Versión desktop Versión móvil

10 indicios para detectar un buen negocio de franquicia


¿Te preocupa saber si ese negocio en franquicia que has escogido es seguro? No existen métodos infalibles para acertar, pero si que puedes exigir a la central franquiciadora unos requisitos mínimos, que te ayuden a constatar la calidad de la enseña. Hay que tener claro que hay factores básicos que toda enseña debería cumplir en mayor o menor medidas. Estos son:

    1.-Cuánto más probado este el negocio, mejor
    Es normal que al emprendedor le preocupe la solidez de la empresa de la que va a formar parte. Saber si el negocio ha sido probado, si tiene experiencia en su sector o si cuenta ya con algunos años de vida son datos que se suman a la lista de aspectos positivos que se deben tener en cuenta. Por lo general, el emprendedor entrará en una actividad que ya es conocida en el mercado por lo que es una garantía más.

    2.-Conoce la evolución que ha tenido la enseña
    Conocer la evolución de la enseña es una prioridad para el futuro franquiciado, le permitirá verificar la experiencia de la cadena en el mercado y el tiempo que lleva como central franquiciadora. Interesa saber la fecha de nacimiento de la marca y el inicio de su actividad franquiciadora. Cuánto más tiempo de diferencia exista entre la creación de la empresa y su lanzamiento en franquicia, mucho más positivo, ya que implica que el proceso de desarrollo se ha realizado de una forma natural y con unas bases muy bien cimentadas.

    3.-Relación entre aperturas de establecimientos y los cierres
    En toda enseña se abren y cierran establecimientos de forma natural. Lo importante, y es labor que todo aspirante a franquiciado debe realizar antes de entrar en un negocio en franquicia, es conocer de primera mano el número de aperturas y cierres de establecimientos que se han sucedido en los dos últimos años. Es una manera de calibrar la salud de la enseña. Sin embargo, hay que ser muy cauto en este terreno. Es crucial que exista también un equilibrio entre el número de franquiciados y el periodo de funcionamiento de la enseña, ya que un crecimiento acelerado en los inicios no es un buen síntoma sino se mantiene a lo largo de su vida como franquicia.

    4.-¿Cómo se realiza la selección del franquiciado?
    Hay que desconfiar de aquellas enseñas que no realizan ningún tipo de proceso de selección, sino que admiten a todo tipo de franquiciados sin tener en cuenta si su preparación se ajusta a los requisitos de la cadena. Estas enseñas no suelen dar muy buenos resultados. Averiguar este aspectos, es uno de los factores que más datos nos puede dar sobre la enseña y sus características.

    5.-¿Cuenta ya con los manuales operativos?
    Todas las enseñas disponen de manuales de operaciones donde queda reflejada toda la información de la cadena y sus características para que el franquiciado pueda seguir unas pautas en el desarrollo del negocio. Ninguna empresa debería lanzarse a franquiciar sin tener ultimados todos estos aspectos. El hecho de carecer de un manual de operaciones es síntoma claro de que la empresa no cuenta con un estructurado plan de negocio y hay que desconfiar.

    6.- Evalúa la formación que recibirás
    Imprescindible estar al tanto del tipo de formación que da la central. Tiene que contemplar todos los aspectos sobre el funcionamiento del negocio. El objetivo es conseguir la formación más completa que nos permita conocer los entresijos de la actividad para desenvolvernos en ella sin problemas. Muchas enseñas se han tomado tanto empeño en este aspecto que cuentan con un centro de formación y reciclaje para franquiciados. No se trata sólo de la formación inicial e imprescindible sino también de una formación continuada y atención personalizada.

    7.- ¿Te aseguran la exclusividad de zona?
    Aunque la mayoría de las enseñas otorgan exclusividad de zona, dependiendo del tipo de actividad con el que trabajen o el sector en el que se muevan, si este hecho queda asegurado por escrito mucho mejor. La exclusividad garantiza al franquiciado una determinada zona de acción y es una fuente de problemas sino queda clara del todo desde el principio. Por lo que, es mucho mejor que esto quede reflejado desde el principio y por escrito.

    8.- Familiarízate con los proveedores
    Cómo funciona el sistema de distribución y quiénes serán los encargados de proveer de artículos y productos a los franquiciados es un tema crucial, que les compete desde el principio a los futuros franquiciados. Hay que saber si la marca funcionará como central de compras en exclusiva del franquiciado y si hay posibilidad de escoger otro proveedor.

    9.- Registros de marcas
    Hay que asegurarse de que tanto la empresa como la marca franquiciadora estén incluidas en sus respectivos registros. Además, de constatar que la marca cuente con el sello de la oficina de patentes. Toda esta información se puede reclamar al franquiciador que tiene la obligación de proporcionarla. Es más, debe aparecer reflejada en el manual de operaciones.

    10.- Qué información pedir sobre la franquicia
    En definitiva, hay que pedir toda la información posible sobre el negocio que tenemos entre manos. Estar al tanto de las características del mismo, que inversión se necesita, si ésta se desglosa o no, los derechos y obligaciones de las partes que queden reflejados en el contrato, las condiciones de resolución y las limitaciones del negocio.

    Redacción Mayo 2004

    Visite nuestros portales internacionales de franquicias en: Franquicias Colombia Franquicias México Franquicias Argentina
    © Infofranquicias - 2016
    Diseño web disgrafic.com