Franquicias Midas

Reparación y matenimiento integral de vehículos y motocicletas

+

Datos franquicia

Creación: 1956
Propios: 18
Más de 2.000 centros en todo el mundo
Franquiciados: 134
Local: 200 m2
De 200 a 500 m²
Población: 30000 hab.
Contrato: 10 años
+

Condiciones económicas de la franquicia

Inversión: 180.000 €
Entre 150.000 y 250.000 €. Dependiendo del estado del inmueble
Ayuda a financiar: Si
Canon de Entrada: 25000 €
Royalty: 5% sobre facturación (1% sobre neumáticos)
Canon de Publicidad: 4,45%
Sistema de suministro: Ninguno
+

Franquicias relacionadas

+

Entrevistas a franquiciados

Eduard Pérez Palau, franquiciado de Midas en Barcelona.

P- Diez años con Midas como franquiciado ¿Qué ha supuesto todo este tiempo?

R.- He trabajado siempre en el sector del automóvil. Es lo que domino y con lo que disfruto. Para mi unirme a Midas, la enseña líder el sector, me ha psupuesto multitud de venyajas ya que antes tenía un taller independiente. Por ejemplo, siempre hay nuevos procedimientos y herramientas que ponen a disposición de los centros para poder utilizarlas y explotarlas con las máximas garantías de éxito

P.- ¿Qué valora de la franquicia Midas? 

R.- La central siempre trabaja para lograr que sus centros sean cada día más rentables gracias a nuevos servicios, efectivas campañas, nuevos procedimientos... Desde la central se ofrece una completa formación del personal y del franquiciado, con la aplicación de nuevas estrategias para lograr los objetivos, el estudio de las necesidades del cliente para lanzar la mejor campaña, etc. Las personas que forman el equipo de Midas están preparadas y formadas para adaptarse a los cambios que van surgiendo en el mercado.
 

P.- ¿Cómo es su día a día al frente de su centro Midas?

R.-Yo me encargo de organizar al equipo de trabajo, gestionar el negocio (“analizar los resultados, estrategias a seguir, temas de RRHH y PRL, acciones de marketing local, etc”), y también de la relación con el cliente. Apoyo en la gestión administrativa de la recepción del centro, teniendo un trato directo con mis clientes para ofrecerles todas las atenciones y soluciones que puedan necesitar.
 

Eduard realizó una inversión de unos 150.000 euros. Su local tiene 500 metros cuadrados (con cinco elevadores) y está ubicado en una zona residencial, a escasos metros de una zona industrial y de un importante recinto ferial. Su equipo consta de cinco personas y, a parte de ofrecer los servicios habituales de mantenimiento, su centro Midas ha incorporado algunas reparaciones de mecánica general (embragues,distribuciones...).
 

 

 


+

Domingo Ramón Cortés, franquiciado de Midas en Cartagena, Murcia.

P.- ¿Cómo se convierte un arquitecto en empresario con una franquicia de reparaciones de vehículos de Midas?

R.- Me renové y cambié de sector en plena crisis tras años dedicados al mundo de la construcción. Quise convertirme en mi propio jefe y  conté con el apoyo de una empresa que suma más de 2.700 centros en todo el mundo. No en vano, es la líder en su sectpr y  el servicio que ofrece es de primera necesidad y de gran consumo.

P.- ¿Fue difícil convertirse en franquiciado?

R.- Para nada. Las ventajas de pertenecer a un grupo importante son enormes y destaca también la buena imagen de marca. Tuve claro que Midas me ofrecía un know-how diferenciado. Además, los franquiciados de Midas están asesorados de manera constante por un equipo profesional encargado de ofrecerle el mayor apoyo y asesoramiento en lo que se refiere a ubicación del establecimiento, acondicionamiento del local, planes de inversión y amortización, estudio de la competencia, marketing del local.

P.- Desde su experiencia, ¿es un buen negocio un centro de Midas?
R.- Los centros Midas son un negocio idóneo tanto para inversores como para emprendedores que quieran hacerse cargo del centro como una forma de autoempleo. De hecho, en Midas hay todo tipo de franquiciados: autoempleados, propietarios de uno o varios centros e inversores que compatibilizan la gestión de los centros con otros negocios.

P.- ¿Cuál es su papel?

R.- Mi papel es de control interno y atención al público y de cara al futuro, me gustaría que el negocio funcionara por sí sólo y me permita volver a mi profesión. 


 



Eduard Pérez Palau, franquiciado de Midas en Barcelona.


Domingo Ramón Cortés, franquiciado de Midas en Cartagena, Murcia.