplicar las tecnologías más novedosas y ofrecer un producto que aúne calidad, salud y estética son algunas de las claves para alcanzar el éxito.


El sector en cifras

  • El 62,7% de las ópticas operativas pertenecen a franquiciados.
  • La población necesaria para desarrollar el concepto, dependiendo de la enseña, es de entre 5.000 y 50.000 habitantes.
  • La superficie mínima del local comercial oscila entre 25 y 100 m².
  • La inversión inicial varía entre 74.000 y 157.000 euros.
  • Durante 2004 aumentó el número de establecimientos operativos (alrededor de 40 centros nuevos), aunque no aparecieron nuevas redes.
  • La facturación total del sector supera los 94 millones de euros.
  • La inversión total del sector es de unos 59 millones de euros.

Nitydö: Potenciar el peso de la moda

Desarrollar un planteamiento comercial totalmente nuevo para las monturas y las gafas de sol. Con esta idea nacieron las tiendas Nitydö, de la mano de Infooptica S.L., empresa encargada de la distribución de todo tipo de servicios y productos para ópticas. Su concepto gira alrededor de la moda y, por ello, en las tiendas Nitydö, junto a monturas y gafas de sol de las principales marcas (Gucci, Armani, Versace, Moschino, Ray Ban, Calvin Klein, etcétera), se puede encontrar una amplia gama de diversos complementos de moda, como relojes, bolsos, bisutería, etc. “No es necesaria una preparación especializada ni contar con titulación profesional”, señala Juan Manuel Moreno, director de Nitydö-Infooptica. De este modo, se trata de un negocio accesible para cualquier emprendedor que desee entrar en el sector de los complementos de moda. Aunque este sea el principal planteamiento con el que se presenta la enseña, en algunos casos puede resultar interesante ampliar la línea de negocio con consultas de optometría, proporcionando servicios profesionales relacionados con la visión. Un negocio abierto a todos, que basa su concepto en tres premisas: moda, calidad y novedad y que ha iniciado con fuerza su desarrollo: “Nuestros planes de expansión pasan por abrir tres nuevos centros a lo largo de 2005”, afirma Juan Manuel.

 

Vista Óptica: Trabajar duro para lograr el éxito

“Trabajo, trabajo y trabajo”. Esta es la receta del éxito que definen los responsables de Vista Óptica y la que ha llevado a la enseña a desarrollar una red con más de 22 establecimientos. Trabajan para mejorar su producto y la atención al cliente; para ampliar su negocio de forma constante; y para estar al día en las últimas innovaciones y tendencias. Como explica Gerard Bosch, director de Expansión de Vista Óptica, “buscan personas emprendedoras, sean ópticos o no, que quieran gestionar su negocio con el apoyo de un gran grupo pero sin renunciar a su independencia”. Su objetivo pasa por desarrollar una red de socios “totalmente transparente y seria en el sector de la óptica”.

Loop Vision: Satisfacer al cliente

Basan su concepto en algunos elementos, que consideran la clave de su éxito y definen como “experiencia Loop”:

  • Producto: aúnan calidad y moda.
  • Profesionales: expertos en óptica que ofrecen asesoramiento técnico y estético.
  • Servicios: objetivo de satisfacer cualquier exigencia.
  • Imagen: cuidan todos los detalles de la tienda para facilitar la compra al cliente.

Alain Afflelou: Comunicación que seduce al cliente

Con más de 700 establecimientos, Alain Afflelou está presente en Francia, Bélgica, Túnez, Líbano, Marruecos, Luxemburgo y España. Algunas de las ventajas de la franquicia de Alain Afflelou, según los responsables de la firma, son:

  • Mucha libertad en la gestión: el franquiciado puede comprar lo que quiera dentro de la lista de proveedores homologados, puede fijar los precios de determinados productos y tiene libertad para realizar acciones locales de comunicación.
  • Experiencia de 25 años en el sector.
  • Respaldo de una fuerte inversión en publicidad en distintos medios de comunicación. La enseña apuesta por transmitir su saber hacer de una manera impactante.

En España, la enseña cuenta con 81 tiendas franquiciadas y tiene como objetivo aumentar en 40 el número de establecimientos durante este año. La mayoría de ópticas Alain Afflelou están ubicadas en galerías comerciales, lo que ha facilitado enormemente, como sostienen los responsables de la firma, su implantación en nuestro país.


+Visión: Apuesta por la flexibilidad 

“Hemos crecido deprisa porque nuestra fórmula funciona y gusta”. De este modo explica Arturo Miquel, responsable de Expansión de +Visión, cómo este grupo óptico se ha convertido, en apenas nueve años, en el segundo grupo de imagen nacional en facturación y número de centros, a pesar de que fueron “los últimos en llegar al mercado”. Basan su desarrollo en la flexibilidad que ofrecen a sus asociados: “somos flexibles en el apartado de compromisos y mínimos de compra y permitimos a nuestros franquiciados conducir el timón de su tienda en todo momento”, corrobora Arturo.

Optimil: los franquiciados; el pilar del negocio

En Optimil consideran que si sus asociados no funcionan, ellos tampoco y, por ello, trabajan todos unidos con un único fin: “el desarrollo de la central y los demás establecimientos”. Esta es la filosofía que defienden los responsables de Optimil que, como expone Juan Manuel Botias, coordinador de la firma, “permite hacer todo lo necesario para vender más y que la expansión sea mayor”. Juan Manuel explica algunas de las ventajas que Optimil presta a sus franquiciados:

  • Unirse a una empresa líder en el sector y con éxito demostrado.
  • Optimización de stocks sin roturas y siempre en función de las ventas.
  • Imagen corporativa fuerte.
  • Apoyo constante y personalizado.

General Óptica: La innovación

General Óptica, enseña que en 2005 cumple 50 años con una red consolidada de 160 tiendas en España (138 propias y 22 franquiciadas) y 10 en Portugal, ha basado su desarrollo en romper con las tendencias que existían en el mercado. Un modelo de tienda diferente al resto de ópticas, la apertura de sus puertas al mundo de la moda y la introducción de servicios exclusivos como el ‘Perfect Look’ o ‘espejo virtual’ han permitido a la firma, como asegura David Solé, gerente de Franquicias de General Óptica, “reafirmarse como empresa líder y vanguardista en el sector”.

Sun Planet: Especializados en sol

Sun Planet, enseña que trata de forma exclusiva las gafas de sol, se define como la primera cadena a nivel europeo en la venta de este producto y la segunda a nivel mundial. Las principales ventajas competitivas de Sun Planet, según Cristina Cardona, responsable comercial de Franquicias, son:

  • Precios competitivos: con su gran capacidad de compra persigue las mejores condiciones para sus franquiciados.
  • Calidad y exclusividad: amplia selección de productos con un seguro de calidad 100% protección U.V.A.
  • Servicio Postventa.
Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com