Franquicias LIZARRAN. Pinchos, Tapas y mucho más.

Bares de pinchos y cañas

Datos franquicia

Creación: 1988
Propios: 1
Franquiciados: 120
Previsión de aperturas: 20
Local: 100 m2
100 m2+ terraza
Población:  hab.
A estudiar
Contrato: 10 años

Condiciones económicas de la franquicia

Inversión: 150.000 €
A partir de 150.000 euros
Ayuda a financiar: Si
Canon de Entrada: 25000 €
Royalty: 5%
Canon de Publicidad: No
Sistema de suministro: Firme

Entrevistas a franquiciados

Entrevista a franquiciado de Lizarran: de camarero de uno de sus locales a franquiciado de la marca.

P.- ¿Cómo surgió la idea de convertirte en franquiciado de Lizarran?

R.- Llevaba trabajando desde los 16 años en la empresa de construcción de mi padre, posteriormente me aventuré a abrir mi propio negocio de hostelería en el lugar donde me he criado, La Puebla de Sancho Pérez en Extremadura. Pese a que todo me iba muy bien, mis aspiraciones eran mucho mayores, y decidí embarcarme en un cambio de vida trasladándome a Madrid. Nada más llegar comencé a echar currículums en diversas entidades hosteleras; cabe destacar que la primera de la que recibí respuesta fue de Comes Group, más concretamente de mi compañero y socio actual, Alejandro.

No dudé ni un segundo en aceptar la propuesta y comenzar a formar parte del equipo y del proyecto que se me planteó. Fui viendo que mi crecimiento en la empresa, gracias a mi esfuerzo y dedicación, era cada vez más alto; hasta llegar a ser franquiciado, junto a mi socio y amigo, de mi propio local.

P.- ¿Fue fácil decidirse por esta cadena de hostelería?

R.- Totalmente. Esta empresa me ha aportado tanto personalmente como profesionalmente que no tuve ninguna duda a la hora de tomar la decisión de involucrarme más activamente en un proyecto como este. Una vez que conoces cómo se trabaja desde dentro, es mucho más fácil entender cómo poder dirigirlo desde fuera.

P.- ¿Fue difícil poner en marcha un establecimiento de Lizarran?

R.- Como he comentado anteriormente, he conocido bien como se trabaja en esta empresa desde dentro pasando por casi todas las áreas existentes dentro del oficio de la hostelería. Fuí camarero y ayudante de cocina cuando se requería, luego pasé a encargado, posteriormente a jefe de sala y por último sólo me quedaba conocer cómo era el proceso de creación y montaje de una franquicia como ésta, formando yo parte activa en primer plano del proyecto.

P.- ¿Qué ayuda recibiste del franquiciador?

R.- Alejandro y yo hemos sido en todo momento una misma persona; desde mi comienzo en esta empresa, he tenido todo su apoyo, al igual que él ha tenido el mío. Es imposible establecer una relación de negocios si ésta no se basa en la confianza ciega y eso es lo que ha hecho Alejandro conmigo en todo momento.

P.- ¿Qué recomendaría a aquellos emprendedores que quieran entrar en este negocio?

R.- El primer consejo que les daría es que todo negocio implica un sacrificio personal muy alto. No se puede querer construir una casa empezando por el tejado, es necesario conocer todas las bases que envuelven un proyecto de estas magnitudes, dado que, si se quiere serconsciente de qué hacer y cómo, sin pasar por la práctica de lo que se hace, es bastante difícil buscar mejoras y poder crear y mantener una franquicia con éxito.


P.- ¿Qué apoyo dan desde la central de Lizarran?

R.- En Lizarran nadie te deja sólo mientras llevas a cabo todo el proceso, siempre encuentras ayuda o apoyo de personas que conoces o incluso de personas que acabas de conocer del sector. En la apertura de este local lo he notado especialmente, dado que era un proyecto totalmente innovador, en el que todo el equipo se ha involucrado para que salga adelante. Y ojalá que todo el esfuerzo interno y externo lleve consigo un resultado inigualable e inimaginablemente favorable.

P.- ¿Qué consejos le darías a los futuros franquiciados que quieran entrar en este sector?

R.-Les diría que lucharan por sus sueños y que jamás abandonaran la figura de equipo como motor para que algo funcione. El ser o no ser el franquiciado de un local no implica que se sea más o menos que nadie, y eso es algo que me han enseñado toda mi vida: “nadie es mejor o peor que la persona que tienes delante, pero ten en cuenta que si no eres capaz de trabajar conjuntamente, jamás lograrás ser mejor tú mismo”.

A lo mejor ese es uno de los mejores consejos que puedo dar, dado que el trabajo de hostelería es muy sacrificado, y si consigues crear un ambiente de trabajo en el que todas las partes convivan de la mejor manera, entonces es cuando un negocio se puede volver en tu futuro modo de vida.

P.- ¿Qué expectativas tienes al frente de tu local de Lizarran?

R.- En el futuro espero seguir formando parte de esta gran empresa, al igual que deseo poder abrir y crear nuevos negocios que den pie a que mi crecimiento personal y profesional no termine.

 

 


Opiniones de Javier, franquiciado de Lizarran

"Lizarran para mi es una marca comprometida en la mejora constante de productos. Sobre todo para ofrecer bajos costes operativos con una calidad alta, en donde se crea un modelo de negocio divertido y alegre para sus clientes, gracias a la gran variedad de pinchos fríos (auto-servicio) y de pinchos calientes que son sacados en cocina con el criterio determinado por sala. De hecho, esta es una manera óptima de elevar el ticket medio y de aligerar el trabajo de cocina, en definitiva Lizarran es la mejor opción en el mercado calidad-precio".

Solicite información de la franquicia
Para recibir más información de LIZARRAN. Pinchos, Tapas y mucho más.,
envíenos sus datos de contacto
Nombre y apellidos:
Dirección:
Población:
C. postal:
Provincia:
Teléfono:  
E-mail:    
Área geográfica de interés:
¿Dispone de local?  m2:
¿Cúando quiere empezar?
Capital a invertir:
Dedicación prevista:
Edad:
Estado civil:
Estudios:
Experiencia:
Comentarios:
Mostrar Teléfono: Mostrar Teléfono

[Ver relacionadas]

Otras Franquicias de esta actividad




Otras Franquicias de este sector





Otros negocios relacionados
 


Franquiciado de Lizarran en Madrid: de camarero de uno de sus locales a dirigir su propio establecimiento.