Claves para ser rentable

Cómo triunfar con una franquicia de moda

Leticia Medina | 10/01/2018 | 9:55

Cómo triunfar con una franquicia de moda

Ubicaciones estratégicas, renovación constante del stock, rapidez en la reposición, logística… son algunas de las claves determinantes en el éxito de una franquicia de ropa, un sector fuerte y en crecimiento en el mercado.

La moda es una actividad que mueve un importante volumen de negocio y el sistema de la franquicia es el más utilizado por las cadenas de este sector para desarrollarse en el mercado. Esto lleva a que la moda se haya convertido en una de las actividades más fuertes dentro del sistema de franquicias español. Según la Asociación Española de Franquiciadores, existen 229 redes de franquicias relacionadas con la moda, que suman cerca de 9.000 establecimientos y superan los 2.000 millones de euros en facturación.

Abrir una franquicia resulta una opción atractiva para emprendedores que quieren operar en el mundo de la moda con las ventajas de una cadena importante. Y sobre todo, se trata de un autoempleo rentable.

La rentabilidad de las franquicias de moda

Las ventas medias de una tienda de ropa oscilan entre 3.000 y 6.000 euros por metro cuadrado en ubicaciones Prime, y entre 2.000 y 3.000 euros por metro cuadrado en zonas secundarias. El beneficio medio oscila entre el 5 y el 10% de las ventas. A modo de ejemplo, como media, podríamos establecer que una tienda de ropa de unos 100 m2 bien ubicada puede facturar al año 600.000 euros al año y tener unas ganancias de 60.000 euros.

Pero para conseguir buenos resultados, hay factores esenciales que es necesario controlar y la ubicación es, de entre ellos, uno de los más importantes. Las ventas de ropa responden, en muchas ocasiones, a la compra por impulso, por lo que es prioritario tener una ubicación estratégica de la tienda, en zonas comerciales visibles y con paso de gente.

Pero pese a su importancia, este no es el único factor que influye en el buen funcionamiento de una franquicia de moda, sino que hay otros aspectos a tener en cuenta en el éxito de este negocio. En primer lugar, se deberá considerar el sistema de suministro que ofrece la franquicia (en firme o en depósito). El sistema de mercancía en depósito permite al franquiciado no acumular stocks sobrantes al final de temporada, abonando únicamente a la central la mercancía vendida, ya que el resto se devuelve.

Es también relevante la rotación de producto en la tienda: la central de la franquicia debe asegurar una frecuencia alta en la introducción de surtido nuevo de producto.

La rapidez en la reposición es asimismo clave para aumentar las ventas. Estanterías siempre llenas con producto renovado.

Sector impulsado por grandes cadenas

El impulso de grandes cadenas referentes como Zara o Mango ha supuesto un revulsivo para el sector de la moda española, que ha avanzado mucho y se ha profesionalizado. Las tendencias son claras: se apuesta por el diseño a precios bajos, el lanzamiento constante de colecciones, la integración vertical de todo el proceso, la informatización de la gestión, la logística como arma estratégica… Las franquicias permiten a los emprendedores independientes acceder a toda esa infraestructura necesaria para posicionarse en esta actividad de manera más competitiva.

Requisitos para abrir una franquicia de moda

En el sector de la moda, existen diferentes opciones para emprender: tiendas de ropa para mujer, hombre, niños, moda íntima, complementos… Pero ¿quieres saber qué se necesita para abrir una franquicia de moda? Veamos algunos ejemplos.

Tentazioni es una franquicia de moda para mujer caracterizada por diseñar y fabricar sus propias prendas en España y por la renovación constante de sus colecciones (sus franquicias reciben nuevo producto una o dos veces a la semana). Abrir una de sus tiendas requiere una media de 30.000 euros y un local pequeño, desde 40 m2, ubicado en primeras líneas comerciales. Trabajan con sistema de mercancía en depósito y el margen de producto oscila entre el 35 y el 50%. La inversión se amortiza en un plazo aproximado de dos años.

Un negocio diferente plantea la franquicia La Barata. Su nombre describe bien su concepto: ropa y complementos para la mujer a precios bajos. Juegan con solo cuatro precios para todo su stock: 4, 6, 8 y 10 euros. Su estrategia se basa en conseguir precios muy baratos gracias a su gran volumen de venta. La inversión inicial necesaria para montar una de sus tiendas es de 19.990 euros, cifra que incluye la mercancía inicial. La Barata abre tiendas de unos 50 m2 y también responde a otra de las claves del sector de la moda: rotación constante de producto con suministro dos veces a la semana. En este caso, la mercancía se sirve en firme.

Con un concepto similar basado en el low cost encontramos la franquicia Maxi Diez: moda para hombre y mujer a 10 euros. Todas las prendas al mismo precio, sin excepciones. Estas tiendas de precio único renuevan constantemente su stock, presentando de este modo nuevo género a los clientes continuamente. Sus tiendas, de al menos 35 m2, se ubican en zonas comerciales con alto tránsito peatonal y de coches. La inversión inicial es desde 15.850 euros y no se cobran royalties ni gastos de publicidad.

La franquicia Queens (inversión desde 59.900 euros), Diez Euros (15.900 euros) o + Q Outlet (19.000 euros) son otras cadenas de ropa a precios ajustados pero de calidad.

Como vemos, la mayoría de ellas requieren locales de dimensiones medianas o reducidas e inversiones moderadas. Es el caso también de las enseñas Tendido 18 (desde 25.000 euros), La Lola (820.000 euros), Motufashion (49.900 euros) o las tiendas de calzado Castañer, especializadas en la venta de alpargatas de producción y diseño propios (2.000 euros/m2).

En el ámbito de la moda para niños también existen numerosas enseñas que se apoyan en la franquicia como sistema de expansión: Z Kids Spain, Grupo Reprepol, CND Cóndor, Kidiliz group, 7 Colores, Charanga, La Ormiga… son algunas de ellas. Las opciones son múltiples.  

Solicite más información
Para recibir más información envíenos sus datos de contacto
Nombre y apellidos:
Dirección:
Población:
C. postal:
Provincia:
Teléfono:  
E-mail:    
Área geográfica de interés:
¿Dispone de local?  m2:
¿Cúando quiere empezar?
Capital a invertir:
Dedicación prevista:
Edad:
Estado civil:
Estudios:
Experiencia:
Comentarios: