Franquicias, oportunidades por sectores de negocio, por inversión, las franquicias top y toda la información para montar una franquicia rentable.

Esteban Cembellín CEO de Grupo Recoletos & Spasei explica la importancia de la gestión de riesgos

Recoletos Consultores | 24/01/2023 | 14:41

Esteban Cembellín CEO de Grupo Recoletos & Spasei explica la importancia de la gestión de riesgos

Imprescindible contar con un Departamento de Gestión de Riesgos

Ya avanzamos, además a ritmo endiablado, por el año 2023, y casi sin darnos cuenta estamos dando buena cuenta del mes de Enero. Parece que todos hemos iniciado este ejercicio con ganas de verdad.

El ya pasado año 2022 ha sido, a mi juicio, bastante atípico para todos. En nuestro caso, puedo decir con orgullo y alegría que los resultados nos han acompañado, y nuevamente hemos conseguido un crecimiento superior al 21% en la práctica totalidad de nuestras Delegaciones y lógicamente en la cifra global de negocio del Grupo Recoletos & Spasei

Esteban Cembellín CEO de Grupo Recoletos & Spasei

Esteban Cembellín CEO de Grupo Recoletos & Spasei

Pese a todo, para mí no ha sido un año fácil ni tampoco satisfactorio, y creo que hablo en nombre de muchos que compartirán mi opinión, porque la incertidumbre que se ha respirado en todo momento, y las circunstancias realmente preocupantes con las que nos hemos acostumbrado a convivir, no nos han permitido desarrollar los planes que nos hubiera gustado llevar a cabo, o al menos así ha sido en mi caso.

Siguiendo nuestro habitual criterio de prudencia, hemos seguido apostando por consolidar las Delegaciones y líneas de trabajo ya tradicionales en nuestro Grupo, y fortalecer nuestro Equipo de Trabajo, incorporando hasta cinco magníficos profesionales, en diferentes áreas técnicas y también geográficas de la Empresa. Lo que nos permite seguir mejorando el servicio a Delegados, Partners de negocio y Clientes, “buscando la excelencia” como siempre.

Estos últimos años, especialmente desde que dio comienzo la “era del Covid-19”, han sido sin duda “diferentes”, para todos y en todos los ámbitos. A todos los ha llevado a sacar conclusiones, a diferenciar “el trigo de la paja” y a cambiar, en muchos casos, el orden de valores tanto a nivel personal como profesional.

Personalmente, estoy convencido de que para una mayoría de personas, las consecuencias de ese proceso de cambio no han sido las deseables, ni mucho menos, cuando un cambio se produce, no siempre es a mejor. Esto solo es una opinión personal, pero en la sociedad actual si algo no necesitábamos son circunstancias que todavía animen más a banalizar lo importante y a denostar los valores tradicionales, como son el esfuerzo y la involucración, todavía más.

 

En un contexto superficial y que en muchas ocasiones es absurdo, todo lo que nos anime a la proclama del “carpe diem” sin siquiera saber el origen ni el significado real de la expresión, nos va a pasar una tremenda factura, cosa que ya podemos ver en la actualidad.

En todo caso, profesionalmente en el mundo de la Gerencia de Riesgos, estamos de enhorabuena. Ahora mismo son tan obvios los riesgos que cualquier empresa afronta en su día a día, con independencia de su tamaño, en el desarrollo operativo de su actividad y tanto en el ámbito del Cumplimiento Normativo, como en el área tecnológica (Ciberseguridad), que hacen imprescindible contar con un Departamento de Gestión de Riesgos adecuado a cada situación, y con la involucración de la propiedad.

Ya es impensable que una organización que tenga al frente a directivos formados y sensatos no den absoluta prioridad a contar con un programa de seguros milimetrado a sus intereses, y gestionado por personas de su absoluta confianza.

Algunos me dicen que tenemos suerte porque “estamos de moda”, y yo no lo creo, más bien el nivel profesional en los cuadros de las empresas, la exigencia y el conocimiento del público en general, está evolucionando. Se está incrementando, y al igual que exige dominar herramientas y tecnologías novedosas, y tratar con mercados también nuevos. Conlleva que áreas trascendentales como son aquellas vinculadas con la gestión de riesgos y los programas de seguros, con los que nos jugamos la continuidad de la actividad, y el patrimonio tanto societario como propio de los directivos, tengan el protagonismo que merecen, y dejen de estar en manos de “amigos y familiares”. Ya que en muchas ocasiones son “bucaneros” que “por desconocimiento o mala fe” —citando a nuestro presidente actual—, pueden llevarnos a la ruina en algún caso, y en todos a un coste de oportunidad en la gestión que difícilmente vamos a poder valorar si no damos con un Equipo de Profesionales en algún momento.

Esta profesionalización, por darle un nombre, de los actores en el sector asegurador, conlleva la concentración de carteras y de mediadores, así como la desaparición de los más pequeños.

Este proceso, a mi juicio, es muy deseable, y debe suponer una magnífica oportunidad profesional para ese “pequeño mediador” así como un argumento para mejorar por parte del “grande”, y en todo caso el resultado debiera beneficiar al cliente final. Por desgracia, las cosas no siempre son tan sencillas, y no siempre los intereses y prioridades de las partes van en la misma línea.

Es una pena auténtica ver día tras día como profesionales que se han dejado la piel a lo largo de muchos años construyendo sin límite de horas ni de esfuerzos, su negocio asegurador, su cartera de clientes, sucumben ante cantos de sirena absurdos, y luego se lamentan de lo que ya sabían desde el inicio.

Sorprende como mediadores “hechos y derechos” parecen estar deseando “comulgar con ruedas de molino” para diluirse y desaparecer poco después, cuando otra alternativa a mi juicio mucho más deseable hubiera sido continuar dando la batalla, pero buscando las herramientas y partners para competir de verdad en el mercado, y disfrutar por fin de la profesión después de haber hecho lo más duro y difícil durante muchos años.

Desde luego, esta es mi visión de las cosas, y la que impera en nuestro Grupo: aprovechar los puntos fuertes y experiencia de cada uno, dedicar horas y horas a la formación, aportar valor añadido a los clientes actuando como sus gestores de riesgos (vs. venderle pólizas), que cada uno sea el titular del fruto de sus esfuerzos, en definitiva disfrutar con la profesión.

Con esta manera de enfocar el trabajo, hemos conseguido que la valoración de todos nuestros departamentos y de todas las áreas, sin excepción, desde Siniestros hasta el Servicio de Telemarketing de Concertación de Empresas (para negociaciones con posibles Clientes y Partners de Desarrollo de Negocio o colaboradores), Suscripción o Administración, Apoyo comercial y Marketing & Comunicación, alcancen una valoración extraordinaria por parte de todos nuestros Delegados en todas las valoraciones anónimas que periódicamente les hacemos llegar. Esa es nuestra mejor recompensa.

Vamos a hacer un magnífico año 2023, avanzando en todos los proyectos que no pudimos iniciar en estos años pasados, y lo vamos a disfrutar, sin perder el norte, y leyendo despacio, lo que significa “carpe diem” antes de proclamarlo.

Esteban Cembellín  
CEO Recoletos Consultores



Solicite información de la franquicia
Para recibir más información de Recoletos Consultores,
envíenos sus datos de contacto
Nombre y apellidos:
Teléfono:  
E-mail:    
Dirección:
Población:
C. postal:
Provincia:
¿Dispone de local?  m2:
Capital a invertir:
Comentarios:
Mostrar Teléfono: Mostrar Teléfono

[Ver relacionadas]

Otras Franquicias de esta actividad






Otras Franquicias de este sector