Versión desktop Versión móvil

Cómo funciona el margen de producto

Margen de producto

Redacción Infofranquicias

En las franquicias en las que se venden productos, el franquiciado dispone de un margen de producto que es la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta.

Existen varias maneras de calcular el margen:

  1. Margen sobre Ventas (Margen Bruto Medio): es el margen medio que se tiene sobre las ventas. Así, cuando compramos a 40 y vendemos a 100, tenemos un margen bruto del 60%. Nos da la ganancia porcentual por cada euro vendido.
  2. Margen sobre compras (Mark Up): Se trata del margen que se aplica a las compras para determinar el precio de venta. Si compramos a 100 y vendemos a 200, tenemos un margen sobre compras del 100% o multiplicamos por 2. Nos da la ganancia por cada euro comprado.

El margen de producto cambia de un sector a otro, así como del sistema de compra utilizado (firme o depósito), del nivel de precios de la marca, del sistema de transporte utilizado, de la frecuencia de envíos, así como de muchos otros factores.

El margen del franquiciador

En muchas franquicias, sobre todo en aquellas en las que el franquiciador es un productor, distribuidor o hay productos involucrados en general, el contrato obliga al franquiciado a comprar las mercancías al franquiciador o al proveedor determinado por éste.

El franquiciador carga un margen al coste de los productos obteniendo así un beneficio. Muchas veces este margen es todo lo que recibe el franquiciador como pago continuo, por lo que de hecho es una cuota continua ligada a las compras del franquiciado (a la vez que un beneficio por la venta de productos)

Debido al poder de la cadena y a su gran volumen de compras, el franquiciador puede obtener reducciones de precios importantes, de los que cargará un margen al franquiciado - cuando las compras están centralizadas. De este poder de compra se deben beneficiar tanto el franquiciador como el franquiciado, por lo que el margen cargado debe ser lo suficientemente bajo como para que el precio cargado al franquiciado siga siendo atractivo.

Cada compañía deberá estudiar si es mejor obtener beneficio mediante incremento en el margen al vender las mercancías o mediante el establecimiento de una cuota continua. Se debe recordar siempre que la mejor situación y en la que se desarrollará mejor la cadena (consiguiendo un mayor éxito), es aquella en la que se beneficien franquiciador y franquiciado.

Si desea más información sobre el tema no dude en contactar con un consultor de FDS en el  902 40 11 22 o enviando un e-mail a fds@fdsconsulting.net.

Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
© Infofranquicias - 2016
Diseño web disgrafic.com